viernes 30.09.2022
Cordoba Hoy

VICENTE PALOMARES. IMPULSOR DE LA INICIATIVA CÓRDOBA 20-30

"Que esta ciudad siga igual o que no la reconozca nadie en 10 años depende sólo de los cordobeses"

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
"Que esta ciudad siga igual o que no la reconozca nadie en 10 años depende sólo de los cordobeses"

Vicente Palomares es perfectamente reconocible por ser el rostro visible de UGT en la provincia. Pero en este caso concreto pide el favor de que hagamos un ejercicio de voluntad para no contemplarlo de ese modo, sino como a un cordobés más que busca, con el corazón en la mano, lo mejor para su tierra.

Hace cuatro años tuvo una inspiración. Sabía que esta ciudad saldría de su senequismo desde el interior, por voluntad propia, y no esperando que repente una mano divina la arrastrara sacándola del fango de su inamovible status quo en el que se ha acomodado. De ahí el titular de la entrevista. Para ello vio la posibilidad de impulsar un grupo de trabajo que aportara ideas de crecimiento a todos los niveles, reunió a un colectivo de ingente materia gris para ese fin y les regaló su proyecto.

Una Iniciativa, la Córdoba 20-30, que sólo funcionará a través de un trabajo colectivo y no como mera suma de individualidades, y, por supuesto, planteando cuestiones con una base firme de realidad, factibles al cien por cien, y que sirvan para que la ciudad crezca, cambie, busque su espacio y tenga un futuro global mucho mejor.

Pero (y siempre hay peros) reconoce que es con diferencia el más señalado políticamente de todos sus componentes, por lo que a partir de septiembre va a dar un paso atrás, con la idea de que el proyecto no pierda ni un ápice de credibilidad ante la sociedad y ante las administraciones o el sector privado.

Para conocer mejor este proyecto tienen ustedes la posibilidad de adentrarse en esta charla o incluso bucear en la página web que han puesto en marcha.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

Me da que la Iniciativa Córdoba 20-30 es positiva, pero al mismo tiempo una gran desconocida para el público en general. Nuestra idea es desnudar ese proyecto para que se conozca un poco más. ¿Se podría decir que es usted su impulsor?

Sí. Lo primero que tengo que decir es que soy una persona muy activa, que no me gusta estar en los sitios por estar y cuando llego a un espacio político me gusta ser proactivo, y entendía que en Córdoba había que hacer cosas por los cordobeses, y quién mejor para ello que los propios cordobeses. En Córdoba hay mucha inteligencia que escuchar y que atender, que pueden hacer propuestas y que se les puede incitar a que se unan para ese fin. Una cuestión harto difícil. Tenía un vértigo impresionante con esta idea. Cualquiera que vea quiénes son sus componentes, el que menos titulación académica tiene soy yo.

Eso no le impidió seguir adelante con su iniciativa. ¿Qué primeros pasos realizó?

Ahí había dos componentes: Lo primero es tirar de personas muy cabales y muy capaces, pero, además, convencerlos de algo que era muy complicado, y es salir del individualismo que nos absorbe por completo y meternos de cabeza en algo más de compromiso por la ciudad. Cuando comencé esto como una idea tenía dos objetivos claros. Uno de ellos era unir a la mayor capacidad e inteligencia posible que pudiese haber en Córdoba y que fuese absolutamente plural y dos, que huyeran del individualismo o de buscar que esto fuera un trampolín para su lanzamiento personal.

Y para eso tenía que buscar personas que fuesen absolutamente altruistas en el sentido máximo, es decir que se trata de convencer a ciertas personas de cuestiones que ya se han intentado hacer, y de que trabajen por Córdoba a base de propuestas sin buscar nada a cambio.

"Para que esto funcione no sólo deben participar miembros con capacidad e inteligencia, sino que deben huir del individualismo y no usar esta Iniciativa como trampolín de lanzamiento personal"

¿De qué época estamos hablando? ¿Cuándo le vino a usted la inspiración?

Fue hace cuatro años. No recuerdo bien si éramos 17 integrantes al principio, que luego se quedaron en 13. Llegó un momento en que vimos la necesidad de ampliar esa cifra para crecer y para hacer cosas. Lo que pasó fue que se nos echó encima una pandemia de por medio, que ha hecho un daño impresionante, en el sentido de que nos llevó a todos, y me refiero a instituciones, asociaciones y cualquiera que tuviese alguna idea, a una parálisis importante. Y eso podría haber tocado de muerte un proyecto muy ilusionante, que en el periodo en que estuvimos, que fue escasito antes de llegar la Covid, llegamos a presentar hasta cuatro proyectos con un quinto tras la pandemia, y eran todos muy interesantes.

Además estábamos trabajando en otros proyectos para mostrárselos a las instituciones públicas y privadas, porque podrían ser interesantes. De hecho, alguno de esos proyectos han promovido debates, aunque luego pasa lo de siempre.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

¿Es decir?

Que nadie quiere hacer suyos proyectos de otros, sino que cada cual quiere sus propias iniciativas y darles su impronta. Pero sí es verdad que al mismo tiempo que presentamos alguna propuesta se generaba un cierto debate en la ciudad a raíz de esas propuestas y eso de por sí ya era más que interesante.

¿La aparición de esta iniciativa podría entenderse como un toque de atención porque las administraciones no están haciendo lo que deberían?

Hay algo con lo que nace la Iniciativa Córdoba 20-30 y es despertar a Córdoba. Porque es verdad que las instituciones funcionan a un ritmo muy cortoplacista y a veces no arriesgan o no hacen apuestas claras. Por eso había un pensamiento, no mío, sino de la propia gente con la que yo hablaba, porque esta iniciativa la pude propiciar yo, pero los creadores son sus componentes, no yo, y era que entendíamos que había muchas cosas que hacer en Córdoba, había que despertar la ciudad, porque Córdoba tiene un montón de oportunidades y posibilidades que no se estaban indagando ni proponiendo ni trabajando. Había mucho campo donde trabajar. Pero veíamos que Córdoba es la ciudad de los proyectos inacabados.

De las maquetas que dicen algunos.

Exactamente; la ciudad de las maquetas. Empieza todo, pero nunca se acaba nada. Y pensábamos que tenía que haber algo, no crítico, sino propositivo, porque Iniciativa Córdoba 20-30 siempre ha tenido esa actitud, de decirle a las instituciones que se puede trabajar en tal o cual aspecto, se puede crecer. En definitiva, creo que era algo necesario, sin ánimo en absoluto de eclipsar a nadie ni a nada, sino simplemente de proponer.

Vamos, que no buscaban cubrir el vacío dejado por nadie.

Efectivamente.

"En el proyecto hay gentes de izquierdas, de derechas, empresarios, de todo; la pluralidad está clara"

De todos modos, por lo que usted mismo ha destacado de los miembros de la Iniciativa, ¿no podría dar la sensación de que es un tanto elitista? Y no me malinterprete, que lo que quiero decir es que sus componentes no son precisamente mindunguis, por lo que cualquiera no puede entrar ahí.

Iniciativa Córdoba 20-30 empezó por invitación. Es la pura realidad. Pero insisto en que hay que imaginarse el vértigo que supone unirte a hombres y mujeres muy preparados, muy activos en la sociedad, donde yo les decía que trabajaran de forma altruista, aún a sabiendas de que no nos van a hacer ni caso, y aunque trabajamos en esto sin que nos hagan ni caso, había que dejar claro que ninguno podía usar el proyecto como rampa de lanzamiento para nada. Ninguno de nosotros, ni siquiera yo, podíamos tener ningún tipo de aspiración.

Cuando propicié la idea sabía perfectamente que el más politizado de todos era yo. Por tanto mi idea era impulsarla y dejarla una vez que estuviera en movimiento, y fueron los miembros de Iniciativa los que me piden que me mantenga dentro, pero sin estar en un lugar predominante, porque no quería poner en peligro la base de credibilidad sobre la que se sustenta Córdoba 20-30, y para eso había que eliminar todo tipo de connotación política.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

Bueno, en el proyecto hay de todo un poco.

Exacto. Es muy plural. Hay gente de izquierdas, de derechas, empresarios, de todo; la pluralidad está clara. Pero fui el primero que dije que generaba esto, pero que me iba, porque de todos ellos y ellas era el que más podría implicar una connotación política. Ellos, me permitieron estar, pero dejemos claro que esto se hizo con un corazón muy grande en el sentido de decir que tenía que ser limpio, puro, aséptico.

¿Cómo trabajan ustedes? ¿Se unen en una habitación y provocan una especie de tormenta de ideas?

En un principio estábamos pocos miembros y celebrábamos reuniones en las que cada uno de los participantes podía plantear sus propuestas. Ya digo, hubo cuatro propuestas iniciales, y otras que se estaba trabajando en ellas y que por la pandemia no se culminaron, además de una quinta tras la pandemia y eso lo hacíamos de forma grupal y todo bajo el consenso. Sin consenso no sale nada adelante.

"Nuestras iniciativas han de tener una base de credibilidad, no ser meras quimeras, y poder y saber argumentar que económica y jurídicamente sean factibles"

Todo eso, además, debía de tener una base de credibilidad, en el sentido de que no podían ser quimeras, sino que había que argumentar incluso la posibilidad de que económica y jurídicamente fuesen factibles o no, y una serie de factores que no fuese inventar por inventar. Buscábamos cuestiones que fueran absolutamente factibles y en caso de ponerse en práctica entendíamos que la ciudad iba a progresar.

Entiendo que es la mejor manera de trabajar cuando son pocos participantes, pero ahora que han crecido en número, ¿puede seguir haciéndose las cosas de la misma manera?

Es que así fue como empezamos a trabajar al principio. En efecto, ahora somos más, hablamos de que hay 34 miembros y lo que hemos optado es por hacer grupos de trabajo, que no son departamentos estanco, sino que se trabaja en unas líneas concretas, pero entre ellos mismos se pueden interrelacionar y todo lo que salga de un grupo de trabajo luego entre todos los miembros vemos la posibilidad de que se pueda sacar adelante.

En definitiva se pretende que lo que se proponga sean ideas realizables y no meras fantasías, y que hagan crecer a la ciudad. Para conseguir eso es verdad que ha habido una modificación en la forma de trabajar. Imagina que se habla de un proyecto de sostenibilidad, pero, a su vez, se mezcla con urbanismo, y eso implica ya una relación natural de intercambio entre los propios grupos.

Ésa es la forma en la que se va a empezar a trabajar en el futuro, porque ahora mismo nos hemos constituido en gestora, de la que estoy de presidente, pero voy a dejar la presidencia en breve y en septiembre espero que presida otra persona, y a partir de ahí se empiece a trabajar de una forma distinta.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

¿Pero usted lo va a dejar?

Yo estaré siempre que los miembros quieran. Yo no voy a ser el presidente. Es una asociación y no quita que yo no pueda estar dentro. Pero estaré como mero asociado. No quiero que esto tenga sesgo alguno de ningún tipo con el fin de darle credibilidad. Cualquiera se puede presentar para presidente de esta asociación, que seguramente será en septiembre, pero si hay alguien que entiendo que no se debe presentar soy precisamente yo, porque estoy muy señalado.

"Si hay precisamente alguien que entiendo que no debe ser el presidente de la asociación a partir de septiembre soy yo, porque estoy muy señalado"

Mensaje captado alto y claro. ¿Las iniciativas se presentan a las administraciones o a la población en general?

Hay iniciativas que se han presentado vía mediática, las hay que se han presentado a las administraciones. De hecho, hay una última que se ha estado presentando al Ayuntamiento de Córdoba y a las otras administraciones y que se les plantea como una posibilidad de crecimiento. Distinto es que le quieran hacer más caso o menos. Aquí parece que cuando no le ponen el sello propio parece que es una afrenta y yo creo que habría que ser más humilde en ese aspecto y asumir una idea que alguien plantea cuando es buena, o al menos estudiarla y valorarla.

Me está usted adelantando la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Se aceptan esas iniciativas suyas?

A ver. Se escuchan, promueven debates y hay alguna cuestión que se ha movido y donde hay un sesgo de la propuesta que se ha hecho desde Iniciativa 20-30, pero no en su totalidad. También tengo que dejar claro que eso no nos importa. Huimos de personalísimos, banalidades y medalleros, por decirlo de alguna forma. Nos da igual. Si lo que proponemos no se acepta al 100%, pero se acepta el 50% y crea crecimiento, nos vale. Al final, lo único que intentamos es propiciar el crecimiento en Córdoba. Porque la ciudad tiene oportunidades importantes de crecer e, insisto, hay mucha materia gris en esta ciudad como para que sea desaprovechada. Como bien has dicho, Iniciativa Córdoba 20-30 no la componen cuatro mindunguis. Es muy difícil conformar un grupo tan plural, que se lleven bien entre ellos, con tanta capacidad y con unas cualidades que en los puestos que han ido asumiendo cada uno de sus miembros en diferentes áreas y facetas han logrado destacar.

Ha mencionado ya varias veces los cinco proyecto. ¿Me los podría presentar de forma somera?

Algo que nos propusimos en la asamblea constituyente, hace un mes, fue que cuando llegáramos a la elección del nuevo presidente vamos a intentar que cada uno traigamos proyectos para aportar a la ciudad. Ya se están planteando proyectos y no estamos siquiera definidos. Uno de los cinco era la creación de una oficina municipal de Patrimonio, que incluye 300 razones para explorar Córdoba, geolocalización en Google Map de 300 lugares de interés y cómo se podrían explorar. Aquí nos basamos mucho en el Casco Histórico, pero no vamos a otras cuestiones que no sea eso, y podríamos ir a las Iglesias Fernandinas y demás. Córdoba tiene un potencial en ese aspecto impresionante. Otro es actuación en el Casco Histórico, porque sufre un proceso de deterioro bastante grande y se hacía una serie de planteamientos en ese aspecto que eran interesantes, en materia de aparcamientos, solares vacíos, espacios infrautilizados.

"Hay proyectos buenísimos que están duplicados o triplicados y sin explotar al máximo, cuando a lo mejor las sinergías conjuntas al final pueden venir bien a los cordobeses"

Otro proyecto del que se hablaba es Córdoba Verde, que viene a decir que la ciudad sufre una climatología que todos conocemos y que con una aportación de arboleda y otros detalles podríamos rebajar ese rigor climático y podríamos avanzar en ese aspecto. Hablamos de Córdoba solidaria activa, que, sin querer quitarle a nadie su espacio, viene a decir que muchas veces en materia de solidaridad se plantean en paralelo cuestiones que si se unieran de alguna forma podría tener alguna proyección. Hay proyectos buenísimos por ahí que están duplicados o triplicados y sin explotar al máximo, cuando a lo mejor las sinergías conjuntas al final pueden venir bien a los cordobeses.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

¿Entre los que ha mencionado está el que se quedó paralizado por la pandemia?

No. El que se presentó a última hora demuestra que muchas veces no hay que inventar, sino simplemente observar. Hablamos de un espacio creativo para creadores. Era una propuesta que se ha trasladado a la administración de forma activa y que ya se está aplicando en algunas partes de Europa donde tenemos polígonos con naves absolutamente vacías y lo que proponíamos era atraer talento ¿De qué manera? Pues podríamos poner algunas naves a disposición de artistas, artesanos, intelectuales o de industria específica, como es el caso del tuneo de motos, que les sirviera de taller de trabajo y de vivienda al mismo tiempo, a coste barato.

Se está haciendo en Europa y está funcionando. El que propuso el proyecto nos hablaba de que en la frontera de Italia y Alemania hay polígonos en este sentido. Imagínate que alguien en Madrid, y más como está hoy la logística, le cuesta un ojo de la cara tener un lugar de trabajo y un rincón para vivir y tú le dices que se venga a Córdoba donde, a un precio asequible, va a contar con una nave donde trabajar, que puede ser artístico o no, y donde tengas tu espacio de vivienda. Los costes se reducen enormemente, pero estás creando empleo y oportunidades.

Luego está la reflexión que hicimos sobre la Base Logística del Ejército de Tierra.

Nos la puede recordar.

Hicimos una reflexión bastante profunda, no politizada en absoluto, sino simplemente basándonos en cuestiones que ya conocemos, como es la Base de Rota y demás, y donde creo que hasta el propio Ayuntamiento, en la última reunión que tuvimos al respecto, ya entendía que esa Base en sí no va a ser la generadora de empleo ni va a ser la que va a propiciar el cambio del modelo productivo; eso lo hará lo que atraiga la Base a Córdoba. Y ese concepto que nosotros hemos intentado introducir parece ser que va calando. Por eso digo que Iniciativa Córdoba 20-30 realiza propuestas, intenta generar opinión, siempre huyendo de una politización o de un uso político, intentando hacerlo con rigor y criterio y donde al final lo que busca es generar una reflexión para que no se pierdan oportunidades.

Por lo que me está contando, cuando habla de crecimiento en la ciudad no se refiere a un mero crecimiento económico. También veo que o esas iniciativas alguien las pone en marcha o se quedan en papel mojado.

Vamos a ver. Nosotros hacemos propuestas con una base de realidad. No hablamos de cuestiones imposibles o que no sean asumibles por las administraciones por culpa de un elevado coste económico. Incluso planteamos cuestiones que no sólo tiene su destino en lo público, sino también en lo privado. Cuando hablamos de 300 espacios en Córdoba para explorar decimos que alguien privado se puede tomar interés en esa idea y actuar en ese espacio. Al final, queremos sacar a Córdoba de ese letargo y vamos a abrirle los ojos ante las oportunidades que tiene delante. Sólo hay que explorarlas e intentar ponerlas en funcionamiento. Eso es lo que intenta hacer Iniciativa Córdoba 20-30.

"Córdoba está ahora mismo en una fase donde puede dejar pasar de largo cuestiones de peso que de verdad pueden acabar cambiando la cara de la ciudad y hay que salir de ese letargo"

Quizá tenga más importancia ahora, después de la pandemia.

Hombre, totalmente. Pero la tenía antes y la tiene ahora. Quizá ahora estamos en una fase nueva en Córdoba, una fase donde podemos terminar pasando de largo por cuestiones muy importantes que de verdad pueden acabar cambiando la cara de la ciudad. Córdoba puede ser igual dentro de 10 años, con un pequeño matiz y es que haya un algo ahí que genere empleo, o Córdoba puede que no la conozca absolutamente nadie en una década si sabemos aprovechar las oportunidades. En ese aspecto es donde yo pienso que Iniciativa Córdoba 20-30 puede tener un interés importante, sin restarle espacio de ningún tipo a nadie, sin querer transformarse en un lobby de nada, simplemente aportar. Hay mucha gente en Córdoba con mucha capacidad, con mucha inteligencia.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

En Iniciativa Córdoba 20-30 hay, incluso, personas que viven fuera de la ciudad, un empresario que está en Valencia y otro miembro que está en Canarias, y sin estar en la ciudad están preocupadas por ella, y veo que eso es más que de agradecer. Ojalá mañana aparezcan diez iniciativas como Córdoba 20-30 que intenten hacer propuestas por la ciudad de Córdoba de manera altruista y sin ningún sesgo político. Sólo aportar ideas. Hay gente que las tiene y muy buenas, que las puede poner sobre la mesa y queremos eso. Por eso, aquí hay gente que creo que tiene cierta relevancia, muchos espacios en los que tienen experiencia y donde creemos que pueden nacer ideas interesantes y si las administraciones las quieren acoger, bien; y si no, a lo mejor en el ámbito privado también puede ser interesante.

Me da en la nariz que está usted realizando una invitación a la gente para que participe.

Sí, evidentemente, sí. Si algo tengo claro es que Córdoba va a salir del estado en el que está siempre y cuando los cordobeses creen que pueden salir de él. Hay dos fórmulas: Una, siendo crítico y exigiendo cambios y otra manera de hacer las cosas, o dando un paso más allá siendo propositivos y planteando, y también siendo un poco severos o malevolentes con la propia Administración en el sentido de que no queremos estar en una situación de asumir la situación en la que estamos y a tragar toca. Cuando decimos que Córdoba 20-30 quiere intentar sacar la ciudad de su letargo es en el sentido de que los propios cordobeses pueden cambiar Córdoba, pero no desde el individualismo, que es la diferencia que tiene nuestra iniciativa, que todos sus miembros no están desde su vertiente individual, sino que trabajan desde lo colectivo.

Si abandonamos nuestro individualismo y empezamos a ver las cosas desde una perspectiva colectiva y que entre todos podemos hacer mucho, y no es mera filosofía barata sino que es una realidad, Córdoba puede cambiar, y mucho. Pero tenemos que creérnoslo y a día de hoy veo que en Córdoba hay más una asunción de un estatus que nos ha tocado vivir que ganas de cambiar. Podemos mañana darle un giro a esto y tenemos el ejemplo de nuestra iniciativa, con gente muy diversa , con mucha capacidad que se han unido porque entienden que las cosas pueden ser de otra manera.

"Nuestra Iniciativa se inspira en los valores de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible, pero espero y deseo que perdure más allá de esa fecha porque sea útil a la ciudad"

A modo de curiosidad, ¿20-30 es un plazo limite de esta iniciativa o se supone que va a ir más allá de esa fecha?

Lo de 20-30 sale basándose en lo que marca Europa en materia del horizonte 2030. Muestra algunas directrices y viene a decir que se inspira en los valores de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible en actuaciones que abarcan tres esferas: La económica, la social y la ambiental. En algunos de nuestros proyectos las tocamos todas. Y eso esta comprendido dentro de la Agenda de la ONU. Nosotros, simplemente nos basamos un poco en esas directrices.

Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy
Vicente Palomares posa para Córdoba Hoy

Pero la idea es perdurar en el tiempo, ¿no?

Ojalá tenga una continuidad en el tiempo. Yo quisiera eso. Ése es mi sueño y mi esperanza. En el aspecto personal espero no ser relevante en Iniciativa Córdoba 20-30, pero sí espero que Iniciativa Córdoba 20-30 sea relevante para la ciudad y al final dure en el tiempo porque al final sea un elemento útil. Insisto una y otra vez: Si los cordobeses se unen y crean herramientas útiles para la ciudad, ésta puede cambiar y funcionar. Ése es el mensaje que quiero que llegue a la gente: Podemos cambiar, siempre y cuando los cordobeses queramos que sea así.

Comentarios