FORO INTERNACIONAL DE MEDIADORES PROFESIONALES

La Loyola forma a 68 nuevos 'druidas' en mediación para la resolución de conflictos

Está previsto que para el próximo curso 2017/2018, el 'Proyecto Druida' se extienda a unos 30 centros escolares y de formación a nivel internacional

Proyecto druida de la Loyola
Proyecto druida de la Loyola

La Universidad Loyola Andalucía ha acogido el acto de entrega de diplomas a los 68 estudiantes de cuarto, quinto y sexto de Primaria y primero y segundo de la ESO que se han formado durante el curso académico 2016-2017 como mediadores naturales de sus centros educativos gracias al 'Proyecto Druida', impulsado por el Foro Internacional de Mediadores Profesionales (FIMEP). Al acto asistieron, junto a los nuevos 'druidas', padres, profesores y responsables de los centros participantes. Asimismo, durante este curso el 'Proyecto Druida' también se ha desarrollado en el CEIP Praza de Barcelos de Pontevedra y en el Colegio Puebla, de México.

Está previsto que para el próximo curso 2017/2018, el 'Proyecto Druida' se extienda a unos 30 centros a nivel internacional. Además, los resultados de esta iniciativa se analizarán en el II Foro Internacional de Mediadores de Loyola, que se celebrará en Córdoba del 14 al 16 de marzo de 2018.

El ‘Proyecto Druida’, mediación educativa

Desde la constitución del Foro Internacional de Mediadores Profesionales de la Universidad Loyola Andalucía, uno de los principales proyectos elaborados por el mismo es acercar a los más pequeños las bondades de la llamada "cultura del acuerdo". Es ahí donde nace el 'Proyecto Druida', que pretende ser el instrumento formativo que cubra la necesidad de aprendizaje de vías de resolución de conflictos que demandan los jóvenes y la sociedad en su conjunto.

En los centros educativos, se hace preciso contar con actuaciones tendentes a propiciar un clima de convivencia y respeto mutuo, así como a proporcionar herramientas a los jóvenes para que sepan afrontar las diferentes situaciones de disputa con las que se pueden encontrar.

La elección del nombre del proyecto y de sus diferentes talleres (para alumnado, docentes y familia) está inspirada en el significado de los nombres y personajes que aparecen en el cómic de Asterix y Obelix, como una forma creativa de trasladar la mediación al ámbito educativo. En este sentido, en la figura del druida Panoramix se identifican los técnicos que participan de este proyecto, pues se considera que la mediación ('poción mágica'), debe ser conocida por todos y difundida por los mediadores profesionales a aquellos mediadores naturales, del día a día: Los estudiantes. La fuerza sobrenatural que desarrollará esta 'poción' consiste en la capacidad de resolución pacífica de conflictos, según un comunicado emitido por esta universidad.