domingo 25.10.2020
Cordoba Hoy

Campiña Sur

Monturque amplía el atractivo de Mundamortis a todo el año

En Navidad se produce lo que se llama la resaca de este evento cultural , en el que muchos de los visitantes de ahora repiten
Una edición anterior de Mundamortis
Una edición anterior de Mundamortis
Monturque amplía el atractivo de Mundamortis a todo el año

Los cementerios dicen mucho más de una sociedad de lo que se podría pensar, y si más de uno señala el principio de la Humanidad con el uso del fuego, otros tantos lo ligan con el hecho de empezar a enterrar a los muertos, signo de una primitiva creencia en que se trasciende esta vida.

En la localidad de Monturque, un municipio de la comarca de la Campiña Sur cordobesa de unos 2.000 habitantes, tienen la inmensa suerte de contar con un camposanto de singular belleza, el de San Rafael, que forma parte de la Ruta Europea de Cementerios y en su seno muestra una zona arqueológica declarada Bien de Interés Cultural (la única del España) y que son sus cisternas romanas.

Precisamente, en estos días se está celebrando allí Mundamortis, un evento de corte cultural y turístico que trata de ligar el pasado romano de esta villa con su principal joya arquitectónica y que desde hace ya varios aos ha dejado de asumir "un público especializado en ambas materias para abrirse mucho más a un tipo de visitante mucho más familiar", según explica a EFE la alcaldesa, María Teresa Romero.

Tanto es así, que las actividades previstas dentro de un muy completo programa este año se han cubierto casi en su totalidad prácticamente el mismo día en que se dieron a conocer. Así, la novedad de este año, las Cenas con el Tenorio, en la que se podrá ver la representación de la obra de Zorrilla mientras se come. así como los dos pases de la Ruta Misteriosa (a cargo de la empresa Córdoba Misteriosa, colaboradora de Cuarto Milenio) o más de una visita teatralizada a los puntos de interés turístico local an colgado el cartel de 'completos'. Sólo en esas actividades, que suelen ser para grupos de entre 25 y 50 personas, pueden acoger a unas 1.000 personas.

Quedan, evidentemente, actividades por cubrir, como visitas matutinas guiadas al cementerio, pero está claro que Mundamortis gana adeptos cada edición que pasa, y van ya con ésta once. Si esto va a más, con turistas procedentes de toda Andalucía, varios puntos de España y hasta de más allá de los Pirineos, las cuatro jornadas que dura se quedan en principio cada vez más pequeñas para un municipio que por estos días dobla su población, teniendo que ocupar alojamientos de municipios cercanos, como Aguilar, para cubrir las pernoctaciones.

¿Puede llegar a morir de éxito? La alcaldesa tiene claro que no es así. "Es verdad que en Mundamortis se concentra una oferta cultural mucho más intensa por hacerla coincidir con la fiesta de Todos los Santos, pero también hay que decir que la hemos extendido a todo el año, también con vistas teatralizadas y, de hecho, ahora en Navidad se impregna de un aire especial y se produce lo que llamamos la resaca de Mundamortis, donde los que ya han estado aquí repiten". En esa época, por ejemplo, se pone la carne en el asador con actividades infantiles por ser las fechas que son.

Por tanto, se trata de desestacionalizar esta 'gallina turística de los huevos de oro' ofreciendo durante 365 días modificaciones y variedades diferentes, que en verano, evidentemente, por la duración de la luz solar cambia por completo. "Cada año tratamos de ofrecer cosas diferentes, porque no son pocos los que vuelven aquí precisamente par conocer lo nuevo", explica Romero.

De este modo, los personajes que regresan de entre los muertos para explicar su vida, quiénes son, y lo que se hacía en Monturque en su época van cambiando. Lo mismo ocurre con las leyendas, dichos y tradiciones (como la de fabricar faroles con melones) que se dan a conocer en las visitas guiadas.

Pero también hay cosas que permanecen. porque el público así lo reclama. "Los visitantes son los que, al la postre, nos van indicando lo que quieren, porque se interrelacionan mucho con nosotros". Es el caso de la representación del rito funerario romano a caro de los muy especializados profesionales de Somnus, del municipio cordobés de Almedinilla, donde 'lo romano' forma parte natural de sus habitantes. "Es el único evento que ha repetido a lo largo de las 11 ediciones... Por algo será", indica misteriosa la regidora.

Por cierto que el hecho de que Mundamortis se haya 'popularizado' no implica que haya perdido ni un ápice de su anclaje pedagógico y de investigación. "Sigue siendo cita ineludible para un público especializado procedentes de instituciones, el mundo académico y universitarios de la investigación que realizan aquí contactos muy positivos a traves de conferencias y charlas".

Comentarios