Lunes 25.03.2019
CULTURA

Las Kalendas redescubren la Roma oculta en el subsuelo de Córdoba

Córdoba fue Qurtuva y antes de eso Cordvba. Una de las ciudades más importantes del mundo romano, quienes no modificaron en exceso un nombre cuyo origen y significado se pierde en la memoria de los tiempos, pero bien podría haber sido ibero o cartaginés. El caso es que acabó siendo pronto capital de la Hispania Ulterior y posteriormente de la Bética, de ahí que fuera prácticamente una réplica de la Roma itálica, con todo tipo de edificios públicos, para ocio y vida social, y para el comercio, para lo que se contaba incluso con un puerto fluvial que prácticamente hacía las veces de puerto marítimo.

Ciudad natal de los Séneca y de Luciano, que llegó a ser sitiada por el temido Viriato, se dice que el mismísimo Julio César escuchó la rendición de su rival Pompeyo en esta ciudad que le ayudó en su campaña de guerra civil y por lo que pronunció uno de sus famosos discursos de agradecimiento a la población antes de plantar el plátano de sombra que dicen se puede ver en los actuales jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos, una zona muy próxima al citado puerto.

Toda esa época de esplendor tiene su reflejo en la actualidad, pero hay que saber buscarlo, porque pocas cosas de entonces afloran a la superficie y lo más visible y atractivo son el Templo Romano de Capitulares, así como el Mausoleo del Paseo de La Victoria o el Palacio de Maximiano Hercúleo a los pies de la estación central del AVE. El resto hay que ir a localizarlo 'bajo tierra'.

Y eso es lo que se hace en parte con las 'Kalendas en Cordvba' que esta misma semana ha celebrado alguna que otra visita guiada teatralizada por distintas localizaciones como son el Mausoleo, parte del alcantarillado (donde se mezclaban las aguas residuales con las 'potables' de lluvia) y algunos puntos de la Muralla que partían de este monumento funerario antes de ampliarse hacia el exterior, porque la ciudad reclamaba mucho más espacio. Todo ello contando con la presencia de Helvia, la madre de 

Con grupos muy heterogéneos de unas 35 personas, con edades comprendidas entre los 20 y los 60 años, se tiene la posibilidad de conocer de primera mano el submundo de nuestros ancestros togados y con sandalias, que gobernaron el mundo conocido durante casi un milenio y dejaron una huella imborrable. A modo de ejemplo, hay restos interesantes en el Hotel Hospes Bailío de una casa romana; también en uno de los edificios donde estaba la manzana de Banesto, en cuyas obras apareció una villa romana con sus columnas y canalizaciones de agua; en el parking subterráneo de la calle Cairuán; o en los bajos de la tienda de ropa Bershka de la calle Concepción.

Para este fin de semana el programa de Kalendas incluye para este viernes una visita al Centro de Interpretación del Mundo Funerario y taller sobre ajuares funerarios; una visita guiada para los más pequeños 'Ser niño en la antigua Roma', un taller didáctico 'Ajuar funerario' y un Escape Room; para el sábado, día 16, una más que interesante Cata científica de vinos romanos con conferencia incluida, en el Restaurante 'La Llave de la Espartería' a las 20.00 horas; una excursión a Fuente Obejuna (la Fons Mellaria romana) bajo el título de 'Tras las huellas de Mellaria'; una yincana romana para familias con aves; un taller infantil sobre 'Pupae romanas' (muñecos); un taller infantil sobre 'Policromía en la arquitectura', y una visita guiada sobre 'La vida social de la Cordvba romana a través de sus edificios públicos'.

Finalmente, el domingo, día 17, el programa incluye una ruta teatralizada, una visita a las Cuevas Romanas y teatro a base de Pantomimos romanos, a las 12.00 en el Centro de recepción de Visitantes, con entrada libre.

Las Kalendas redescubren la Roma oculta en el subsuelo de Córdoba