DESDE EL 1 DE JUNIO AL 15 DE OCTUBRE

Ocho patrullas de la Policía Local y una de Protección Civil vigilarán los incendios

Vigilarán especialmente zonas como las de Trassierra, Turruñuelos, La Campiñuela, Alcolea, las Ermitas, Arruzafa-Patriarca, El Naranjo, parcelaciones y las barriadas.

Dos agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local
Dos agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local

El Ayuntamiento de Córdoba, en el marco de las medidas decretadas por la Junta de Andalucía y el Plan Infoca 2017, ha puesto en marcha el Plan de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, al que se destinan ocho patrullas de la Policía Local y una de Protección Civil, que, en dos turnos, vigilarán especialmente zonas como las de Trassierra, Turruñuelos, La Campiñuela, Alcolea, las Ermitas, Arruzafa-Patriarca, El Naranjo, parcelaciones y las barriadas.

Dicho Plan, según ha indicado el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, difundirá y contribuirá a dar cumplimiento al Bando de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, sobre 'Medidas para la prevención de Incendios'. El bando hace un llamamiento a la ciudadanía, "para que actuemos con responsabilidad y evitemos, en la medida de lo posible, daños irreparables en nuestro entorno. La climatología estival de Córdoba (altas temperaturas y bajos índices de humedad), las características de la vegetación que puebla nuestra sierra y sus condiciones topográficas, convierten los incendios forestales en una grave amenaza para nuestros espacios naturales, provocando importantes pérdidas ecológicas y económicas que, en ocasiones, llegan a ser irreparables".

En su redacción se recuerda, con carácter general, la normativa autonómica que, de acuerdo con la cual, "queda totalmente prohibido el uso del fuego desde el 1 de junio al 15 de octubre en terrenos forestales y de influencia forestal, y en particular para las siguientes actividades: quema de vegetación natural; quema de residuos agrícolas y forestales; encender fuego para la preparación de alimentos o cualquier otra finalidad, incluidas las áreas de descanso de la red de carreteras y las zonas recreativas y de acampada, aun estando habilitadas para ello.

Recoge, asimismo, que "las urbanizaciones, zonas de acampada e instalaciones o actividades situadas en terrenos forestales o sus proximidades, deberán contar con un Plan de autoprotección que se presentará en este Ayuntamiento".

Patrulla verde policia local 1

Además, "con vista a la seguridad de los vecinos, los núcleos de población, edificaciones e instalaciones de carácter industrial y urbanizaciones, deberán mantener una franja de seguridad de una anchura mínima de 15 metros, libre de residuos, matorral y vegetación herbácea. Igualmente, los camping y zonas de acampada deberán protegerse con un cortafuegos perimetral de 15 metros de anchura y dotarse de extintores de agua y una reserva de 7.000 litros".

También, "los titulares responsables de carreteras y vías férreas deberán mantener libres de residuos, matorral y vegetación herbácea, los márgenes de las mismas". Igualmente, los emplazamientos de aparatos de soldadura, grupos electrógenos, motores o equipos fijos de explosión o eléctricos y transformadores eléctricos deberá rodearse de un cortafuegos perimetral de una anchura de cinco metros.

Junto a ello, se recuerda que "bajo las líneas eléctricas de baja y media tensión de propiedad particular, deberá eliminarse la vegetación situada a una distancia inferior a  dos metros". También "queda prohibido el lanzamiento de cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego o puedan provocarlo".

Requiriendo, en todo caso, autorización expresa de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.
Otro punto relevante del bando es que "durante la época de peligro medio y alto no está permitido circular con vehículos a motor campo a través, por cauces secos o inundados, vías pecuarias, vías forestales de extracción de madera y pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras previstas para la circulación de los mismos; siempre que no resulte imprescindible para las labores de explotación forestal, vigilancia medioambiental y servicios de emergencia".

Policía Local y Patrulla Verde

Además, hay que tener también muy presente que, durante todas las épocas del año, no está permitido arrojar o abandonar cerillas, colillas, cigarros y objetos en combustión; arrojar o abandonar sobre el terreno papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o basura y, en general material combustible o susceptible de originar un incendio.

El Bando de la alcaldesa sobre 'Medidas para la prevención de incendios forestales' concluye afirmando que "todas estas normas están dirigidas a reducir y evitar las actividades que producen incendios forestales", por lo que se ruega "la colaboración y responsabilidad de todos los vecinos", con el objetivo de lograr con ello que "nuestros espacios naturales mantengan sus inestimables valores en el futuro".