viernes 25.09.2020
Cordoba Hoy

Sesión ordinaria

El Pleno implantará una Renta Garantizada tras la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital

Por unanimidad se acuerda crear una comisión de trabajo para detectar la necesidad real de las familias que la necesitan
El alcalde, José María Bellido, Y el secretario del Pleno, en la sesión telemática FOTO RAFA MELLADO SR.
El alcalde, José María Bellido, Y el secretario del Pleno, en la sesión telemática FOTO RAFA MELLADO SR.
El Pleno implantará una Renta Garantizada tras la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital

Si bien los grupos municipales del Pleno no han aceptado la moción de Podemos Córdoba para crear una renta garantizada municipal para ayudar a los más vulnerables, las negociaciones que tuvieron lugar ayer hasta bien entrada la noche y esta misma mañana hasta el punto que el Pleno ha tardado en comenzar, han permitido llegar a una moción conjunta de todos los grupos algo más 'light', pero que no deja de ser un paso adelante.

Por lo pronto, y aunque ya es tiempo de actuar y no de seguir debatiendo, el acuerdo es de instar al equipo de cogobierno local a crear una comisión de trabajo para detectar la necesidad real de las familias que necesitan una Renta Municipal, así como poder establecer un protocolo de seguimiento, análisis y evaluación.

En segundo lugar se insta al gobierno municipal y al Gobierno andaluz de la Junta a poner en marcha un protocolo de actuación para mejorar la coordinación y los déficits organizativos de las consejerías con competencias en materia de Salud, Servicios Sociales, Educación, Economía, Empleo y Vivienda con la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba en relación con la Renta Mínima de Inserción Social.

Así, se actualizaría el catálogo de prestaciones de Servicios Sociales, con cuyo proyecto cuentan desde el 2018, y que de acuerdo con la Ley de Servicios Sociales de Andalucía es una herramienta fundamental para el sistema público de servicios sociales y para la ciudadanía como derecho reconocido.

Además, se instar al Gobierno de España a poner en marcha el Ingreso Mínimo Vital y una vez puesto en marcha, con el Real Decreto Ley, desde el Ayuntamiento se podrá estudiar la implantación de una Renta Garantizada Municipal de forma subsidiaria, excepcional y con carácter temporal complementaria de la renta mínima estatal como de la autonómica, en virtud de lo que establezca la normativa vigente y los recursos disponibles pendientes del desbloqueo del superávit municipal, de los fondos liberados por la negociación con entidades financieras y fondos extraordinarios provenientes del Gobierno de España y la Unión Europea.

Esa renta que plantea Podemos podrá estar integrada en un Plan Estructural contra la Pobreza y la desigualdad social de ámbito mucho más global que se trabajará en la comisión del Plan Estratégico general del Ayuntamiento de Córdoba.

No es lo que planteaba Podemos, pero es un primer paso, aunque el proceso retrasará el cubrir de forma inmediata las necesidades imperiosas que ya tienen muchas familias.

Primer paso

El concejal de Podemos Juan Alcántara ha señalado que, al menos, "hemos conseguido ese primer paso necesario para la Renta Garantizada municipal" y por ello "queremos agradecer el esfuerzo en la negociación a los grupos municipales que han considerado importante para la ciudad este avance social como es la Renta Garantizada municipal, así como al apoyo de la plataforma ciudadana y los colectivos que la componen".

Según sus palabras, "el objetivo era, es y será  tratar de buscar alternativas dignas a la ciudadanía. Se trata de una idea pensada, razonada, con fondo, muy meditada y que a día de hoy va a permitir que todos, sean quienes sean y voten a quien voten, tengan un flotador final al que aferrarse llegado el caso".

En la celebración del Pleno han podido participar tanto Diego Llames como Catalina Rojas, ambos miembros de la Plataforma en Córdoba por una Renta Mínima, que agrupa a 32 colectivos, quienes han destacado la temporalidad de esta medida pensada para empadronados en Córdoba con una declaración responsable de que sus ingresos no son suficientes y que llegue a sus manos antes de que transcurra un mes.

Además, han recordado que esta medida "no tiene color político" y viene a paliar un problema ya demostrado de que "la pandemia va a llevar a la ruina a muchos sectores y personas que se creían a salvo", además de que los medios y herramientas utilizados hasta la fecha para paliar la pobreza no están funcionando bien o no son suficientes.

La experiencia ha funcionado ya y con éxito en Santiago, A Coruña, Gijón, Barcelona o Pontevedra y ahora es el turno de que demuestre su eficacia en Córdoba.