Miércoles 26.06.2019
Cordoba Hoy

MONTORO Y VILLA DEL RÍO

Desarticulado un grupo dedicado a tráfico de drogas y blanqueo de capital

El grupo desarticulado en la 'Operación Verlof' estaba instalado en Montoro, Villa del Río y Torredonjimeno en Jaén 

Desarticulado un grupo dedicado a tráfico de drogas y blanqueo de capital

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de cuatro hombres y dos mujeres de las nueve detenidas por la Guardia Civil en el marco de la 'Operación Verlof', en la que se ha desarticulado un grupo en Montoro y Villa del Río (Córdoba) y Torredonjimeno (Jaén) que supuestamente se dedicaba al tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Según ha indicado la Benemérita en una nota, las investigaciones comenzaron tras la desarticulación en mayo, por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba (EDOA) y el Puesto de Bujalance (Córdoba), de otro grupo criminal que actuaba en dicha localidad.

Con la detención e ingreso en prisión de la mayoría de sus presuntos integrantes, los ahora detenidos supuestamente se hicieron con el control de la venta de droga en la Comarca del Alto Guadalquivir, montando sus principales puntos de venta en las localidades de Montoro y Villa del Río y en Torredonjimeno, generando un clima de inseguridad ciudadana en dichas localidades.

El avance de la investigación permitió identificar a todos los presuntos integrantes del grupo y comprobar que estaba "perfectamente estructurado". En un primer escalón se encontraba una vecina de Montoro que junto con su compañero sentimental supuestamente eran los encargados de la toma de decisiones sobre la venta de drogas. Tenían establecido un punto de venta de drogas muy activo en su propio domicilio.

En segundo término se encuentran las otras siete personas que eran las presuntas encargadas de realizar labores de distribución y venta de la droga en otros puntos de las localidades mencionadas.

La presencia de consumidores empezó a causar alarma social, según ha detallado la Guardia Civil, "ya no solo por la existencia de los puntos de venta de droga, sino, además, por la agresividad que empleaban los integrantes del grupo para cobrar las deudas y para impedir la venta a grupos rivales, todo ello con el fin de hacerse con el control de la venta de sustancias estupefacientes en la Comarca del Alto Guadalquivir".

Tras realizar las comprobaciones pertinentes, localizar los puntos de venta de droga que la organización había establecido en las citadas localidades y obtener indicios racionales de la existencia de tráfico de drogas, la Guardia Civil dio por concluida la fase de investigación y pasó a la fase de explotación, solicitando a la autoridad judicial mandamiento de entrada y registro para los inmuebles utilizados habitualmente por el grupo criminal, que se llevó a efecto de forma simultánea el 18 de diciembre, a primeras horas de la mañana.

Fruto de los registros efectuados, la Guardia Civil además de la detención de los nueve presuntos integrantes del grupo y la investigación de un menor de edad, ha intervenido más de 1.500 dosis de cocaína de gran pureza, 525 dosis de MDMA y 27 dosis de 'basuco' (pasta base de mala calidad de cocaína), dos coches de alta gama, más de 15.000 euros supuestamente producto de la venta del estupefaciente.

Igualmente, se ha incautado de una gran cantidad de útiles para la confección de papelinas, balanzas de precisión, numerosos teléfonos móviles de última generación, varias joyas, así como otros objetos provenientes del tráfico de drogas o que habían sido supuestamente adquiridos con las ganancias obtenidas por la venta de la droga.

Durante el desarrollo de esta operación, la Guardia Civil ha constatado que la organización, "lejos de ocultar las ganancias obtenidas de sus actividades ilícitas relacionadas directamente con el tráfico de drogas, las mostraba de modo ostentoso en forma de joyas, vestuario, vehículos deportivos y de alta gama".

Con estas detenciones, la Benemérita ha destacado que, "además de desarticular un grupo criminal muy activo que actuaba en las localidades de Montoro, Villa del Río y Torredonjimeno, ha logrado mejorar el clima de seguridad ciudadana existente en dichas poblaciones".

Las investigaciones han sido dirigidas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba, focalizadas a través del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga, que ha contado con el apoyo del Equipo ROCA que opera en la Comarca del Alto Guadalquivir.

En la fase de explotación de la operación han intervenido más de 80 guardias civiles de las Unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancias de Córdoba y Sevilla, Servicio Cinológico con perros adiestrados en la detección de drogas, Servicio Aéreo de la Guardia Civil, además de patrullas de Seguridad Ciudadana de los Puestos de Bujalance, Montoro y Villa del Río.

Comentarios