• Martes, 28 de Marzo de 2017

CARRERA OFICIAL

Más críticas a la nueva Semana Santa, ahora desde el Campo de la Verdad

Los vecinos creen que los nuevos recorridos por el entorno de la Mezquita-Catedral harán de su barrio "un gran aparcamiento"

Montaje de palcos en la nueva carrera oficial, en la calle Torrijos.
Montaje de palcos en la nueva carrera oficial, en la calle Torrijos.

La Asociación Vecinal Guadalquivir del Campo de la Verdad ha afirmado que, ante el traslado de la Carrera Oficial de la Semana Santa de Córdoba al entorno de la Mezquita-Catedral, "ni el gobierno municipal, ni la Subdelegacion de Gobierno están primando la seguridad, la accesibilidad y la movilidad de los ciudadanos de esta zona", de tal forma que "el Campo de la Verdad, se va a convertir en el gran aparcamiento de la Semana Santa, sufriendo una vez más este hecho, tal y como ocurre en Feria y en otros eventos".

En un comunicado, la citada asociación vecinal precisa que, además, todavía no saben "en qué medida la accesibilidad y movilidad de los vecinos se verá afectada, en tanto en cuento no puedan acceder al centro de la ciudad por el Puente Romano, y qué vías le estarán vedadas al transito normal".

"Estamos --prosigue el comunicado-- ante una política de hechos consumados, y el gobierno municipal no ha cumplido, una vez más, con el Reglamento de Participación Ciudadana, que preceptúa la obligación de contar con el informe no vinculante del Consejo de Distrito, en este caso Centro y Sur".

Además, la asociación le "preocupa el hecho de que se quiera privatizar una parte de la ciudad, cerrada al paso y a la estancia de cordobeses que no quieran o no puedan optar a un palco o a una silla" en la Carrera Oficial junto a la Mezquita, a lo que hay que sumar "el deterioro que pueda sufrir el entorno de la Mezquita y el casco histórico, que son Patrimonio de la Humanidad".

Por ultimo y tal y como ha señalado ya el Consejo del Movimiento Ciudadano, la asociación de vecinos entiende que "la mejora y potenciación de la Semana Santa no puede significar abandonar los objetivos de seguridad de los asistentes a la misma, impedir la suficiente accesibilidad a viviendas y comercios del casco, ni afectar a la movilidad de los vecinos de nuestro barrio, el Campo de la Verdad".