Jueves 22.08.2019
Cordoba Hoy

DE ENERO A JUNIO HUBO 136 NUEVOS BIC

Cultura incorpora el Pozo de las Nieves de Dos Torres al patrimonio histórico andaluz

También, los los Efebos de Apolíneo y Dionisíaco, de Pedro Abad, dentro de los bienes muebles
Pozo de las Nieves de Dos Torres en una imagen del Ayuntamiento (Micovi Fotografía)
Pozo de las Nieves de Dos Torres en una imagen del Ayuntamiento (Micovi Fotografía)
Cultura incorpora el Pozo de las Nieves de Dos Torres al patrimonio histórico andaluz

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha protegido como Bien de Interés Cultura (BIC) en el primer semestre de 2019 un total de 136 bienes del patrimonio histórico andaluz, lo que incrementa la lista de los 30.546 bienes que, actualmente, están catalogados en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (Cgha) en sus distintas tipologías.

De estos nuevos bienes protegidos, 113 corresponden a bienes muebles –todos en la categoría de BIC–, mientras que los 26 restantes pertenecen a bienes inmuebles –23 como BIC y tres como bienes de catalogación general–. A esta lista habría que añadir una actividad de interés etnológico, la Fiesta de los Mosqueteros de Lecrín, en Granada, que ha entrado en el Catálogo como Bien de Catalogación General.

De los bienes inmuebles inscritos en 2019 cabe destacar la Iglesia de San Juan Bautista de Málaga, los Grabados Rupestres Piedras Blancas en Almería, el Arco Miliarios de Augusto en Jaén, la Cueva de los Algarbes del Tablar en Granada y el Pozo de las Nieves, en Dos Torres (Córdoba), la Cueva del Ciervo en Cádiz o los Grabados de los Lirios de San Silvestre y los de la Alcalaboza III en Huelva. A estos se suman también los Grabados Rupestres Piedras Blancas de Las Tres Villas, en Almería, y los Abrigos Rupestres de Álora, en Málaga.

El Pozo de la Nieve

Según se indica en la web de Cordobapedia, se conoce como Pozo de la Nieve a un bien inmueble de gran valor histórico- artístico enclavado en la población de Dos Torres, acrecentado más si cabe por la singularidad de su tipología arquitectónica, única en el territorio. De probable origen precristiano, fue utilizado para albergar alimentos y remedios en el siglo XVIII.

Ubicado en el paraje de la Ermita de San Sebastián, en uno de los puntos más elevados del municipio. 

Existen diferentes teorías sobre su origen. Por una parte, los arqueólogos Alejandro Marcos y Ana María Vicent dataron su origen entre los siglos I a.C. y IV d.C., discutiéndose su función como mausoleo, terma o basílica paleocristiana. El académico Esteban Márquez Triguero dio a conocer la existencia de este singular edificio, adscribiéndolo a época romana e interpretándolo como posible basílica paleocristiana de estilo romano primitivo.

Fue en 1691 cuando el gobernador de la villa de Torremilano solicitó al rey Carlos II la concesión de un pozo de nieve para conservar alimentos y remedios medicinales y abastecer a las villas vecinas. Tras su autorización en 1700, se ubicó "en un cubículo de gran antigüedad".

Ha sido uno de los monumentos más desconocidos para la población hasta terminada su recuperación y puesta en valor en 2010. La nieve era compactada y apelmazada con mazos de madera y, una vez convertida en hielo se recubría con capas de paja o ramas de enebro para almacenarlo en el pozo, que además contaba con un sistema de drenaje para dar salida al agua del deshielo.

EFEBOS

Es un edificio abovedado de planta centralizada, cuadrada al exterior y circular al interior, con entrada a poniente (posteriormente se abrió otra puerta de acceso) y, en origen, tres hornacinas angulares con arcos de medio punto. Es una obra de gran solidez, realizada con mampostería de granito y sillares en sus cuatro esquinas. De especial interés es la bóveda semiesférica de ladrillo que cubre el cubículo, al igual que la acústica que presenta el lugar.

Los trabajos realizados por la Consejería de Cultura para devolverle su configuración original se completaron con los de iluminación artística, tanto interior como exterior, y con la dotación de paneles informativos y vídeo explicativo.

Efebos de Pedro Abad

En relación a los bienes muebles protegidos por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, la mayoría de ellos vinculados a los inmuebles que han entrado en el Cgpha, destacan los Efebos de Apolíneo y Dionisíaco, datados entre los siglos I-II d. C. Ambas esculturas de bronce fueron incautadas en una operación policial en la localidad cordobesa de Pedro Abad.

Por otro lado, el Servicio de Protección del Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura ha incoado el procedimiento para inscribir en el Catálogo General un total de 64 bienes. Entre estos expedientes de incoación se encuentra el Sorteo de las Hazas de la Suerte de Vejer de la Frontera, como Actividad de Interés Etnológico; el Antiguo Convento de Santo Domingo de Baza (Granada); el Fandango de la provincia de Huelva, y la Montería y la Rehala, ambas como Actividad de Interés Etnológico.

Comentarios