jueves 24.09.2020
Cordoba Hoy

VIVIENDA

Casas okupadas en Alvar Rodríguez: el problema que no cesa

A los ruidos o alteraciones del orden público en esta calle de San Lorenzo se les suma ahora otro de aguas estancadas
Número 5 de la calle Alvar Rodríguez, donde hay problemas de okupas desde hace mucho tiempo
Número 5 de la calle Alvar Rodríguez, donde hay problemas de okupas desde hace mucho tiempo
Casas okupadas en Alvar Rodríguez: el problema que no cesa

La Asociación de Vecinos 'San Lorenzo existe' ha denunciado nuevamente la situación de las casas okupadas en la calle Alvar Rodríguez número 5, un problema enquistado en el barrio y que ha provocado ya, al margen de la propia usurpación de las viviendas, problemas de orden público, ruidos o, como ahora, uno relacionado con la salud, ya que en en el patio interior se ha ido acumulando el agua, lo que propicia los malos olores y la atracción de los mosquitos. 

Este agua ya aparecía en algunas fotos de las redes sociales de 'San Lorenzo existe' con un color verdoso hace dos semanas, y a su responsable, Manuel Ortega, le preocupa cómo estará la situación tras las lluvias y granizada del pasado martes. Su denuncia a la delegación de Salud y Familias de Andalucía ya ha sido tramitada y remitida por cuestiones de competencia al Ayuntamiento de la ciudad.

Imagen ampliada, y procedente del Facebook de San Lorenzo Existe, donde se ven las aguas estancadas en las casas okupadas de Alvar González 

Las casas en cuestión, como indica Ortega, están en una situación de indefinición jurídica según les ha transmitido la  Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Son casas de una promoción reciente, de menos de diez años, es decir, están nuevas (o lo estaban antes de la okupación). Ortega desconoce si está resolución se habrá resuelto.

Desde su punto de vista son los propietarios los que deberían interponer una denuncia en los juzgados, mientras que la asociación vecinal interpone diversos tipos de comunicaciones bien ante el Ayuntamiento, bien ante Salud.

Los problemas en esas casas de Alvar Rodríguez vienen de largo, porque además son okupas que se rotan, es decir, se producen alquileres igualmente ilegales, como ya denunció esta misma asociación hace casi un año. Estas mudanzas resultan periódicas. 

En estos lugares tienen lugar problemas constantes de ruidos denunciados por los vecinos, en alguna ocasión ha tenido que acudir la policía debido a diversos altercados y ahora se suman las aguas estancadas.

Comentarios