Martes 13.11.2018
Cordoba Hoy

MOCIONES SOCIALISTAS

El Pleno pedirá a la DGT una normativa más concreta para regular las motos eléctricas

En otra moción, el PSOE planteará que se amplíe la actual red de servicios públicos por toda la ciudad

Moto eléctrica de uso turístico en Córdoba
Moto eléctrica de uso turístico en Córdoba
El Pleno pedirá a la DGT una normativa más concreta para regular las motos eléctricas

Dos mociones del PSOE para el Pleno del próximo martes van a plantear la ampliación de la actual red de aseos públicos que hay en la ciudad, además de reclamarle al Ministerio del Interior, en concreto a la Dirección General de Tráfico (DGT) que regule claramente la normativa sobre los usos de los espacios públicos ara los nuevos vehículos de movilidad personal, ya que ahora mismo "es muy vaga".

Por partes, la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Carmen González, ha considerado que Córdoba tiene  que estar a la altura del resto de capitales europeas, en las que hay un ares de baños públicos suficientes, "cómodos, amplios y accesibles" para cubrir las necesidades tanto de los visitantes como de los nativos. Y es que en la actualidad hay apenas cinco o seis de estos baños públicos que están situados en las zonas más turísticas, pero "es necesario que los haya en los distritos y en los parques públicos donde hay una afluencia suficientemente alta de personas", ha indicado.

Serán de pago, como los que hay ahora mismo, entre 20 y 50 céntimos, y como los que hay en el resto de Europa, "para su manutención y que permanezcan limpios", ha indicado González, pero su diseño tendrá que establecerse de la mano del Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC), al que últimamente se está teniendo en cuenta por el Ayuntamiento para escuchar la voz de los vecinos y colectivos cordobeses. Lo básico es que sean de "última generación, amplios, accesibles y ecológicos". A partir de ahí se puede empezar a hablar.

Carmen González y Andrñes Pino, en la presentación de las mociones socialistas para el Pleno.

En cuanto a los vehículos de movilidad personal, al margen de las bicicletas, que están proliferando en cantidad y modalidad y que "han venido para quedarse", son, en palabras del concejal de Movilidad, Andrés Pino, necesario que se regulen bien para establecer normas básicas de convivencia y mo haya malestar "como empieza a ocurrir ya". Por ahora la instrucción 124 de 3 noviembre de 2016 e la DGT habla de cinco clasificaciones y en algunas de ellas "hay vehículos donde no sabemos cómo clasificar", ha dicho. Es el caso de las motos eléctricas que alcanzan velocidades de hasta 50 kilómetros por hora y "de las que no sabemos apenas nada" y que, en teoría, no son vehículos a motor.

Eso significa, en palabras de Pino, que por el momento "desconocemos si es necesario algún tipo de formación para conducirlos, a qué edad mínima se pueden usar, qué tipo de seguro que tienen que llevar, si se les puede exigir, porque pueden alcanzar grandes velocidades y pueden atropellar a alguien o chocar con daños con otro vehículos".

En esa normativa sin concretar se indica que esos vehículos, "siempre que no haya una normativa específica al respecto", señala que podrán ubicarse en la calzadas, en vías habilitadas por la autoridad local, o establecerle una vía propia o uso de acera garantizando la seguridad de los peatones. "A partir de eso los ayuntamientos tenemos que hacer nuestra norma, pero lo normal sería que fuera la misma para todas las localidades", ha añadido Pino.

En la moción, por lo tanto, se le pide a la DGT que cumpla lo que ella misma señala y "elabore una normativa general a modo de marco jurídico para que podamos apoyar nuestras ordenanzas estemos donde estemos".