Jueves 28.05.2020

MEMORIA DE UN AÑO DE GESTIÓN

La Oficina de la Vivienda ha evitado casi el 75 por ciento de los alzamientos tratados

El concejal de Servicios Sociales, Rafael del Castillo, ha defendido la labor de un organismo que "ha evitado desahucios y mucho finales dramáticos"

Rafael del Castillo y Javier Lucena, director de la Oficina Municipal de la Vivienda
Rafael del Castillo y Javier Lucena, director de la Oficina Municipal de la Vivienda
La Oficina de la Vivienda ha evitado casi el 75 por ciento de los alzamientos tratados

Un año ha transcurrido desde que el Ayuntamiento de Córdoba puso en marcha el nuevo servicio de la Oficina Municipal de la Vivienda en septiembre de 2015 y esta mañana el concejal del Área de Servicios Sociales, Rafael del Castillo (IU), ha realizado una vehemente defensa de su actuación frente a los últimos ataques por parte de la oposición en los últimos plenos municipales que pusieron en duda su funcionamiento con una financiación de medio millón de euros anuales. Por lo pronto, en la memoria elaborada para la ocasión se especifica que en estos 12 meses, dedicados a atender a personas que padecen exclusión social y crisis habitacional, se atendieron a 1.610 personas "que sufren y vienen aquí desesperados", con la apertura de 510 expedientes. No obstante, no todo los casos acabaron en expedientes, por lo que la memoria especifica que se han tratado unos 1.100 casos en total.

Los expedientes, según especifica el texto, se han basado en mediaciones ante entidades bancarias y ante juzgados y también en coordinaciones de casos con el Programa de Defensa de la Vivienda, derivaciones a justicia gratuita, coordinación de actuaciones con los centros de Servicios Sociales Comunitarios, la búsqueda de alternativas habitacionales, información y asesoramiento sobre ayudas públicas al alquiler y otras ayudas, acompañamientos, coordinación de actuaciones con entidades sociales varias, asesoramiento jurídico o la elaboración de informes para entidades y organismos.

El concejal ha destacado que hay 307 expedientes que han sido cerrados, es decir un 60,2 por ciento del total, pero si se suman los que ya no tienen un riesgo inminente de pérdida de vivienda la cifra asciende al 72,35%. "O lo que es lo mismo, "se han evitado tres de cada cuatro alzamientos y se ha podido parar el riesgo inminente de desahucios", ha explicado el concejal. Para Del Castillo es la ocasión de "rendir cuentas" sobre la "ingente labor desarrollada" en un esfuerzo realizado en un "contexto de escasez de recursos humanos por las limitaciones impuestas para la contratación".

Herramienta útil

Todo esto "demuestra que esta Oficina, ante las dudas generadas, es una herramienta que responde a una necesidad tan grave que hay en la ciudad de Córdoba", ha añadido. Pero el edil, lejos de mostrarse satisfecho con lo conseguido, ha advertido de que "mientras haya desahucios no podremos estar contentos". En cualquier caso, ha querido igualmente reconocer la labor del personal municipal de su área, "que se está dejando la piel más allá de las labores que tienen como trabajadores municipales", amén de destacar el ejemplo de colectivos como Stop Desahucios, "que tanto ha hecho por esta causa y que han demostrado que sí se puede".

A modo de resumen de todo un año, Del Castillo ha señalado que de los expedientes originados, el 36,27% fueron de personas que no pudieron afrontar el alquiler, otro 29,02% fue por acogimiento o hacinamiento en viviendas, el 19,8% porque ante la falta de alternativa habitacional optaron por ocupar casas de bancos, y el 14,9% son por razones hipotecarias. Hay un 3,33% de casos "que están siendo atendidos en dispositivos de emergencia que tampoco existían antes" y del resto que se consiguieron cerrar también los hay por pérdida de contacto con la familia que acudió a pedir ayuda o porque se han derivado a otros organismos que tener determinadas competencias que sobrepasan a las del Ayuntamiento. Pero una cosa sí ha querido dejar clara el concejal: "Sin esta oficina los desahucios hubieran sido muchos más o muchos de ellos habrían acabado de manera dramática en Córdoba".