martes 31.01.2023
Centro

La recuperación del convento Regina verá la luz en un año

Para septiembre o bien octubre de 2017 las obras para el acondicionamiento del Convento de Regina, en plena Axerquía cordobesa, estará terminado dejando ese espacio perfectamente habilitado para cualquier evento de corte cultural del estilo de la Sala Orive y en el que no tendrán cabida ningún tipo de museo, como el que estaba previsto de las Cofradías, según ha explicado esta mañana el primer teniente de alcalde, Pedro García (IU).

Se trata de un convento de las monjas dominicas que fue fundado a finales del siglo XV y que prácticamente ha sido de todo: desde casa de vecinos, cuartel o bodega, y cuya iglesia es algo posterior, de mediados del siglo XVI, inscrita como Bien de Interés Cultural (BIC) en el Catalogo de Patrimonio Inmueble de Andalucia en 1979. No obstante, el Ayuntamiento ya está actuando allí desde agosto de 2014 a junio de 2016 con investigaciones y trabajos previos con una inversión de 122.000 euros para actuaciones de de limpieza, traslado de escombros y árboles que había en el patio, así como "la consolidación del resto de muros del patio y la evaluación de elementos singulares como el artesonado", ha añadido García.

Frente a eso, y de cara a los próximo meses, la idea es llevar a cabo una reforma integral, inscrita en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, con un presupuesto de base de licitación de 899.483 euros, pero que se ha quedado en 642.488 euros de cara a la ejecución material. Ahí, según el concejal, se incluyen la rehabilitación, conservación y puesta en valor de la antigua Iglesia de Santa Regina, la rehabilitación de la crujía este del antiguo convento, la incorporación de un núcleo de comunicación vertical para el acceso al coro y sotocoro de la iglesia en la crujía oeste del convento regina y anexo al patio del claustro y, por ultimo, la puesta en valor de las ruinas del antiguo convento donde están las arcadas, los patios, las fuentes, la crujía y las cimentaciones.

El futuro de ese espacio lo desveló también García al afirmar que va a ser un "elemento cultural de primer nivel de la ciudad que tenga mucha vida" a modo de "gran contenedor cultural que se va a poner en valor para los colectivos y para las asociaciones culturales de la ciudad", si bien sigue siendo una incógnita quién va a llevar la gestión. La idea, por tanto, es que se un lugar abierto a artistas y a creadores de la ciudad, así como colectivos organizados que puedan desarrollar allí su actividad.

Incompatibilidad con un museo

Eso, tal y como lo ha expuesto García, es incompatible con la idea de un Museo Cofrade. "Hemos visto que no es el mejor sitio para hacerlo por diferentes circunstancias", ha explicado el también presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), quien ha añadido que "se está buscando una ubicación futura para este Museo, una vez que se ha hablado con los interesados". El caso es que el convento, una vez reformado, "tiene muchas más posibilidades que ser en exclusiva un museo tenga el nombre que tenga, ya sea el Cofrade, el de la ciudad o el de las Cuatro culturas".

García, además, ha insistido en que la idea de hacer allí un museo "nunca estuvo clara", aunque con un contenedor cultural como el que se pretende, se va generar actividad cultural en Casco Histórico suficiente como para "descongestionar turísticamente hablando la zona de la Mezquita". En este sentido, la reforma incidirá directamente sobre el inmueble, que se dejará listo para entrar, pero sin mobiliario.

"Dentro se van a dejar preparadas las instalaciones para los audiovisuales, que a día de hoy es lo más actual y más fácil para contar las cosas también con proyecciones en las paredes", con la intención de llenar el local con contenidos más que con muebles, contando con la nave como punto de encuentro, y mejorando, igualmente, desde el punto de vista de climatización o luces artísticas, ha añadido, por su parte, la arquitecta de la GMU, Rosa Lara.

Dentro del acondicionamiento se incluye la recuperación para el público de una serie de pinturas que han aflorado en las paredes y que estaban cubiertas con cal. "El artesonado, que era policromo, se va a limpiar y se va a apreciar muchísimo mejor gracias a la iluminación", ha explicado Lara antes de puntualizar que "la parte del coro se va adecuar para conferencias y la sala para representaciones teatrales y múltiples actividades más".

La recuperación del convento Regina verá la luz en un año