Miércoles 22.01.2020
Cordoba Hoy

PATRIMONIO HISTÓRICO

Almenas, torres y el recuerdo de las armas: doce castillos de la provincia de Córdoba

Pocos monumentos tan unidos a la historia de las ciudades y pueblos como sus castillos, de los que hay un buen muestrario en la provincia de Córdoba
Almenas, torres y el recuerdo de las armas: doce castillos de la provincia de Córdoba

Recientemente se anunciaron nuevas obras de restauración en el Castillo de Aguilar de la Frontera, también conocido como Castillo del Pontón o Castillo del Poley. Los trabajos se centrarán en las defensas del flanco oeste del castillo señorial, concretamente en el aljibe del patio y las Torres diez y once, así como en los lienzos de muralla entre las mismas y entre las torres nueve y diez. Esta noticia nos sirve de excusa para hablar de estos castillos y conocer un poco más este patrimonio histórico de la provincia que bien merece ser visitado en forma de rutas o quizá por etapas. Y empezamos, aprovechando la coyuntura, por el comentado, y siempre teniendo en cuenta que unos están en mejor estado que otros, dándose el caso de que en la provincia casi todos tienen partes derruidas y ya irrecuperables, lo que no les resta interés alguno. Les ofrecemos una selección de doce, pero hay más.

CASTILLO DE AGUILAR DE LA FRONTERA

Preocupados como estamos hoy ante la conservación del patrimonio histórico, no sabemos qué tipo de improperios, denuncias o lanzamiento de objetos contundentes hubiera recibido el corregidor del pueblo, Juan Vila Cordón, que decidió utilizar sus materiales para la construcción de calles del municipio. De esta forma hoy sólo quedan ruinas y la vistia tiene su riqueza en la rememoración e interpretación de lo que allí hubo un día... y que pudo conservarse en gran medida si no se hubiera convertido al castillo en "cantera". Previamente, el terremoto de Lisboa de 1755 derribó una torre. El Castillo se diría predestinado a no permanecer sea por acción del hombre o de la naturaleza. El castillo tuvo su origen en el siglo IX  y pertenecía al terreno dominado por un líder andalusí de origen hispano-godo que se rebeló contra el emirato: Omar ben Hafsún.

Castillo de Aguilar de la Frontera

CASTILLO DE ALMODÓVAR

El más vivo de todos y fenómeno de culto por aparecer en la serie 'Juego de tronos'. Vivo también porque sirvió de lugar dedicado a actividades de convivencia o retiros espirituales para colegios de Córdoba durante mucho tiempo. Y vivo porque su estado le convierte en el castillo por antonomasia de Córdoba.  Se trata de otra fortaleza andalusí de origen bereber en el año 760, aunque previamente fue otro tipo de fortaleza o campamento romano, de construcción y planta distintos. Y es que la cima del monte 'El redondo' se consideraba un lugar privilegiado para la defensa y estrategia militares. Pasó el lugar por numerosos avatares y llegó a ser la fianza para la compra de Fuente Obejuna. Con su propietario Rafael Desmassières y Farina empezó en 1901 la restauración, que desembocó poco a poco hasta darle su aspecto actual, de hecho no cesaron los trabajos durante todo el siglo XX. Gracias a ellos es lugar de disfrute y ha servido para representar tanto a un palacio como a una zona de mazmorras en la famosísima serie.

Castillo de almodovar

CASTILLO DE BELALCÁZAR

Otro de los más importantes de la provincia tras el de Almodóvar. Y destacadísimo en España y Portugal. ¿Por qué?: por la altura de su torre, la torre del Homenaje. 47 metros. La más alta de la Península Ibérica. Al igual que en el caso de Almodóvar, su lugar de ubicación fue siempre un lugar estratégico y ya desde tiempos romanos se situaron allí campamentos o fortalezas de distinto tipo. El castillo propiamente dicho data del siglo XV por parte de Gutierre de Sotomayor y su propósito era servir de vivienda a los condes de Belalcázar. El castillo está siendo restaurado desde el 2018, pero a finales del pasado año se realizaron ya visitas guiadas en las que se pudo contemplar parte de esta fortaleza. Lo que llama mucho la atención son sus elementos decorativos, los llamados modillones, que sobresalen del paramento, es decir, esos "salientes" que se ven. Junto a ellos, la torre luce no sólo por la altura, sino por sus inacostumbradas proporciones con respecto al conjunto. Si hablamos en sentido coloquial, diríamos que es un castillo raro a la vista.

Castillo de Belálcazar

CASTILLO DE BELMEZ

Uno de los más destacados desde las inmediaciones al estar sobre una roca de piedra caliza. Impresiona al pasar por las cercanías. Se trata además de un privilegiado mirador. Desde su altura se pueden ver otros pueblos de Córdoba, como Espiel, Fuente Obejuna y Peñarroya-Pueblonuevo. Hablamos de otro punto estratégico importantísimo en diversos momentos de la historia. Durante la guerra contra Granada en la reconquista se convirtión en zona de control, y durante la guerra de la independencia fue tomada por los franceses, que ante las posibilidades que le vieron al recinto incluso hicieron reformas. La torre y murallas son del siglo XV, pero como en casos anteriores, y dadas las características del montículo en el que se ubica, ya hay noticias anteriores de fortalezas y campamentos anteriores. Este vigía del camino viejo de los Pedroches se puede visitar y mantiene un estado de conservación aceptable.

Castillo de Belmez de la web del Alto Guadiato

CASTILLO DE BAENA

De un monumental castillo que midió setenta metros de largo y 37 de ancho quedan sus torres, tres de cuatro (Torre de los cascabeles, Torre de las cinco esquinas, Torre del secreto) y parte de los muros. Se cree que en una de sus torres estuvo preso Boabdil. Sí que está confirmado el confinamiento durante más de tres años del Gran Capitán por orden del Conde de Cabra. El Gran Capitán, entonces un joven de 24 años, no perdió el tiempo y se dedicó a estudiar estrategias bélicas. Parece que su construcción del castillo tuvo lugar en el siglo IX. Los muros y torres se pueden visitar hoy día y están en un buen grado de conservación. 

Castillo de Baena

CASTILLO DE IZNÁJAR

El castillo de la localidad se une al llamado lago o pantano de Iznájar que, junto a la belleza del propio pueblo, conforman un lugar verdaderamente atractivo para el turismo. Se cree, pues no se tienen datos definitivos, que el castillo se puede fechar en algún momento del siglo VIII; entre el 726 y el 742. Pequeño, bien cuidado, restaurado y con atractivos como alguna pequeña catapulta, este castillo es de visita obligada para todo amante del turismo rural. El casco antiguo, el embalse, el olivar y el castillo: un todo cada vez más valorado por los visitantes a la localidad. Un viaje también al mundo de los colores, como podrán testificar tantos de los que han disfrutado de todo ello. 

Castillo de Iznájar

CASTILLO DE ZUHEROS 

De la misma manera que en el anterior caso, el castillo de Zuheros va inherentemente unido a la belleza del pueblo, "incrustado" en la montaña y considerado como uno de los más bonitos no ya de Andalucía, sino de España y que cuenta con la también afamada Cueva de los Murciélagos. Data del siglo IX. Al igual que el castillo de Aguilar fue utilizado como cantera en el siglo XVIII. Se trata de una fortificación pequeña de la que queda una torre restaurada y restos de un palacio. A lo largo del tiempo ha pasado por todo tipo de reformas. Desde su situación, en lo alto de un risco, se tienen excelentes vistas, un extraordinario paisaje de olivos. 

Zuheros

CASTILLO DEL MORAL

Situado en Lucena, es también sede del Museo Arqueológico y Etnográfico de la localidad. Desde época romana fue lugar para fortalezas, y más tarde, en época musulmana, un castillo propiamente dicho. También allí estuvo preso Boabdil, que parece que debería contar con una ruta específica que pasase por los lugares en los que permaneció encarcelado el pobre. En el siglo XVIII se construyeron jardines y caballerizas, que posteriormente fueron destruidos para la construcción del edificio de Correos y Telégrafos. En verano se suelen hacer conciertos en el patio de armas.

Castillo del Moral en Lucena

CASTILLO DE PRIEGO DE CÓRDOBA

Una sobria fortaleza árabe que se liga indisolublemente al entorno, como en el caso de Iznájar o Zuheros, pues está al lado del barrio de la Villa y cerquísima del balcón natural del Adarve, dando formas a otro conjunto irresistible para el visitante, al que se recomienda que vaya andando a todos estos lugares. La torre del Homenaje está bien conservada y cuenta con una empinada subida. La conocen como Torre Gorda. Es, a su vez, otro excelente mirador. Se trata de un lugar todavía con obras de restauración. Procede de época islámica y fue reformado por los cristianos en el siglo XIII y XIV, de donde le viene la planta actual. En la siguiente imagen, una de las vistas del pueblo desde el castillo.

Vistas desde el castillo de Priego de Córdoba

CASTILLO DE CARCABUEY

Un castillo no apto para todos los públicos. Requiere de buenas piernas y voluntad de darse una caminata cuesta arriba. El andariego será recompensado. Naturaleza alrededor, la ermita de la Virgen del Castillo y unas magníficas vistas. La Torre del Homenaje, de 30 metros, está restaurada. Si la caminata no fue suficiente, el amante del aire puro y el ejercicio tiene más posibilidades, pues la visita al aljibe romano de las cercanías requiere también de habilidades con el senderismo en pendiente acusada. 

Castillo de Carcabuey

CASTILLO DE HORNACHUELOS 

Hace dos años, unos trabajos arqueológicos descubrieron en este castillo una cámara nueva y un artillero. Los orígenes del recinto datan del siglo X aunque el aspecto actual de los restos procede del XV. Quedan restos de sus murallas y algunas torres. El pasado mes de diciembre se anunciaban varias obras de restauración y consolidación. Varias viviendas adosadas ocultan, por cierto, las murallas y el trazado. Se trata de otro ejemplo de castillo austero dedicado eminentemente a la defensa.

Castillo de Hornachuelos

CASTILLO DE CASTRO DEL RÍO 

Tras unas importantes obras de restauración que terminaron en el 2017 y lo tuvieron tres años cerrado, se recuperó este casitllo que además sirve para acoger diversos eventos culturales. De esta forma se recuperó esta fortaleza cuya situación la hacía estar protegida por un meandro del río. El castillo antiguamente se unía a la muralla que protegía a Castro y que llegó a tener 40 torreones. Ahora mismo se pueden ver algunos aljibes, la recuperada Torre del Homenaje y el patio de armas.

castillo castro del rio

Comentarios