jueves 06.10.2022
Cordoba Hoy

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

8-M: mujeres cordobesas referentes se separan del discurso oficial de género en un debate en la Cruz Roja

Las primeras policías locales, una jugadora de rugby, una árbitro de fútbol y una concejala en el Ayuntamiento de Sevilla han ofrecido un contraste más que llamativo entre sus vivencias reales y el discurso que ofrecen muchas instituciones y medios de comunicación
Todas las parcipantes en el debate sobre mujeres referentes en la Cruz Roja
Todas las parcipantes en el debate sobre mujeres referentes en la Cruz Roja
8-M: mujeres cordobesas referentes se separan del discurso oficial de género en un debate en la Cruz Roja

Cruz Roja ha celebrado la actividad 'Mujeres que abren camino' con motivo del cercano 8 de marzo, donde se han dado cita las dos primeras policías locales de la ciudad, una árbitro de fútbol, una jugadora de rugby y una concejala gitana de Adelante Andalucía. Son mujeres de muy distintas edades y experiencias que han participado en un debate moderado por la periodista María José Martínez. La mayoría de ellas han contradicho el habitual discurso de género muy centrado en el victimismo o la utilización constante del término 'machista', estableciendo un contraste entre sus vivencias reales y lo que suelen promover muchas instituciones y medios de comunicación, hasta el punto de que la distancia entre el discurso oficial y las vivencias reales de las invitadas a la tertulia ha sido más que llamativa.

Un camino de rosas

"Este camino ha sido para nosotras de rosas", ha declarado Lola Tapia, pionera de las policías en España. Entró en la Policía Local junto a su hermana Delfina Tapia (también presente en el acto) en abril de 1970, ambas hijas de Guardia Civil, como ha destacado con orgullo. Fueron diez mujeres entonces, algo poco acostumbrado en este cuerpo en aquella época. Ha explicado que tuvieron que enfrentarse al "poquito de machismo que había". Paradójicamente con respecto al discurso oficial ha detallado que tuvieron muchas más trabas por parte de mujeres: "Tuvimos problemas con las mujeres de los compañeros, si por ejemplo me ponían a aprender a regular el tráfico con un compañero, su esposa le decía: si mañana sigues con esa hablas con el sargento, pero que tú no vas más con una mujer, claro, yo tenía 25 años, no estaba como estoy ahora", ha bromeado. 

A continuación ha calificado como precioso el uniforme que tenían entonces "era con falda pantalón, zapato de tacón, medias, camisa, chaqueta, corbata, guantes... la gorra también era preciosa, no sé cómo hicieron luego esa redonda tan fea". Lola ha reflejado en todo momento un enorme satisfacción por haber trabajado en la policía de Córdoba, destacando los diez años que pasó en la sala del 092 atendiendo a los ciudadanos y ha resaltado igualmente la acogida que tuvo por parte de todos sus compañeros cuando se pidió una excedencia y volvió muchos años después: "los compañeros y las compañeras fueron maravillosos". La alegría por haber trabajado como policía ha quedado finalmente diáfana: "Si volviera a nacer volvería a ser policía local". La espina que se lleva fue el asesinato de dos de sus compañeras en 1996, tras el tristemente conocido atraco tras el cual persiguieron en coche a los ladrones y fueron disparadas a bocajarro en la esquina de la Diputación, donde las recuerda un monolito. 

El rugby, deporte ejemplar

Por su parte, la jugadora de rugby, Zaynab Colmenero, que juega en el Mezquita Rugby y además es entrenadora, al ser preguntada por los periodistas sobre si hay machismo en el rugby lo ha desmentido: "Qué va, qué va, hemos conseguido que el rugby rompa con todo eso, de hecho la que está considerada mejor árbitro a nivel mundial, tanto de chicos como de chicas, es una granadina, Laura Nieva". 

La jugadora y entrenadora cordobesa ha resaltado en general los valores de humildad y trabajo que aporta el rugby: "da igual que tengas a un chico o chica al lado, al árbitro siempre se le habla de señor o de usted, y esto se inculca a los pequeños".

Colmenero ha explicado que cuando ella empezó hace diez años el rugby-7 apenas se conocía en la ciudad, y que ahora hay 15 equipos en toda Andalucía. Además el Mezquita Rugby parece que va a unir fuerzas con el otro equipo femenino de la ciudad, el Crac, para formar ambos un equipo de 15 jugadoras.

El fútbol... no es el rugby

También ha estado presente en el debate en la sede de Cruz Roja María José Villegas, árbitro de fútbol en Primera División femenina y Tercera masculina. Villegas se introdujo en el arbitraje de forma casual, ya que se dedica a la educación física y quería hacer deporte a la vez que inculcar valores en los niños. Interrogada sobre las barreras que se ha encontrado por el hecho de ser mujer, ha declarado que "no hay tantas como se piensa, te pueden insultar por el hecho de ser mujer en el terreno de juego de categorías inferiores, pero porque es el insulto fácil, pero un árbitro en sí ya lleva la condición de que sabe que su trabajo no va a gustar".

La situación es distinta en otras categorías y parece hacerse extensible al propio carácter del fútbol y cómo se concibe, muy distinto al espíritu del rugby: "en las categorías más altas, cuando te ven seria se olvida eso, pero hay situaciones donde a lo mejor hay una falta a un niño o el niño se cae... y las madres incluso, y los padres, buscan un insulto fácil para hacerte un poquito de daño". 

 Mujer, gitana y concejal en Sevilla

Sandra Heredia, mujer gitana y cordobesa, es concejal de Adelante Andalucía en el Ayuntamiento de Sevilla y ha diferenciado entre la discriminación que pude sufrir "una gitana que viva en el centro de la ciudad y que tenga una situación económica favorable a una gitana que viva en una zona desfavorecida y que sufra múltiples discriminaciones que se entrecruzan". Heredia se ha alegrado de poder representar al pueblo gitano en las instituciones, y como punto negativo ha hablado sobre el concepto todavía muy relacionado con el folklore que se puede tener de las mujeres gitanas. En su intervención quizá haya sido la más próxima a las políticas de género oficiales, pues, además, ha resaltado su pasado en asociaciones que trabajan en pro de las mujeres gitanas.

Comentarios