sábado 20.08.2022
Cordoba Hoy

Sentencia judicial en contra de la Junta

El Cabildo defiende a la Junta y a "doña Rosa Aguilar" en el proceso de 2016 sobre la celosía

Juan José Jiménez Güeto asegura que se actuó siempre con transparencia, claridad y prudencia y afirma que la celosía está perfectamente conservada en dependencias del Cabildo

Imagen de abril de 2017 de la retirada de la celosía de Rafael de la Hoz para abrir una segunda puerta a la Semana Santa
Segunda puerta a la Mezquita-Catedral tras la retirada de la celosía
El Cabildo defiende a la Junta y a "doña Rosa Aguilar" en el proceso de 2016 sobre la celosía

El portavoz del Cabildo catedral, Juan José Jiménez Güeto, ha defendido esta mañana a la Consejería de Cultura encabezada por la cordobesa Rosa Aguilar, que, al igual que el propio Cabildo, "cumplió con todos los procedimientos habidos y por haber" sobre la retirada de la celosía en l Mezquita-catedral para que hubiera una segunda puerta de cara a la Carrera Oficial de Semana Santa.

Tras aclarar que el Cabildo, que "siempre ha actuado con total trasparencia y claridad en ese proceso, siguiendo siempre lo que nos exige la legislación vigente", poco tiene que añadir o decir sobre la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 que ha declarado nula la autorización de la Junta para retirar esa celosía, y ha remitido, por tanto, a la respuesta pertinente a la Junta de Andalucía, el portavoz religioso sí a añadido que la Delegación de Cultura entonces, en 2016, "fue lo suficientemente prudente como para elevar una consulta a la Unesco al respecto".

La propia Icomos emitió a la Junta y al Cabildo el 3 de octubre de ese año, un dictamen que Juan José Jiménez Güeto tenía a mano, por lo que lo ha leído prácticamente en su totalidad ante los medios de comunicación. Ahí se decía que "Icomos ha considerado cuidadosamente todo el material entregado en término de si la propuesta (de retirar la celosía) impactaría de forma negativa sobre el valor universal excepcional por el bien que fue inscrito. Nuestra opinión es que la contribución a la consideración de valor universal excepcional debe ser vista como algo relativo a aquellos aspectos que son irremplazables del Califato de córdoba, pero también relativo a posteriores elementos que reflejen las siguientes subculturas con las que el edificio siguió prosperando".

En este sentido, "su integridad no va relacionada con una finalización y preservación intacta que sea inviolable, sino que si que va relacionada con su contigo curso religioso", prosigue el dictamen de Icomos, quien finalmente considera que "la alteración propuesta vaya a influir negativamente en la consideración de valor universal excepcional de la Mezquita-Catedral y cree que sí facilita las procesiones religiosas, por lo que será beneficiosa".

Por ello Jiménez Güeto ha insistido en que "tanto el Cabildo actuó cumpliendo todos los procedimientos establecidos, la Consejería de Cultura de doña Rosa Aguiar cumplieron escrupulosamente con todos los procedimientos habidos y por haber y además actuaron con la precaución de acudir a la Unesco y recibir una propuesta favorable".

El portavoz del cabildo, a preguntas de los periodistas, ha asegurado que la celosía "está perfectamente conservada e dependencias del Cabildo" y que, por el momento, van a seguir trabajando en la línea de una segunda puerta, si bien a señalado que se han dado los primeros pasos, es decir la elaboración de trabajos arqueológicos y de prevención, y los técnicos trabajan ya sobre cuál va a ser la resolución final, de la que "no tenemos más datos hasta ahora".

Po su parte, Juan Andrés de Gracia, presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC), ha considerado que esta cuestión no es sustancial para el movimiento vecinal y se trata simplemente de una actuación legislativa, que para el consejo "no tiene especial interés" no por lo que supone sino en relación al ámbito de su actuación.

Reacción de la Plataforma

Entre tanto, la Plataforma Mezquita-Catedral Patrimonio de [email protected] ha expresado, a través de un comunicado, su "satisfacción" y reconoce los planteamientos de su causa de velar desde la ciudadanía por la Mezquita-Catedral en la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Córdoba que anula el permiso de la Junta de Andalucía para retirar la celosía de Rafael de la Hoz en la Mezquita Catedral, argumentada en su día por el Obispado como intervención necesaria para permitir el tránsito de desfiles procesionales hacia el interior del monumento.

La Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía establece que ese tipo de intervenciones solo se pueden autorizar para conservación, restauración consolidación y rehabilitación, y no para generar eventos orientados a potenciar el uso religioso.  

Al mismo tiempo, la plataforma lamenta profundamente que la administración que debe velar por el patrimonio histórico andaluz, tenga que ser apercibida judicialmente por obrar justo en contra de esa función y responsabilidad que tiene atribuida en defensa de la identidad cultural de su territorio, y en este caso, además, de un bien Patrimonio Mundial.

La Junta desobedece su propia ley en favor de entidades privadas que anteponen sus intereses particulares a la conservación de un bien Patrimonio Mundial, como también sucede con la instalación de palcos para el mismo evento, o la colocación de carteles fijados a los muros. Todo con el consentimiento de la Junta de Andalucía, que ahora, en el caso concreto de la celosía de Rafael del Hoz, tiene que revocar la Justicia.

El Comité Nacional Español de Icomos España realizó un informe a petición de esta plataforma en enero de 2015 sobre el impacto de la retirada de la celosía y la intensificación exponencial del uso del monumento como escenario de desfiles procesionales, desaconsejando de forma tajante esta actuación. En este informe firmado por la entonces presidenta Begoña Bernal, ya se destacaba que “conservar no es convertir”, que las celosías son “elementos inseparables del edificio” y que éstas “no tienen la función de una puerta”, por lo que la actuación prevista “debía ser informada desfavorablemente”. Para finalizar el informe, Bernal daba varias recomendaciones tanto a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía como al ministerio de Cultura.

Tras aquel informe, desde París, Icomos Internacional elaboró un texto que sí era favorable a esta intervención, desautorizando con ello al informe anterior y que, ahora, parece estar más en consonancia con los principios de protección y conservación que establece la legislación andaluza.

La Plataforma espera conocer si la Junta presentará recurso ante la sentencia, y si así fuese, valorar los argumentos que la administración pudiera exponer para justificar que su actuación se correspondió con la legislación vigente.

La sentencia judicial refrenda parte de las reivindicaciones que esta plataforma viene haciendo desde hace años en lo relativo a la actual gestión lesiva del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral, tanto en lo material, como es este caso, como en lo inmaterial, como lo fue con la eliminación del término Mezquita del nombre del monumento y que, tras la fuerte presión ciudadana, tuvo que restablecerse por petición de la Junta de Andalucía al Obispado de Córdoba.

Reacción de Ganemos

Entre tanto, Ganemos ha valorado este martes que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Córdoba le dé la razón y falle que es "ilegal" eliminar la celosía de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral al anular el permiso que la Junta de Andalucía le concedió al Cabildo para retirarla en 2017.

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, ha dicho en rueda de prensa que "el juez entiende lo mismo que entendía Ganemos en 2017 y es que la licencia dada por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) va en contra de la ley andaluza y estatal de protección del patrimonio".

El edil ha recalcado que "la licencia se dio con la complicidad de la exconsejera de Cultura Rosa Aguilar y por la Gerencia Municipal de Urbanismo, que preside el también delegado de Turismo Pedro García".

"Es curioso que la GMU tenga un atasco monumental, pero que se diera tanta prisa para otorgar la licencia al Obispado para eliminar la celosía de la Mezquita-Catedral, protegida por la Unesco", ha apuntado.

Así, el portavoz de Ganemos ha afirmado que se alegran de que la justicia les haya dado la razón "sobre los mismos argumentos que dimos nosotros en 2017, y es que una celosía no se puede convertir en una puerta en un patrimonio cultural protegido".

Por todo ello, espera que "la Junta de Andalucía repare el daño causado y reponga la celosía eliminada, para evitar que el conjunto de los andaluces tengamos que pagar una sanción millonaria, ante una más que previsible multa si la Junta no acata la decisión del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo tras la demanda de la familia del arquitecto Rafael de la Hoz".

Comentarios