LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

El PP llevará al Pleno más de 7.000 firmas contra el cambio de nombre en 5 calles

El portavoz popular en el Ayuntamiento, José María Bellido, adelanta que plantarán en la sesión plenaria seis enmiendas para retirarlas del expediente o bien llegar a soluciones creativas para volver a renombrarlas "que tengan en cuenta a opinión popular"

El PP cordobés va a presentar mañana en el Pleno municipal más de 7.000 firmas recogidas en diferentes puntos de la ciudad contra el cambio de nombre de cinco calles de la capital, según ha adelantado está mañana el portavoz popular en el Ayuntamiento, José María Bellido.

El responsable popular ha afirmado que se han superado "con creces" las 5.000 firmas previstas en un principio con esta iniciativa, que trata de "dar voz a un 62 por ciento de cordobeses que no están de acuerdo con esta medida".

En la sesión plenaria, el PP planteará cinco mociones (una por cada calle afectada: Cruz Conde, Vallellano, Rey Díaz, José María Pemán y Cañero) para que retiren del expediente elaborado por la Comisión Municipal de Memoria Histórica esas cinco vías. Pero también otra por, "si la mayoría del Pleno acuerda su cambio, se tenga en cuenta la opinión popular para el nuevo nombre".

Bellido ha asegurado que "hablamos de soluciones imaginativas y creativas para llegar a un consenso y un acuerdo de manera que el cumplimiento de la Ley sea del 100% y no se quede en el actual 95%".

Asimismo, el portavoz popular ha pedido, además, que la alcaldesa sea "lo suficientemente generosa" como para que permita votar a la oposición y "nos posicionemos a favor de ese 95% de acuerdo que hay sobre el expediente y no se rompa el consenso que hay en la ciudad", ha dicho.

Según el PP, son calles señeras, importantes y algunas con un desarrollo económico importante. Además, ha asegurado que estos nombres no son por homenaje al franquismo ni a los vencedores de la guerra civil, sino "porque hicieron cosas buenas", como el caso de Vallellano, que fue presidente de Cruz Roja y "ayudó a aliviar el sufrimiento de muchos civiles en la guerra", mientras que Cruz Conde tenía su calle en 1928, "mucho antes de la llegada de la dictadura por haber hecho está calle hasta Las Tendillas".

En el caso de Antonio Cañero, Bellido ha puesto en duda la "leyenda negra" en torno a su figura y ha destacado lo mucho que representó para la ciudad y el toreo a caballo. "Hay que tener en cuenta toda la trayectoria de una persona y no sólo hechos puntuales, porque las personas cambian muchas veces con el tiempo sus pensamientos, sus acciones y sus sentimientos", ha dicho.