viernes 19.08.2022
Cordoba Hoy

Cultura y espectáculos

Una Carmen moderna y del siglo XXI reinaugurará el Gran Teatro de Córdoba

Habrá dos representaciones de la obra de Ullate, el 5 y el 6 de octubre, con la Orquesta de Córdoba dirigida por Manuel Coves y Lucía Carraca como bailarina y directora artística

Una Carmen moderna y del siglo XXI reinaugurará el Gran Teatro de Córdoba

No podía regresar de mejor manera el Gran Teatro de Córdoba a la vida pública tras la intensa reforma que se ha llevado a cabo en los últimos meses para mejorar sustancialmente la accesibilidad al edificio. Será con 'Carmen' de Víctor Ullate, que se representará durante los días 5 y 6 de octubre. Para la ocasión, muy especial, la compañía estará acompañada por la Orquesta de Córdoba bajo la batuta de Manuel Coves.

El propio Ullate ha acudido esta mañana a la ciudad para presentar un evento que se representará en un escenario "que tantos recuerdos me trae en los últimos 30 años". Acompañado por Lucía Lacarra, a la que presentó como una "bailarina maravillosa, que baila en todos los grandes teatros del mundo, incluido en el Kremlin de Moscú".

Su 'Carmen' es "diferente", alejada de tópicos, "muy del siglo XXI y transgresora, que en la actualidad sería "una modelo de alto standing y que hace lo que quiere por la noche". Según el autor, esta 'Carmen' "me ha dado muchísimas satisfacciones", con una historia con toques muy andaluces que se desarrolla entre las pasarelas y el burdel y que la propia Lucía Lacarra cuando vio el personaje "quiso hacerlo suyo el papel".

De hecho, la propia bailarina ha descrito en Córdoba el placer que le supone regresar a su país tras numerosos años en el extranjero para formar parte de "un momento importante con su estreno particular como directora artística en una compañía que siempre he considerado como mi cuna y mi casa, porque me dio la oportunidad de ponerme sobre un escenario con 15 años".

Victor Ullate

Ahora la bailarina siente tener la oportunidad de recrear una 'Carmen' que supone una "joya creada por el maestro Ullate", al que "seguiré incentivando para que siga" en la brecha como autor, ya que él fue quien dio forma a su sueño de poder bailar. "Esta Carmen ha sido para mí un regalo; es una mujer incomparable por cómo la ha desarrollado", ha señalado, en el sentido de que es una mujer provocativa, que hace lo que quiere, que provoca al destino y que tiene "una relación desde el principio con la muerte, con sus dudas y sin saber muy bien hacia dónde le lleva el destino".

Por su parte, el director, Manuel Coves, también hizo un repaso de tiempos pretéritos al asegurar que el Gran Teatro fue el primero al que acudió como público cuando era un adolescente y también como profesor. "Han pasado 18 años desde que me fui de Córdoba y al volver veo a los mismos compañeros de la Orquesta que entonces, para, además, poder pasear por la Judería, donde yo vivía...", ha señalado con nostalgia.

Tanto el creador como Coves se cruzaron palabras de admiración. "Es que hablamos de Víctor, alguien que haces que te sientas orgulloso de participar y compartir en algo suyo", ha indicado el director, de quien Ullate ha dicho que "pocos directores podrían como él hacer sincronizar el ballet con la música de tan maravillosa y precisa".

Así, a bote pronto, Carmen se traslada a un burdel, que se acaba reflejando en la escenografía, en el vestuario, la iluminación, la coreografía, todo muy cuidado de la mano de Ana Guillén, encargada del vestuario, y con la necesidad de un par de plataformas que entrarán a los lados del escenario para recrear la historia a través del lenguaje del cuerpo y la música.

Comentarios