martes 30.11.2021

Consejos para que tu vehículo siempre luzca como nuevo

Consejos para que tu vehículo siempre luzca como nuevo

Tener un vehículo nos hace la vida menos complicada, pero también es una responsabilidad adquirida, ya que su buen funcionamiento dependerá del mantenimiento y cuidado que le brindemos.

Trucos para que tu vehículo no pierda valor

Ser propietario de un vehículo nos puede aportar estatus, elegancia e incluso convertirnos en personas más seguras, pero si se encuentra en malas condiciones, sucio y descuidado conducirlo no será tan beneficioso para nuestra imagen y además perderá valor.

De acuerdo a las estadísticas un vehículo se considera viejo cuando tiene más de 9 años de uso o más de 150 mil kilómetros de recorrido, sin embargo la falta de mantenimiento puede acelerar este proceso, y convertir un carro del año en una chatarra nada funcional.

Resulta más rentable tener nuestro automóvil con el mantenimiento requerido al día, que adquirir uno nuevo. Realizar el cambio de aceite de motor y cuidar de la pintura son sólo algunas de las cosas que debemos hacer periódicamente para evitar averías y que siempre luzca como recién salido de la agencia.

Cambia los neumáticos

Los neumáticos son muy importantes para el funcionamiento de nuestro vehículo, ya que son los que permiten que se desplace por todas las superficies que decidimos transitar. Aunque no está establecida una fecha de vencimiento es importante sustituirlos cuando se están desgastando.

Al momento de cambiarlos debemos tomar en cuenta muchos factores como la calidad y el tamaño, una buena opción para encontrar el ideal es ingresando a neumaticoslider.es en este lugar podemos tener acceso a una amplia gama de neumáticos de diferentes marcas, fabricados para todo tipo de vehículos.

Cambia el aceite de motor

El motor es el corazón de nuestro vehículo, si no está bien el funcionamiento de nuestro automóvil será deficiente e incluso puede afectar algunas piezas. Una manera de garantizar su bienestar es cambiando el aceite periódicamente.

Cada vehículo tiene un manual elaborado por el fabricante, que indica cada cuanto tiempo debe realizar este proceso, generalmente oscila entre 5 mil y 15 mil kilómetros el recorrido.

Lava la carrocería frecuentemente

Lavas con frecuencia nuestro coche le dará un mejor aspecto, pero también nos permitirá descubrir si la pintura ha sufrido alguna raya o si la carrocería tiene alguna abolladura.

En condiciones normales se recomienda lavar el coche una vez por semana o máximo cada 15 días. Para ello debemos aplicar un champú especial para vehículos y evitar el uso de lavaplatos y detergentes para ropa, ya que pueden arruinar la pintura.

Limpia la tapicería

Evitar que nuestro automóvil se ensucie en su parte interior es casi imposible, sobre todo si tenemos hijos pequeños o amigos que gustan comer dentro y derramar las bebidas.

Así que después de alguno de estos eventos debemos aspirar la tapicería, para eliminar los residuos, y si han derramado algún líquido limpiarlo con un baño húmedo. Así se mantendrá siempre impecable.

Estaciona bajo techo

Los rayos del sol también pueden afectar el aspecto de nuestro vehículo, aunque las consecuencias aparecen a largo plazo, es recomendable protegerlo de la luz ultravioleta, ya que pueden resecar la pintura, agrietarla y empalidecerla.

Lo ideal es estacionarlo bajo un techo, pero si nuestro estacionamiento es a cielo abierto podemos cubrirlo con protectores elaborados con tela especialmente fabricada para evitar el paso de los rayos.

Usa pulidor de cromo

Casi siempre cuidamos más la pintura del vehículo y nos olvidamos de sus partes cromadas, las cuales con el tiempo también se palidecen y pueden hasta perder su color. Para que esto no ocurra lo indicado es utilizar un líquido para la pulitura de estas zonas.

La manera de usarlo no es nada complicada, sólo debemos aplicar la sustancia con un algodón (para evitar rayarla) y después que haya secado procedemos a limpiarlo, utilizando un nuevo algodón.

Comentarios