Martes 25.02.2020

VEGA DEL GUADALQUIVIR

Cuando los caminos se medían a caballo

Una carrera de postas servirá, el 1 de octubre, para conmemorar el 250 aniversario del municipio colono

Carrera de postas en La Carlota
Carrera de postas en La Carlota
Cuando los caminos se medían a caballo

La Carlota acogerá el 1 de octubre su 'Carrera de Postas 250 aniversario de La Carlota', una competición ecuestre que cuenta con la colaboración de la Diputación y que tendrá como eje una ruta colona en conmemoración de la fundación del municipio en 1767.

El cartel de esta edición ha sido presentado este martes en el Palacio de la Merced, sede de la institución provincial. En relación con esta iniciativa, la delegada de Desarrollo Económico de la Diputación de Córdoba, Ana Carrillo, ha explicado que "este encuentro quiere ser un guiño al antiguo servicio de postas de la época colona, que se realizaba en carruaje".

Carrillo ha señalado que "se trata de una actividad muy ligada a La Carlota desde sus orígenes ya que el nacimiento del pueblo se erige a partir del camino real Madrid-Cádiz, por tanto, la ruta seguía el servicio de postas para el reparto del correo".

A las 10.00 de la mañana

La salida de la 'Carrera de Postas' tendrá lugar desde la puerta de la Posada Real a las 10.00 horas, momento en el que se entregará un documento a los participantes emulando el antiguo servicio de correos.

La competición contará con 12 equipos que deberán realizar una ruta de 27,5 kilómetros dividida en dos etapas. La obtención de premios viene vinculada al tiempo invertido en la realización del contenido, además del nivel óptimo de la condición física de los caballos durante la prueba.

Existe un documento que recoge la existencia de una casa de postas en la zona cercana a la pedanía de El Arrecife, llamada Venta El Arrecife. Dicho documento, cuyo autor es el Conde Pedro Rodríguez Campomanes, se conserva bajo el título 'Itinerario de las carreras de postas de dentro y fuera del reyno'.

Ya en 1770, La Carlota cuenta con una casa de postas, la Posada Real, siendo este edificio del siglo XVIII de gran importancia dentro del patrimonio local y de las Nuevas Poblaciones, ya que es de los pocos de sus características que se conservan en pie.