viernes 02.12.2022
Opinión

En lo judicial: Sombras muy negras

En lo judicial: Sombras muy negras

"Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede inducirlos a hacer justicia". Bertold Brecht.

Gracias a Infolibre y a Eldiario.es, dos digitales jóvenes y valientes, se van destapando noticias terribles de corrupciones, todavía presuntas, que no se conocían porque los grandes medios subvencionados casi nunca las publicaban a pesar de haber ocurrido hace bastantes años. Casi siempre eran cometidas por gente importante. Veamos el caso que ahora conocemos, que no lo protagoniza un modesto guardia civil de a pie, sino el coronel  G. Santaella.

Este sujeto parece que se inició en el camino de la delincuencia hace 30 años, quizás cuando era teniente. Así se deduce de un informe confidencial del Servicio de Información, que sitúa la primera investigación interna a Santaella en 1.990. A pesar de todo, por su 'brillante hoja de servicios', mereció ascender a capitán, comandante, teniente coronel y  coronel. El ministro del interior, Fernández Díaz, le concedió la Medalla de Plata al Mérito e incluso estuvo a punto de ascender a General, lo que se frustró cuando en 2017 Eldiario.es publicó sus investigaciones realizadas:

Este elemento cooperaba con el narcotráfico a gran escala y acumuló en dos años (1988-1990), estando destinado en la comandancia de Málaga, una moto de alta gama, un turismo, un Mercedes, un terreno, una inversión en construcción y una entrega de 3 millones de pesetas para dos pisos. A pesar de estos datos aportados por el Servicio de Información de la GC, no había indicios suficientes y la Audiencia Provincial de Granada lo absolvió en 2019 porque el delito había prescrito (gracias a otro gran jefe que guardó un informe sobre este asunto en una caja fuerte durante mucho tiempo). La Fiscalía recurrió la sentencia, al igual que la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) que ejerce la acusación particular y pedían 9 años de cárcel para él. Todo era silenciado por los grandes medios y este sujeto seguía cobrando del Cuerpo. Cuando Eldiario.es desveló en 2015 que el coronel G.Santaella estaba imputado en una causa secreta en un juzgado de Granada fue apartado del servicio y pasó a la reserva, pero, al parecer, continúa percibiendo un buen sueldo.

Tremendo lo ocurrido. Pese a la absolución dictada en octubre 2019 por los tres jueces de la Sala Segunda de la Audiencia de Granada, en la sentencia consideran 'acreditado' que G. Santaella participó en el desembarco en la costa granadina de tres grandes alijos de hachís.

Ahora, noviembre 2021, dos años después, el Tribunal Supremo anula la absolución que considera sonrojante y ordena repetir el juicio y además dice: 

"Los hechos probados son de una extraordinaria gravedad. El que el máximo responsable policial de la demarcación, encargado de la represión penal de conductas delictivas relativas al tráfico de sustancias estupefacientes, sea acusado, y se declare probado que colabora con los autores de la llegada a España, vía marítima, de las sustancias que debe reprimir, resulta escandaloso, si bien es absuelto, porque se desconoce el peso de la sustancia tóxica y esa falta de determinación incide en la calificación de los hechos (...)".

Conclusión final.- Si al T. Supremo, que en otras ocasiones calla ante la corrupción, este caso le resulta sonrojante, de extraordinaria gravedad y escandaloso que un alto cargo policial, colaborador con el narcotráfico, sea absuelto porque se desconoce el peso de la sustancia tóxica, (4.000 kilos aprox) ¿se podrá enviar a la cárcel a los del menudeo que trafican con 200 gramos? ¿No debería el Supremo tomar medidas severas con los jueces que han emitido esa sentencia en Granada? Algo funciona muy mal en el sistema judicial, casi rayando en lo delictivo o en la incompetencia. Esto tan grave ocurre en España, pero a la mayoría no les preocupa nada.

http://alfonjimenez.blogspot.com/

Comentarios