• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

MEDIO AMBIENTE

Ecologistas en Acción pide reducir a medio plazo el alumbrado navideño a 14 días

De cara a 2018, su propuesta para evitar emisiones de gases de efecto invernadero es que se podría apagar entre los días 10 al 20 de diciembre, como se viene haciendo en otras ciudades

Encendido del alumbrado en las Navidades cordobesas de 2016
Encendido del alumbrado en las Navidades cordobesas de 2016

El colectivo Ecologistas en Acción ha mostrado, a través de un comunicado, su disconformidad con el periodo durante el cual el Ayuntamiento tendrá operativo el alumbrado navideño, pues desde hoy y hasta el próximo 5 de enero el alumbrado estará activo durante un periodo de 32 días.

Este colectivo ecologista defiende que "no nos podemos permitir ningún tipo de derroche energético si pretendemos frenar las emisiones de gases de efecto invernadero que están provocando las altísimas temperaturas que venimos soportando en verano y que han sido especialmente elevadas los pasados años 2015, 2016 y 2017", añade la nota. De hecho en su opinión, las altas temperaturas de estos años "son un indicador de hacia dónde camina nuestro futuro climático como reconocen los investigadores más acreditados".

El planteamiento de los ecologista es que Reducir el alumbrado navideño tiene un altísimo componente simbólico y debe servir de punta de lanza para llevar a la conciencia de la ciudadanía la necesidad de reducir el consumo de energía en todos los ámbitos para frenar el cambio climático. El simbolismo asociado a la reducción del gasto en alumbrado navideño permitiría subrayar el esfuerzo en comunicación que tiene que hacer la sociedad en su conjunto explicando la necesidad de reducir el consumo de energía a todos los niveles si se quiere mantener el incremento de temperaturas asociado al cambio climático en un margen razonable de seguridad para las personas.

El resultado de la investigación del Departamento de Economía Aplicada y del Grupo de Energía, Economía y Dinámica de sistemas de la Universidad de Valladolid –un equipo científico que cuenta con el mayor reconocimiento internacional– recientemente publicada en la que afirman que en el supuesto de que los estados cumplieran los compromisos adquiridos en la cumbre del clima celebrada en París en 2015, la temperatura media del planeta se incrementaría entre 3 y 4 grados centígrados, y esto cuando la comunidad científica internacional afirma unánimemente que superar la barrera de los 2 grados tendrá unas consecuencias irreparables para el equlibrio climático.

"Un incremento de temperaturas de este calibre sería inasumible en la Península Ibérica, en Andalucía y más especialmente en Córdoba, zonas geográficas todas ellas especialmente sensibles al cambio climático", advierte la nota.

Propuesta del colectivo

La propuesta que hace Ecologistas en Acción para aplicar de forma inmediata es no activar el alumbrado hasta las fechas próximas al periodo navideño, alrededor del día 22 de diciembre. También, y en el supuesto de que se active durante el Puente de la Constitución, apagar el alumbrado una vez finalizado este periodo, es decir, que para el año 2018 se podría apagar entre los días 10 al 20 de diciembre ambos incluidos reduciendo el periodo de alumbrado 11 días con respecto al año en curso. Esto es algo que ya se viene haciendo en otras ciudades más sensibles a la amenaza climática.

A medio plazo la idea es reducir el alumbrado al periodo del 22 de diciembre al 5 de enero ambos incluidos, es decir, 14 días. "Sólo aplicando medidas valientes y contundentes –que con toda seguridad serán muy polémicas– se podrá conseguir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que propone Ecologistas en Acción en línea con la propuesta científica más consecuente: una reducción de las emisiones del 3% anual hasta el año 2030 y del 10% anual entre 2030 y 2040 para conseguir la total descarbonización en el año 2050".

Resulta bastante contradictorio que en las mismas fechas que en Córdoba se hacen llamadas a la población para donaciones de víveres para el Banco de Alimentos se destinen casi 300.000 euros a la colocación de luces sin contar con el gasto energético adicional. "Sería más lógico destinar este dinero directamente al Banco para hacer frente a esas necesidades", estima Ecologistas en Acción.

Así, el colectivo ecologista propone hacer un debate público y una reflexión en profundidad para plantearse cuál es el objetivo del alumbrado navideño y a qué necesidad cívica responde. Si la respuesta es, como afirman los comerciantes y algunos representantes institucionales, que el alumbrado navideño incentiva las compras navideñas, "deberíamos preguntarnos si es razonable que se use el dinero público para forzar a las familias a hacer un mayor gasto del que estarían dispuesta a hacer en condiciones normales, un objetivo que va en el sentido contrario al que deberíamos trazarnos: Usar el dinero público para llevar a la conciencia de la ciudadanía la necesidad de exhibir un comportamiento más austero eliminando gastos superfluos, una filosofía en línea con la necesidad de reducir el impacto de las sociedades industrializadas en el medio ambiente", remata la nota.