• Jueves, 25 de Mayo de 2017

El día volvió a presentarse con un brillo especial, y las hermandades que hoy procesionan nos dejan una nota de color: El rojo del Buen Suceso, el azul prendimiento….

El Martes Santo ha vuelto a resurgir un año más, cuando cada una de sus cofradías nos han hecho disfrutar de una maravillosa tarde, que, con importantes estrenos, nos presentó varias novedades.

Como curiosidad, hace ya tiempo que la hermandad de la Agonía parte de la Santa Iglesia Catedral para realizar su estación de penitencia. Hermandad fundada en 1979, que sólo saca un paso por las calles de la ciudad y nos muestra un hábito de nazareno combinado en morado y blanco.

El silencio vuelve a romper en las calles. Esta vez, la hermandad Universitaria. Ese Cristo universitario, maravilloso, de Juan Manuel Miñarro, que representa años y años de estudios sobre la Síndone, elaborado por este artista para dejarnos ensimismados al ver tanto sufrimiento y piedad en una sola imagen tan diferente de lo que estamos acostumbrados a ver. Acompañado de Nuestra Señora de la Presentación, con un atuendo un tanto particular, enlutada y hermosa, para quien no me faltaría bellas palabras si tuviese que describir su rostro, del que ya hace diez años que lo vimos procesionar por primera vez un Jueves de Pasión saliendo de San Pedro de Alcántara para enamorarnos.

La Sangre nos ofrece destellos de la Reina de los Ángeles y todos los querubines que nos enseña entre su palio y manto, al son de la Banda de María Santísima de la Esperanza, mientras ilumina al Cristo de los Faroles. Adelantándose a ella, su Hijo, representado en el momento que es despreciado por el pueblo. Este año, este misterio estrena el dorado de sus respiraderos que realizó Rafael Barón, presidente de la Asociación Claveles y Gitanillas.

Avanza la tarde y nos encontramos con el Buen Suceso. Un misterio al que no le falta detalle y este año más aun con la conclusión de un nuevo canasto. Esperamos seguir viendo la evolución de este nuevo proyecto que tiene la cofradía para engrandecer a la talla titular. Anónima del siglo XVII, que con su rostro hace honor a su advocación, pues la bondad es lo que refleja. Siempre siguiéndoles la talla de la virgen, segunda obra de la Madre del Señor que comparte imaginero con la Presentación, Miguel Ángel González Jurado, ésta de 1991.

La hermandad de la Santa Faz, llena de juventud por los colegios que tiene en su entorno. El Señor representa a Jesús Nazareno camino del Calvario, en su encuentro con la Verónica, que nos deja ver el rostro de Jesús en sus paños. Mientras, también lo acompañan las Santas Mujeres. Un misterio realizado entre 1988 y 1989 por Antonio Dubé. Acompañado por María Santísima de la Trinidad, que luce en su saya la cruz de los trinitarios calzados.

Para terminar las salidas del día, pudimos ver el Prendimiento, bajo los sones de la agrupación Musical del Santísimo Cristo de Gracia, estrenando su canasto y también lleno de juventud por su colegio. Nos muestra de nuevo dos tallas de los artistas Martínez Cerrillo y Antonio Dubé.

Un Martes Santo lleno de color y variedad, para orgullo de nuestra Semana Santa.

TEXTO: MARÍA JOSÉ ESCRIBANO.