martes 17.05.2022
Cordoba Hoy

CERCA DEL MOLINO DE MARTOS

El Ayuntamiento no actuará con las nuevas caras aparecidas en la ribera por no afectar a BIC

Algunos rostros son casi idénticos a los de la Puerta de Almodóvar de 2019, pero los hay muy diferentes y hasta caras barbadas
A la izquierda, las nuevas caras de la Ribera; a la derecha las de la Puerta de Almodóvar
A la izquierda, las nuevas caras de la Ribera; a la derecha las de la Puerta de Almodóvar de 2019
El Ayuntamiento no actuará con las nuevas caras aparecidas en la ribera por no afectar a BIC

¿Se acuerdan de las caras de barro que aparecieron en la Muralla de la Puerta del Almodóvar? Eso ocurrió a principios del actual mandato, en junio de 2019 con Salvador Fuentes (PP), recién aterrizado en la Gerencia de Urbanismo, hasta el punto de que el gerente seguía siendo por entonces Emilio García.

Pues bien, esta mañana han vuelto a aparecer unas caras bastante similares (en algunos casos casi idénticas), aunque con algunos toques diferentes a aquéllas como son algunos rostros barbados de diferente estilo, que podría indicar más de un autor, en el murete de la ribera del río próxima al Molino de Martos.

La distribución es muy similar, con rostros de diferentes tamaños y adaptados al hueco en el que suelen aparecer. Eso también indica que el o los artistas (la verdad es que tiene o tienen arte suficiente para ser considerado(s) como tal, aunque se puede referir a esa(s) persona(s) también como 'vándalos' con arte) estudian la localización antes de elaborar las caras y adherirlas.

La diferencia entre aquella ocasión y ésta es, sin embargo, abismal. La de 2019 tuvo lugar en una superficie protegida como BIC y, por tanto, se consideró como una atentado o acto vandálico contra el patrimonio castigado con multa. De hecho, en aquel entonces se inició una investigación policial que, a tenor de los resultados, acabó en nada. También hubo un trabajo minucioso por parte de la GMU a la hora de retirarlas con estudios técnicos de por medio para no dañar la piedra monumental.

En esta ocasión, las caras no cubren un bien patrimonial, por lo que desde el Ayuntamiento se ha indicado que al no ser un BIC y carecer de importancia patrimonial no se va a hacer nada. Ni retirarlo ni, supuestamente, buscar al 'culpable'. De hecho, se dejará que el vandalismo 'natural' acabe con ellas. Ya saben, quitarlas para quedárselas de recuerdo.

Vale con que en la Muralla de la Puerta de Almodóvar fuera un atentando patrimonial, como también lo fue la pintada en la Muralla de los jardines internos de El Marrubial, pero en este caso, ¿qué quieren que les diga? No son molestas, están hechas con gracia y si la gente las respeta podrían servir como lugar de visita habitual para fotografiarse con ellas. Lo que viene a ser un nuevo 'elemento de atracción turística'.

Las imágenes de las nuevas caras de la ribera del Guadalquivir han sido cogidas de la página de Facebook de Raúl García.

Comentarios