Domingo 26.05.2019
Cordoba Hoy

DISTRITO LEVANTE

La Junta sancionó a Cosmos con 3.000 euros por contaminar en 2016

El expediente definitivo, de junio de 2917, se dio a conocer a la Plataforma Córdoba Aire Limpio el pasado 22 de noviembre

Foto aportada por la Plataforma Córdoba Aire Limpio sobre el escape de 2016
Foto aportada por la Plataforma Córdoba Aire Limpio sobre el escape de 2016
La Junta sancionó a Cosmos con 3.000 euros por contaminar en 2016

La Plataforma Córdoba Aire Limpio ha desvelado esta mañana, a través de un comunicado, que la Junta de Andalucía, a través de su responsable de Medioa Ambiente, Francisco de Paula Algar, sancionó con 3.000 euros de multa a la cementera Cosmos, el 21 de junio de 2017, por haber incumplido los condicionantes impuestos en la Autorización Ambiental Unificada en el sentido de no cumplir concretamente el condicionado impuesto en la resolución de 31 de marzo de 2014 por el que se actualiza la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para que la cementera limitara las consecuencias medioambientales de cualquier incidente, accidente o suceso que pueda afectar al medio ambiente.

El incumplimiento, en este caso, tuvo lugar el pasado 10 de septiembre de 2016, cuando una gran nube de polvo blanco salió de la cementera y afectó a la vegetación del entorno, tal y como se demostró en una imagen realizada por la concejal de Medio Ambiente e Infraestructuras, Amparo Pernichi (IU), así como en los vehículos del entorno de Fuente de la Salud, con imágenes de coches manchados con ese mismo polvo recogidas por vecinos.

Efecto de la nuve de polvo de 2016 en Cosmos sobre la vegetación

Según ha hecho saber la Plataforma, en la resolución definitiva de sanción de la Delegación de Medio Ambiente contra Cosmos, se indica, además, que en un principio, concretamente el 6 de enero de 2017, la infracción estaba considerada como grave, con multas que oscilaban entre los 24.051 y los 240.400 euros, si bien la Administración autonómica consideró que "por razón de la escasa o nula trascendencia del hecho sancionado o por resultar claramente desproporcionada la sanción prevista respecto a las circunstancias concurrentes, podrá aplicarse la sanción establecida para la infracción inmediatamente inferior" y pasó a ser leve, con esos 3.000 euros de multa, ya que la infracción descrita, eso sí, "queda suficientemente probada".

Al respecto, la Plataforma Córdoba Aire Limpio, ha criticado en su comunicado de esta mañana que se les comunicó de la resolución del expediente sancionar y su resultado (la cantidad de la sanción) el pasado 22 de noviembre, "tras la presentación de escritos, cuya relación adjuntamos y la reiterada intervención del Defensor del Pueblo Andaluz", por lo que no ha dudado en calificar la situación de "secretismo y demora" por parte de la Junta.

De hecho, para Córdoba Aire Limpio, lo fundamental en este suceso no era que la empresa cementera fuese multada con 3.000 o con 300.000 euros por su negligencia, "sino saber que contamos con una Administración pública garante de nuestra seguridad física y jurídica, lo que en este asunto, hemos de reconocer, a nuestro juicio, ha brillado por su ausencia y así ha quedado demostrado a lo largo de este proceso", añade la Plataforma en un comunicado firmado por dos de sus miembros, Guillermo Contreras y Jesús Padilla.

"Por ello, sin entrar a criticar el contenido de la Resolución de cuyos términos podríamos discrepar, sí pedimos a la Administración autonómica que priorice más los intereses de la ciudadanía que la de los poderes económicos, mayor transparencia informativa y más sensibilidad con la participación ciudadana en los asuntos públicos".

Sobre este asunto, la nota recuerda que ya el pasado 2 de enero de 1992 otros suceso similar cubrió con un manto de cemento las barriadas de Chinales, Valdeolleros y Huerta la Reina, si bien también entonces "todas las denuncias realizada por los colectivos vecinales por los incidentes provocados por la cementera cordobesa desde tiempos que se pierden en la memoria han caído en saco roto, porque las autoridades, que se suponían debían velar por la calidad del aire y la salud de los ciudadanos o miraban para otro lado o cubrían con su silencio o declaraciones justificativas, las vergüenzas de la multinacional".

Comentarios