jueves 24.09.2020
Cordoba Hoy

Educación pública

Podemos acusa a la Junta de echar sobre los hombros de la docencia la lucha contra la Covid-19

La portavoz de la formación morada, Cristina Pedrajas, exige a la Consejería invertir en personal docente, limpieza y recursos informáticos para una eventual teleasistencia
El consejero, Javier Imbroda, en las obras del colegio nuevo de Turruñuelos
El consejero, Javier Imbroda, en las obras del colegio nuevo de Turruñuelos
Podemos acusa a la Junta de echar sobre los hombros de la docencia la lucha contra la Covid-19

La portavoz del Grupo Municipal de Podemos Córdoba, Cristina Pedradas, ha denunciado, a través de un comunicado, que mientras que las organizaciones sindicales del profesorado andaluz siguen insistentemente demandando más recursos materiales y un aumento significativo de las plantillas docentes y del personal de administración y servicios, acorde a las necesidades concretas de cada centro educativo para una correcta aplicación de las medidas higiénicas y de seguridad que determinan las autoridades sanitarias, la Consejería de Educación de la Junta sigue permitiendo ratios superiores a las permitidas por la norma y supresión de unidades de Infantil y Primaria.

"Nadie puede poner en duda que Educación y Sanidad son dos de los servicios más importantes de la comunidad. Hasta ahora la responsabilidad de la primera la ostentaba el profesorado y la segunda el personal sanitario. Pero con la llegada de la pandemia a los profesionales de la enseñanza les caen ambas sobre sus hombros", ha señalado la edil de la formación morada.

En su opinión, el consejero del área, Javier Imbroda, "ha vuelto a cargar otro peso sobre las espaldas de los y las directoras de los centros", obligándoles a diseñar un protocolo de actuación Covid-19 para el curso 2020/2021, que ha de ser elaborado por la Comisión Permanente de cada Consejo Escolar, y que actuará como Comisión Específica Covid-19.

Cristina Pedrajas en apoyo de la ediucación pública y de calidad

El consejero "aparece en prensa mintiendo al decir que quieren que tengan autonomía y les dan recursos para que puedan llevar a cabo sus proyectos, pero ni llega dinero extra ni, por ahora, profesorado adicional para poder hacer desdobles, al menos de los grupos más numerosos".

A cambio, los equipos directivos de los centros educativos "están exprimiendo su imaginación" diseñando medidas para minimizar el riesgo de contagio, estableciendo grupos de convivencia escolar para el alumnado, disminuyendo los desplazamientos dentro del centro, entradas y salidas escalonadas por grupos, división de espacios exteriores de recreo o medidas disciplinarias para los incumplimientos de normas nuevas.

Muchos alumnos y aulas pequeñas

Pero todo ello se está haciendo con grupos de más de 30 alumnos y alumnas en aulas pequeñas, con pasillos estrechos, con organización horaria igual que siempre, porque con los mismos espacios y el mismo número de docentes no se puede hacer otra cosa.

Además, según Cristina Pedradas, la enseñanza no presencial, o lo que es lo mismo el teletrabajo, para los y las docentes se presenta como la "solución fácil" y la que no supone inversión económica ni humana para la Consejería de Educación y la que depende enteramente de los equipos docentes. "¿Pero es la más adecuada? Evidentemente, no", asegura la edil.

Cristina Pedrajas y Juan Alcántara , en defensa de la educación pública

Desde el punto de vista del proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado, en la enseñanza presencial, la parte docente no sólo trabaja y transmite contenidos conceptuales, sino que transmite todo un sinfín de valores que hacen de los chicos y chicas personas más cualificadas para vivir en esta sociedad. Pedradas, que trabaja precisamente en ese sector, apunta a valores de solidaridad, capacidad de trabajo, igualdad, respeto, trabajo en grupo, curiosidad, afán de superación, empatía, autoestima o hábitos de vida saludable. "Son valores que difícilmente podremos generar en nuestros jóvenes a través de una pantalla o por mensajes en un chat o correo".

Por otro lado, desde el punto de vista del desarrollo profesional del profesorado, ya se está poniendo de manifiesto por múltiples investigaciones los graves riesgos laborales que supone el teletrabajo. El ordenador, el teléfono móvil y demás dispositivos someten al trabajador a una disponibilidad –ajena a toda jornada horaria establecida legalmente– de 24 horas al día, siete días a la semana y 30 días al mes, que, "aunque en la vida del docente esto no es nuevo", esta tecnología añade un componente invasivo, absorbente e imposible de regular, perdiendo el 'derecho a la desconexión', que arrasa con lo esencial de la vida privada, ya que convierte el propio domicilio y su entorno de intimidad en el lugar de trabajo expuesto a través de una pantalla.

Movilización en defensa de la educación pública

Eso implica que el teletrabajo experimentado por los y las docentes "desde marzo hasta junio ha supuesto un aumento considerable de estrés, con todas sus secuelas".

Igualmente, y ya desde el punto de vista de las familias, la enseñanza no presencial plantea un grave problema de conciliación familiar, impidiendo que padres o madres puedan acudir a su propio trabajo, "lo que puede agravar aún más la enorme crisis económica en la que estamos inmersos", indica la concejal de Podemos Córdoba.

Por estas razones, la portavoz del Grupo Municipal ha considerado que "no hay soluciones mágicas para una situación llena de incertidumbres". Por contra, sí está claro que "hay que invertir presupuesto en contratar profesorado para bajar ratios desdoblando grupos, personal de limpieza para extremar las medidas higiénicas, adquirir recursos informáticos para que el alumnado que deba estar en casa pueda seguir su formación y liberar espacios de más edificios para mantener distanciamiento de los grupos de convivencia". estas decisiones dependen directamente de la Administración educativa y de los gobernantes políticos, y en ningún caso de los propios docentes.

Comentarios