martes 05.07.2022

DICTAMEN DEL CMC PARA LA SEMANA SANTA 2017

El Movimiento Ciudadano ve improvisado el traslado de la Carrera Oficial

El organismo de participación acusa al Ayuntamiento y a la Subdelegación de no velar por la seguridad en el entorno de la Mezquita-Catedral y por la accesibilidad a viviendas y comercios en los distritos Centro y Sur

CORDOBA. 13/02/2016. VIA CRUCIS DE LAS COFRADIAS CON EL CRISTO DE LA MISERICORDIA DESDE SAN PEDRO HACIA LA CATEDRAL. FOTO: ROLDAN SERRANO. CORDOBA HOY.
Via Crucis de 2016 de las cofradías con el Cristo de la Misericordia en el entorno de la Mezquita-Catedral
El Movimiento Ciudadano ve improvisado el traslado de la Carrera Oficial

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC), a través de un comunicado, ha hecho suya la posición de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, y de los consejos de distrito Centro y Sur sobre la nueva configuración de la Semana Santa y, por tanto, denuncia que el gobierno municipal no está primando la seguridad y la accesibilidad en la Semana Santa 2017, "habiéndose plegado a una política de hechos consumados". 

Para EL CMC, "que no cuestiona la legítima solicitud de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de trasladar la Carrera Oficial al entorno de la Mezquita-Catedral", el Ayuntamiento tenía que haber antepuesto la seguridad de los asistentes, la accesibilidad de los residentes y a los comercios de la zona, la repercusión a los habitantes de la zona del Campo de la Verdad (que ya se ven afectados por la Feria), antes que la mera rentabilidad económica y turística. 

Para ello, "se había comprometido a contar el dictamen de este Consejo" y sus propuestas al respecto, pero a poco más de 25 días del comienzo de los recorridos procesionales, es "materialmente imposible realizar un proceso participativo adecuado", abunda el comunicado. A pesar de haber reiterado la aportación de documentación e información desde hace dos meses, "es justo el día en que se empiezan a instalar los palcos cuando nos llega la información sobre la Carrera oficial y los recorridos procesionales, lo que no es sino una burla a los mecanismos mínimos de participación y a la palabra dada por el gobierno municipal".

Esto va a significar, e palabras del Consejo, que el vecindario afectado tendrá que sufrir fuertes restricciones en su vida cotidiana durante diez días, sin poder ni siquiera opinar sobre las mismas, ni siquiera a través del Consejo de Distrito Centro y Sur. 

El CMC considera que el traslado de la Carrera Oficial se está haciendo de manera "precipitada e improvisada" y que hubiera sido más adecuado haberlo pospuesto hasta que se contaran con los informes favorables al respecto. Por ello, el "Ayuntamiento no está teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones del vecindario afectado, ni el de toda la ciudad que quiera asistir a los recorridos procesionales". Su temor llega hasta pensar en que "se produzca un verdadero colapso en la vida ciudadana".

Silencio de la Subdelegación

A este respecto, también le extraña y preocupa al CMC el "silencio" de la Subdelegación del Gobierno. Más aún si "recordamos que nos encontramos en el nivel 4 de Seguridad Antiterrorista y que el entorno de la Mezquita-Catedral es un Foco Prioritario de Vigilancia". 

Por todo lo expuesto, el CMC se opone a que la solución que se pueda buscar para la Carrera Oficial sea "cerrar el paso a quien no tenga pase de palco o silla, privatizando el espacio público". Esto significaría que sólo podría acceder a la Carrera Oficial quien cuente con medios económicos para ello, estima. Asimismo, "nos preocupa ampliamente la acumulación de personas en el interior de la Mezquita-Catedral, sin que se valore la seguridad ni el sufrimiento que tendrá este monumento, Patrimonio de la Humanidad". Y también "sorprende" que el Ayuntamiento de Córdoba se responsabilice de la instalación de palcos en una zona que no es municipal ni vía pública, "lo que supone una actuación sumamente irregular".

Por último, para el CMC, la mejora y potenciación de la celebración de la Semana Santa no puede significar abandonar los objetivos de seguridad de los asistentes, impedir la suficiente accesibilidad a viviendas y comercios del Casco, o afectar a la movilidad del Distrito Sur. Y, "aunque deseamos que todo transcurra sin incidentes y de la mejor forma posible para todos", el Consejo advierte de que serán responsables de lo que la situación pueda ocasionar el gobierno de la ciudad y la Subdelegación de Gobierno, "que deberían velar por el interés general".

Comentarios