Domingo 24.06.2018

CÓRDOBA CF

Haciendo camino

Un gol de Guardiola tumba al CD Lugo y coloca a los califas en la senda de la salvación

La alegría del Córdoba por su gol ante el Lugo
La alegría del Córdoba por su gol ante el Lugo

El Arcángel quedó boca abajo abrazando un 'sí se puede, sí se puede'. Porque ya no se grita, se barrunta. Se hace suyo. Se murmulla. Como una cantinela que pasea dentro de la mente, que hace más largas las comisuras blanquiverdes, acorta la espera de las jornadas y reverencia al sufrimiento de un equipo que se vacía. Que está luchando, desde hace semanas, contra un imposible y lo va haciendo pequeño y su esperanza palpable. Son tres victorias consecutivas con el gol de Sergi, que fue quien derribó al estadio y al CD Lugo (1-0). La guinda de la esperanza.

Dejaron la salvación a siete puntos (quedan quince partidos) un once entregado. Han recortado seis puntos con la permanencia en tres jornadas. Sigan aplaudiendo, aunque aún no hayan hecho nada, pero haciendo camino, los que saltaron al césped de aspecto impecable, rápido y mojado de El Arcángel. Fueron los mismos que remontaron en Santo Domingo. Solo Aguza, de novedad en el centro, que se tendrá que acostumbrar a la manija tras la lesión de Javi Lara. A no ser que invente lo contrario Sandoval, el de Sant Boi va a ser el recambio leído en voz alta. Jovanovic, por su parte, mantuvo su condición de titular pese a una semana de dudas. Pero el serbio, recuperado, es esencial para la mordiente derecha. Para enfrentar al 4-4-2 que delineó Francisco, amenazando con Fede Vico por la izquierda nada más arrancar, cuando el balón se paseó tranquilo por el área de Kieszek. Y al polaco no se le vio más.

Los califas, mandones y mejores

El CD Lugo utiliza las bandas.  En el intercambio que propuso el Córdoba CF, el primer buen centro de Loureiro, no encontró a Narváez. El siguiente, siempre por el mismo flanco, encontró en fuera de juego a Aythami. Bien invalidado el gol de un central que ha encajado a la perfección. Y siguieron apretando. Demasiado en largo, quizás. Los califas se han convertido en un equipo que lucha, que ejerce con orden la presión, las ayudas. En el que Edu Ramos se hace coloso. Se han convertido en un equipo que compite. Y ese es el principal valor de Sandoval. Sí, definitivamente le ha dado carisma. Construye su identidad en el césped. Emoción. Convicción, las victorias. Y el Córdoba CF tutea y le pone el dedo cual señal de silencio a quien se enfrenta. Le tocó al CD Lugo, el segundo equipo con aspiración a Play Off al que gana en tres semanas. Así lo hizo. 

Trasvasó la intensidad de la grada, entregada, y el reto enorme. Cogió el balón y se puso a jugar. No terminaba de saludar a Juan Carlos, el portero del ascenso. Pues enfrente, el mármol de Pita y Seoane. El oficio gallego en el centro, donde se jugaba. A los azules le gusta mandar. Y si no puede, se remanga. Y dice hasta aquí. Juan Carlos salió de su confín hasta los límites de la amarilla. Cazó a Aguza. Respingó el equilibrio. Lo único que se salió del orden. Sucesivas faltas. Sujetos los dos equipos por un déficit enorme de tranquilidad en el pase. Guardiola echó a perder una contra. Pero se le perdona, Sergi. Lo poco que concedieron los azules. Controlados pero sin dañar. La balanza férrea. Ni uno ni otro. El gesto torcido. La nula valencia del punto y la igualdad. 

El expulsión de Fede Vico

Le dio un codazo a Edu Ramos, Fede Vico, y se fue a la calle. Con uno más, el Córdoba CF, toda la segunda mitad, esperó a que empezaran a llegar los recuerdos. Felices del Real Valladolid, al que se le ganó, un domingo también como hoy, contra diez. Fue el inicio de la primera victoria con Sandoval. En el otro banquillo, la inferioridad movió a Francisco. Embruteció al equipo con Azeez, bajo la lluvia, que iba y venía, como las ráfagas cordobesistas. Marcó Guardiola. Él marca. Hasta en fuera de juego. Salió Reyes para más de media hora, su mayor registro, con el recuerdo, también, de su saque de falta en Alcorcón. Tuvo el primero y se topó con Juan Carlos. Era el enésimo centro perfecto de Loureiro, que la puso atrás para la potente llegada del de Utrera, al que hay que ir dándole la bienvenida al fútbol y al equipo. A su propio recuerdo.

Arcángel por Gabriel

Fue un derribo. Un cerco. Sandoval mandó aún más arriba al equipo con un CD Lugo ya embotellado con el cambio de Loureiro por Jaúregui. Buscó la frescura, la velocidad, en otro hombre ofensivo y de banda. La mandó desviada Jovanovic. Apretó. Rugió el coraje. Se abalanzó la grada. Un centro mal. Un rechace. Aguza fuera por nada. Quince minutos. Un gol. Hay que hacerlo. Un consejo. Cuando haya que marcar, llamen a Guardiola. Lleva dieciséis metrallas en Liga. Se puede. Cómo la puso Reyes de primera. Su segunda asistencia. Se puede. Con el uno a cero. Jovanovic al palo. Narváez perdona, estaba solo Guardiola. Cinco minutos largos. Pero Sergi, cómo se lo van a pagar.

DATOS DEL PARTIDO

CÓRDOBA CF: Kieszek, Loureiro (min. 68, Jaúregui), Aythami, Quintanilla, Javi Galán; Edu Ramos, Aguza; Jovanovic (min. 83, Caro), Narváez, Alfaro (min. 57, Reyes) y Sergi Guardiola.

CD LUGO: Juan Carlos; Leuko, Bernardo Cruz, Josete, Kravets; Seoane, Pita (min. 54, Azeez), Campillo, Iriome (min. 65, Christian Herrera); Fede Vico y Chuli (min. 83, Mario Barco).

ÁRBITRO:  Arcediano Monescillo. Comité Castellano Manchego. Amonestó por parte del equipo local a Reyes. Por parte del equipo visitante a Fede Vico, Juan Carlos, Kravets, Seoane, Bernardo Cruz y Campillo. Expulsó con doble amarilla a Fede Vico (min. 46).

GOLES: 1-0 (min. 79) Sergi Guardiola.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada treinta del Campeonato Nacional de Liga 1|2|3 disputado en el estadio 'El Arcángel' 15.588 ante espectadores.