miércoles 30.11.2022
Cordoba Hoy

Muebles en madera maciza: nunca pasan de moda

Cambiar la apariencia de muebles en madera maciza

mesa maciza
Muebles en madera maciza: nunca pasan de moda

Durante años, la madera se ha utilizado en el campo de la construcción como un material infaltable, práctico y de fácil adaptación. Hoy, la madera maciza ha tomado un lugar especial en la construcción de muebles, convirtiéndose en uno de los materiales preferidos por su durabilidad en el tiempo. Aquí te presentamos una guía de los muebles en madera maciza que se verán bien en cualquier lugar y sin pasar de moda.

Muebles para salas, salones y cafés

Los centros de entretenimiento, aparadores, mesas de bar o muebles de TV no son muebles exclusivos de salas. Este mismo mobiliario, en madera maciza, se convierte en el mueble ideal para los salones de evento o cafés con un estilo industrial o rústico.

La madera maciza permite hacer adaptaciones de tonos, formas y tamaños que se adaptan a una sala con espacios grandes y abiertos, o a un pequeño espacio de lectura con una silla y una mesa.

Los muebles TV en madera maciza son los más versátiles. Se adaptan con facilidad a un salón de descanso en una oficina, como mesa decorativa o recibidora en un café, como centro de entretenimiento en el hogar o incluso en un restaurante.

Así como las mesas de TV en madera maciza se adaptan a diferentes espacios y se ven bien durante muchos años, hay otros muebles que se pueden usar en el hogar, empresas, cafés o restaurantes. Los aparadores, las mesas de bar y de bistró e incluso mesas de comedor en madera maciza tienen tantos usos como permita tu imaginación, solo hay que aventurarse a usarlos.

Ventajas de usar muebles en madera maciza

Como hemos mencionado, la madera maciza se ha convertido en uno de los materiales favoritos a la hora de hacer muebles. Las personas la prefieren por su versatilidad, pero esa es apenas una de sus ventajas. Estas son algunas otras:

  1. Es duradera. La madera maciza es una de las más resistentes incluso en mobiliario de uso diario. Por eso, innumerables empresas crean espacios de trabajo con grandes escritorios en madera maciza, pues su duración en el tiempo está por encima de otros materiales que se usan poco.
  2. Es fácil de mantener. Aunque requiere cuidados, la madera maciza se vende con acabados que facilitan la limpieza y, por ende, mantener en buen estado el mobiliario. Cuando la madera maciza se vende al natural, es posible aplicar un producto que la proteja que solo requiere retoques cada año o más.
  3. No pasa de moda. La madera se utiliza casi desde el comienzo de la historia de los humanos. Se usó como utensilio para hacer herramientas y como herramienta misma. La madera maciza se usa desde que se descubrió la firmeza del tronco del árbol, su calidad y duración. Este tipo de madera se seguirá usando para crear ambientes rústicos y complementar espacios industriales, para fabricación de muebles o casas, por eso no pasa ni pasará fácilmente de moda.
  4. Se le puede hacer cambios con facilidad. Hay personas que se aburren con rapidez de ver sus muebles del mismo color en el mismo espacio durante mucho tiempo. Una de las principales ventajas de la madera maciza es que hacerle cambios en su apariencia es una de las cosas más fáciles de hacer, incluso cuando no hay mucha experiencia al respecto.

Cambiar la apariencia de muebles en madera maciza

Ya que una de las ventajas de la madera maciza es la facilidad para cambiarle su apariencia, te dejaremos algunos trucos que puedes usar para renovar tus muebles en este tipo de madera.

Investiga un poco. Aunque no se requiere ser un experto, hay conocimientos necesarios para renovar madera, por ejemplo, de los tipos de lijas que podrías usar para limpiar tu mueble y quitar su capa de barniz o de color e incluso qué tipo de barniz o de pintura es la ideal para tu mobiliario.

Compra los materiales necesarios. Renovar personalmente tus muebles no te costará un dineral pero tampoco será gratis, compra todos los elementos que te permitan hacer un trabajo de excelente calidad y no tendrás cómo arrepentirte.

Ponte manos a la obra. Lijar, lijar, limpiar y repetir. Ese es el comienzo de la renovación de un mueble en madera maciza. Luego pintar, lijar, pulir y retocar. No olvides los productos que mantendrán tu mueble libre de humedad y detalles como herrajes nuevos para que su aspecto cambie por completo.

Está bien pedir ayuda. Si ves que las cosas no van tan bien como debería, está bien si pides ayuda a un profesional. Sin duda, comprenderá tu espíritu DIY y ayudará a terminar un trabajo bien hecho, quizás en menos tiempo y por un poco más de dinero, pero sin echar a perder un mueble que puede durar años.

Comentarios