Domingo 21.10.2018

VIOLENCIA DE GÉNERO

El IAM elabora el primer protocolo en España ante la violencia de género en las redes sociales

Este documento permite que los profesionales del IAM sepan detectar y actuar ante casos de ciberdelincuencia de género, que se da con más frecuencia en adolescentes y mujeres jóvenes

María Ángeles Luna y Mercedes Bermudez en la presentación de la guía sobre ciberacoso
María Ángeles Luna y Mercedes Bermudez en la presentación de la guía sobre ciberacoso
El IAM elabora el primer protocolo en España ante la violencia de género en las redes sociales

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Mercedes Bermúdez, han presentado hoy el Protocolo Específico ante la Ciberdelincuencia de Género, una iniciativa pionera en España que impulsa el IAM para ofrecer a sus profesionales las herramientas y pautas necesarias para atender de manera adecuada a las víctimas que acuden a la red del instituto y que presenten síntomas de sufrir violencia de género a través de las TICs.

Este tipo de delincuencia es un fenómeno muy reciente dado el carácter novedoso de las TICs y de las relaciones a través de las redes sociales y el nuevo documento establece las pautas a seguir para la detección y actuación ante cualquier señal de alarma.

Este protocolo responde a la necesidad dar respuesta ante una realidad detectada por los profesionales del IAM. Con las TICs se multiplican  los efectos de la violencia por su capacidad de difusión, repetición y viralidad y, además, es habitual el mayor anonimato del agresor y la posibilidad de que se dé una suma de maltratadores. Asimismo, favorecen la continuidad en el tiempo, la exhibición de la intimidad ante infinitas personas, la facilidad para el control permanente (geolocalizadores, control de estado online o conexiones, etc.) e incluso el riesgo de suplantar fácilmente la personalidad de la víctima.

La delegada indica  que “la ciberdelincuencia de género suele coexistir con la tradicional, pero su intensidad y consecuencias ya hacía necesario un protocolo específico. Se trata del primer documento institucional de este tipo que se elabora en España y es una muestra más de que volvemos a ser pioneros en Andalucía en la lucha contra la violencia de género, dando un paso de gigante en relación con la máxima protección y recuperación de las víctimas”.

Esta iniciativa va a favorecer la detección de distintas vías de violencia de género aprovechando las nuevas tecnologías como “la revelación de secretos (fotos y vídeos) sin consentimiento, el control de los mensajes y las relaciones en redes, injurias y calumnias, trato denigrante, usurpación de identidad, grooming, amenazas y coacciones, extorsión, inducción al suicidio, etcétera”, prosigue Luna.

Finalmente, la delegada territorial señala que en Córdoba ya se empezó a trabajar esta misma temática de la ciberdelincuencia de género con los foros Asocia a finales de 2014, que también pone en marcha el IAM para hacer visible este tipo de violencia y enseñar claves para evitarla a mujeres de asociaciones y federaciones de la provincia cordobesa.

Violencia juvenil

Por su parte, Mercedes Bermúdez apunta que “en el instituto hemos observado que la violencia de género sufrida por las mujeres más jóvenes se manifiesta cada vez más a través de los canales de relación y comunicación utilizados por la juventud, como las redes sociales".

Según el primer estudio global sobre violencia de género elaborado por la OMS en 2013, el 29,4% de las chicas entre 15 y 19 años de todo el mundo ha sido maltratada por su pareja, a lo añade Bermúdez que “el porcentaje de víctimas mortales menores de 30 por violencia de género en España fue del 9,4% en 2014, mientras que en años anteriores esta estadística rondaba el 25%”. En este sentido, la coordinadora provincial destaca la necesidad de seguir trabajando para evitar que se perpetúe el machismo en las generaciones más jóvenes, ya que ésta es la base de la violencia de género.

200 palabras

El nuevo protocolo, que proporciona un glosario de más de 200 palabras, prevé que en cualquiera de las fases del proceso de atención a la víctima se pueda detectar la ciberdelincuencia de género. Para ello, en todos los formularios de atención (ya sea psicológica, jurídica o social) se recogen parámetros descriptivos para la recogida exacta de información.

Según marca el documento, el área social del IAM valorará las redes sociales en las que intervienen la víctima y el agresor, para evaluar el posible impacto en la vida de la víctima, de menores a su cargo o de familiares. Por su parte, el área psicológica será la máxima responsable de la recogida completa del relato, ya que es en este ámbito en el que mejor se pueden detectar los ataques a través de las TICs, y donde se evalúan las consecuencias psicológicas.

Una vez recogida toda la información, se elaborará un diagnóstico y una planificación para la intervención en el ámbito de las TICs, donde se valorará la conveniencia de seguir pautas de seguridad informática y, en coordinación con el área jurídica, las medidas legales necesarias. Por su parte, desde el ámbito psicológico se tomarán las estrategias terapéuticas adecuadas para paliar los efectos del control y de las crisis de reputación a través de las TICs, así como para dar el apoyo necesario durante la exposición gráfica de las pruebas electrónicas en el procedimiento judicial

El documento dedica un apartado muy amplio a las pautas que se deben dar a la usuaria para garantizar su seguridad informática (custodia de información, copias de seguridad, protección de la red wifi, consulta técnica ante geolocalizadores o aplicaciones espías) y para recabar pruebas electrónicas que puedan servir en un juicio (imágenes, capturas de pantalla, WhatApps, vídeos, etc.) Finalmente, el protocolo recoge los principales signos de alarma para detectar la ciberdelincuencia de género, que deben tener en cuenta tanto la víctima como el equipo profesional que la atiende.

El Gobierno andaluz ha puesto especial atención en la violencia machista en la juventud con el lanzamiento de nuevos programas coeducativos de prevención (La Violencia no es un Juego, APP DetectAmor y otros), de atención a las víctimas jóvenes (Programa de Atención Psicológica a Adolescentes Víctimas) y se ha puesto a disposición de todas las familias andaluzas una Guía de Orientación para saber detectar a tiempo señales que indiquen que sus hijas sufren maltrato machista (www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer/index.php/2013-08-08-10-31-21/guias-para-padrsw-y-madrs-con-hijas-adolescentes-que-sufren-violencia-de-genero).

Comentarios