jueves 02.02.2023
Cordoba Hoy

Consejos para hacer reformas en el hogar: mejor por fases

Salón de casa
Consejos para hacer reformas en el hogar: mejor por fases

Pensar en reformar la casa por fases tiene muchas ventajas. Se puede hacer por motivos económicos y para que el impacto sea menos perceptible. También es posible elegir esta manera de realizar obras porque no se puede o no se quiere abandonar la vivienda mientras se realiza la reparación.

Cuando se plantea la reforma gradual de una vivienda la respuesta es obvia. Se debe pensar en las ventajas y en los inconvenientes. Además, hay que considerar el mejor método y, sobre todo, en la secuencia ideal. Para ello, nada mejor que buscar a un arquitecto Rincón de la Victoria porque ayudará a plantear un proyecto a corto, mediano y largo plazo. Esto permite sacar mejor provecho del tiempo y del dinero.

Ventajas de hacer reformas por fases

Cuando se hace una reforma en la casa por etapas o por fases, es posible elegir mejor los materiales para cada ambiente y crear conceptos decorativos únicos en todas las estancias de la casa.

Además, se aprovecha mejor el presupuesto. Se pueden usar materiales relativamente baratos y hermosos como el hormigon impreso Coslada ideales para exteriores o decoraciones tipo Santa Fe o estilo cabaña en las montañas.

También puede darse el lujo de utilizar otros materiales costosos, pues estas etapas de reformas pueden planificarse a lo largo de los años.

Por otra parte, se entienden claramente los motivos por los que se decide renovar la vivienda por fases. Habrá tiempo de ahorrar dinero y planificar la siguiente fase y, al mismo tiempo, se podrá pagar las reformas parciales.

El tiempo para completar la tarea y hacer los ajustes necesarios no será un obstáculo. De este modo, resultará más sencillo corregir los posibles errores que puedan producirse o modificar las ideas preconcebidas que se puedan tener y que se vayan alterando a medida que se realiza cada fase.

¿Cómo se hace una reforma por fases?

Para reformar la casa por fases se necesita una preparación cuidadosa. Igualmente, hay que tener en cuenta una serie de criterios y conocer la secuencia óptima para llevar a cabo las numerosas reformas parciales a lo largo de determinado período de tiempo.

Asimismo, es factible organizar y planificar las obras unos días concretos y, así, se tendrá la casa a disposición si es necesario trasladarse temporalmente mientras se hacen reformas Marbella de envergadura de la residencia principal.

Es preferible tener el plan general de las obras desde el principio si se opta por una reforma por fases. De esta manera, resultará más fácil definir las distintas etapas del proyecto, planificarse en función de esto y controlar el presupuesto global del trabajo, materiales y mano de obra.

¿Cuál debe ser el orden de una reforma por etapas?

Los expertos (ingenieros, arquitectos, albañiles, decoradores) recomiendan seguir un orden riguroso para emprender reformas por partes. Mientras se planifican las obras, se hacen los planos y se estudia el presupuesto, se pueden hacer compras online para los acabados.

Por ejemplo, es oportuno y conveniente comprar muebles online, lo cual puede irse haciendo en paralelo a las obras y pedir que los entreguen en la fecha deseada. Esto facilita el ahorro tanto de dinero como de tiempo, pues se puede navegar por las diversas ofertas que proporcionan las mueblerías en línea.

De cualquier modo, estas son los consejos generales para el orden de los trabajos de reformas:

Instalaciones y mejoras o refuerzos fundamentales

Si el aislamiento, las fugas o las medidas imprescindibles para reforzar el edificio no se toman en cuenta de antemano, no se puede plantear una reforma por fases.

En otras palabras, siempre se empezará primero por este tipo de tareas. Los sistemas de electricidad, fontanería y saneamiento funcionan de forma similar. Las actividades internas deben realizarse primero porque son las más complicadas, sucias y que pueden dañar los acabados que, después, se van a cambiar.

Los baños y la cocina

El siguiente paso para reformar una casa por fases es empezar por una de estas dos estancias: el baño y la cocina o, quizá, las dos a la vez porque suelen estar separadas y diferenciadas del resto de la casa en cuanto a revestimientos y suelos.

Unir la cocina con el salón o el comedor. Esto exigirá reformar todo el espacio, especialmente si se quiere igualar el suelo. Por tal razón, hay que buscar asesoramiento profesional para obtener los mejores resultados.

Los suelos

Si ya se han hecho los suelos de los cuartos húmedos (baño y cocina), es probable que se desee combinar los demás suelos de las estancias de la casa. Es mejor hacer esta fase consecutivamente de darse esta situación porque los materiales seleccionados pueden no estar disponibles o agotarse en el mercado.

Carpintería y/o herraje: ventanas y puertas

Es aconsejable hacer esto después de las etapas mencionadas. Hay que tener en cuenta que el suelo determinará el nivel inferior de las puertas. Dependiendo de lo alto que sea el nivel terminado, es posible que tenga que recortar unos centímetros de la parte inferior de las puertas (especialmente si el nuevo suelo se ha colocado sobre el suelo existente).

Esta es una buena oportunidad para actualizar las ventanas si es necesario. En este punto hay que considerar seriamente el ahorro de energía y elegir ventanas y puertas que permitan el aislamiento térmico y/o acústico.

Asimismo, la altura del suelo acabado debe ajustarse si hay salida a un patio o balcón y debe mantener un paralelismo acorde en toda la casa a menos, claro está, que esta sea de niveles claramente diferenciables.

Empapelar o pintar: el toque final

El acabado de las paredes debe dejarse siempre para el final porque es muy probable que a lo largo de las obras de reforma sufran salpicaduras, desperfectos o manchas. La retirada del papel pintado y de la pintura es sandial si estos se hallan en mal estado.

Debe aplicarse un friso o nivelador, arreglar las grietas, resquebrajaduras o desniveles y elegir colores acorde a los demás materiales y al estilo de los muebles y demás objetos decorativos.

De esta manera, se logrará que todo armonice perfectamente, independientemente de los estilos de decoración elegidos en cada estancia.

Comentarios