viernes 01.07.2022
Cordoba Hoy

DISTRITO CENTRO

La Medina combate junto a Sadeco la proliferación de ratas negras en el barrio

La empresa pública explica que es un problema generalizado de ciudad y calcula que el tratamiento será efectivo en cuatro o cinco meses
Rata negra muerta por un vecino de La Medina
Rata negra muerta por un vecino de La Medina
La Medina combate junto a Sadeco la proliferación de ratas negras en el barrio

La presidenta de la Asociación Vecinal La Medina, Lourdes Martínez, ha destacado el problema de proliferación de ratas negras en su zona, por lo que ha mantenido una reunión con el gerente de Sadeco, Fran Ruiz, para tratar sobre materias de limpieza, contenedores y la propia plaga de roedores.

Según ha informado el gerente de Sadeco, "las ratas negras en Córdoba están siendo un problema generalizado". Se trata de una animal más pequeña que la gris y más difícil de tratar y por ese motivo "se están vallando algunas zonas para colocar un tratamiento adecuado a fin de erradicarlas".

De hecho, "El tratamiento es lento y desde Sadeco llevan ya tres meses aplicando ese tratamiento, por lo que "supuestamente tardará entre cuatro y cinco meses más en poder eliminarlas", ha destacado Martínez.

La rata negra, incluida en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, se desplaza a solares, viviendas vacías y contenedores.

Rata gris en La Medina
Rata gris en La Medina

Ya en noviembre de 2021, la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) alertaba de la proliferación e ratas negras en todo el país y aconsejaba a la ciudadanía a no dejar comida o residuos en la vía pública y a la Administración a poner en marcha inminentes planes de prevención para evitar la cronificación del problema.

El ámbito de actuación de la rata negra suele estar circunscrito sobre todo a parques y jardines. Este animal no accede en ningún caso a sistemas de alcantarillado exterior o saneamientos interiores y tiene un problema añadido: Suele construir sus nidos en los árboles, que son difícilmente diferenciables de los de las aves. También anida en tejados y áticos, y se desplaza con agilidad por tuberías y rama.

El caso es que hasta la fecha, tanto las empresas de sanidad ambiental como los planes de prevención de los ayuntamientos estaban especializados en las ratas de alcantarilla (Rattus norvegicus), cuyo tratamiento se realiza en el interior del alcantarillado. Sin embargo, con la rata negra se trata de ejemplares que se mueven en jardines y zonas verdes, cercanos a colegios y parques infantiles, con un intenso tránsito de personas y animales domésticos, lo que complica en gran medida su gestión.