lunes 19.04.2021

EL AYUNTAMIENTO NO VA A SEGUIR PAGANDO EL ALQUILER

Los mayores del centro Alcázar Viejo se oponen al cierre

Los usuarios del centro de mayores Alcázar Viejo se manifiestan contra la clausura de un lugar que lleva en funcionamiento más de 20 años y que cumple una importante función social en el barrio. El consistorio aduce razones de duplicidad para abandonar su aportación económica

ALCAZAR VIEJO VIEJECILLOS
Algunos de las personas mayores afectadas por el cierre del centro del Alcázar Viejo
Los mayores del centro Alcázar Viejo se oponen al cierre

La mayoría de las personas estarán celebrando el próximo 31 de diciembre la llegada del nuevo año. Sin embargo ese día es el último en el que se encontrará abierto en centro de mayores Alcázar Viejo, junto a la Puerta de Sevilla, pues el Ayuntamiento ha anunciado su cierre, al que se oponen sus usuarios. Las razones expuestas por el consistorio a los 80 ciudadanos que frecuentan sus instalaciones se basan en impedir que haya duplicidad de centros del propio Ayuntamiento o de la Junta de Andalucía que cumplan la misma función y se sitúen en zonas cercanas. En este caso, y debido a que hay centros de mayores en Vista Alegre y en Carbonell y Morand, se ha previsto la clausura de Alcázar Viejo por dicha proximidad. El Ayuntamiento sólo se ha comprometido a seguir abonando las subvenciones para los viajes culturales y los diversos talleres que se imparten, por ejemplo memoria, manualidades o baile.

«A pesar de que los otros centros están relativamente cerca, aquí hay ancianos de más de 80 años, algunos de 92, y muchos de ellos están impedidos o les cuesta andar, por lo que no podrían desplazarse a los otros lugares», ha explicado la presidenta del centro de mayores, María Dolores Ruiz. «Muchos ancianos viven solos, y aquí pueden pasar el día, estar con gente y tener la mente ocupada, algo básico para que estén bien».

Mientras preparan una serie de reuniones con políticos e incluso se muestran dispuestos a cortar el tráfico si fuese necesario, los usuarios del centro barajan la opción de pagar ellos mismos el coste de la sede, algo complicado debido a que supone un buen esfuerzo económico para estas personas.  El dueño de los dos locales que la componen se ha mostrado dispuesto a bajar el alquiler. Actualmente, según ha indicado otro de los miembros de la directiva de Alcázar Viejo, José Gallardo, el Ayuntamiento paga 1.500 euros. La cantidad podría bajar algo para que la actividad del lugar pudiese continuar a la espera de otra solución.

«El Ayuntamiento nos ha dicho además que según una ley de la Junta del 2013 había que cerrar todos los centros de este tipo que no fuesen propiedad municipal, sin embargo hemos comprobado que no es así, eso se lo han sacado de la manga», ha explicado Gallardo.

Pepita García, Manuela García o Encarnación Cabezuelo, junto a otras muchas personas, son habituales del centro de mayores desde hace más de 20 años. Este sitio es para ellas mucho más que un lugar para el tiempo libre. Significa salud mental y física, amistad y una forma de estar en contacto con un barrio que se ha volcado con el apoyo a Alcázar Viejo. La asociación de vecinos del barrio, la Asociación de Amigos de los Patios o los hosteleros de la zona han manifestado su repulsa al cierre.

De momento, los mayores han conseguido el compromiso por parte del grupo municipal del PP para que lleven al próximo pleno una moción relacionada con este asunto.