lunes 23.05.2022
Cordoba Hoy

IMPULSO A LAS ZONAS DE BAJAS EMISIONES

Siete municipios de la provincia podrían aspirar a fondos Mitma para el transporte público

Torrico avanza que la capital se presentará a esas ayudas que también sirven para acelerar la descarbonización, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido con el impulso de las ZBE
Vehículos híbridos de Aucorsa usados para la Feria de Nuestra Señora de la Salud antes de la pandemia
Vehículos híbridos de Aucorsa usados para la Feria de Nuestra Serra de la Salud antes de la pandemia
Siete municipios de la provincia podrían aspirar a fondos Mitma para el transporte público

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha abierto la primera convocatoria para repartir entre los ayuntamientos 1.000 millones de euros de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. El objetivo de este primer programa de ayudas, incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), es acelerar la descarbonización de las ciudades, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de zonas de bajas emisiones (ZBE), la transformación sostenible del transporte público colectivo y la digitalización de la movilidad.

Por lo pronto, y a la espera de una webinar el próximo 8 de septiembre, del Ministerio en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), para informar a los Ayuntamientos de los detalles de la convocatoria y del proceso para la presentación de solicitudes, el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico (PP), ha adelantado a este periódico que la capital se va a presentar a la convocatoria.

Estación para medir la calidad del aire en La Asomadilla

Los otros seis municipios son Lucena (42.733 habitantes), Puente Genil (29.943), Montilla (22.739), Priego (22.367), Cabra (20.347) y Palma del Río (20.928).

La convocatoria va dirigida a municipios de más de 50.000 habitantes y a las capitales de provincia, incluyendo la posibilidad de que los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes que dispongan de servicios de transporte colectivo público puedan optar a las ayudas destinadas a su digitalización, la renovación sostenible de la flota y el fomento del cambio modal en entornos urbanos, priorizando la movilidad activa y el transporte público colectivo.

Los municipios tienen hasta el 30 de septiembre a las 14.00 horas para solicitar las subvenciones, para lo que se ha habilitado una plataforma web específica en la sede electrónica de Mitma.

Objetivos y líneas de actuación

Los proyectos seleccionados deberán cumplir los objetivos establecidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por la Comisión Europea, que abarcan desde rigurosos compromisos de plazos de ejecución, a objetivos relacionados con el impulso de la movilidad activa (a pie o en bicicleta) y sostenible.

De este modo, deberán contribuir a articular un sistema de transporte público urbano fiable, atractivo, accesible y asequible con flotas más modernas, eficientes y sostenibles; con la introducción de un concepto de movilidad inteligente adaptada a los nuevos hábitos y con el impulso de la digitalización para planificación, gestión y evaluación.

Deberán estar finalizados el 31 de diciembre de 2024.

De esta manera, en la selección de los proyectos se primará la madurez, la calidad y el impacto de los proyectos presentados por los municipios, exigiéndose, en todo caso, la disposición de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el momento de presentar su solicitud.

El amplio abanico de actuaciones previstas para alcanzar estos objetivos se estructura en cuatro líneas:

a) Actuaciones de implementación de zonas de bajas emisiones que recojan el conjunto de inversiones que requiere su puesta en funcionamiento. Esta línea incluye, por ejemplo, inversiones en controles semafóricos, sensores o programas de reconocimiento de matrículas de residentes, entre otras iniciativas.

Conductor de Aucorsa con medidas preventivas

b) Medidas destinadas al fomento del cambio modal hacia el transporte público e impulso a la movilidad saludable. Recoge proyectos que faciliten la movilidad activa, como la peatonalización de las calles o la creación de infraestructura ciclista; que prioricen la circulación de los modos de transporte colectivo y que fomenten sistemas de transporte a demanda, la intermodalidad con vehículos cero o bajas emisiones (carsharing, motosharing, patinetes, bicicletas), la mejora de la eficiencia en la distribución urbana de mercancías (última milla) o en la habilitación de aparcamientos disuasorios entre otros.

c) Actuaciones de transformación de flotas del transporte público con el fin de contribuir a la consecución de los objetivos de la Directiva de Vehículos Limpios, mediante la compra de autobuses eléctricos o impulsados por hidrógeno y la instalación de puntos de recarga, entre otros.

d) Actuaciones de digitalización de los servicios públicos de transporte que redunden en una mejora de la experiencia del usuario o de la accesibilidad en el uso del transporte público colectivo, o bien que contribuyan a la mayor eficiencia en la gestión del tráfico y del transporte y gestión de la demanda, así como en el análisis de información.

Las bases publicadas en el BOE y en la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana señalan que los ayuntamientos pueden presentar proyectos que hayan sido licitados después del 1 de febrero de 2020 y recogen rigurosos mecanismos de control para asegurar el cumplimiento de los hitos y objetivos recogidos en la convocatoria.

Las ayudas

En relación con los proyectos seleccionados, serán financiables hasta un 90% de los costes elegibles, estableciéndose un importe mínimo de subvención a solicitar en 200.000 euros por cada actuación.

Arreglo de carriles-bici en la ciudad

En el caso de la adquisición de autobuses o vehículos de limpieza de propulsión 100% eléctrica o de hidrógeno, se fija un importe unitario de subvención según la categoría.

Esta primera convocatoria forma parte del programa de zonas de bajas emisiones y transformación del transporte urbano y metropolitano que, a su vez, está incluido en el Componente 1 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) aprobado por el Gobierno central y la Comisión Europea para la gestión de los 69.500 millones de euros que España recibirá en transferencias directas.

El programa completo está dotado con unos 2.900 millones de euros por lo que, además de los 1.000 millones de esta primera convocatoria, Mitma btiene previsto sacar una segunda en 2022 para distribuir otros 500 millones de euros entre los municipios, transferir a las comunidades autónomas 900 millones de euros para financiar iniciativas que contribuyan a la puesta en funcionamiento de zonas de bajas emisiones y al impulso de la eficiencia del transporte colectivo, habilitar 400 millones de euros para transformación de flotas de transporte de viajeros y mercancías de empresas y 105 millones de euros a proyectos de humanización y calmado de tráfico en travesías.

Objetivos del plan de choque

El objetivo del Componente 1, Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, es promover la inversión en infraestructuras y servicios de movilidad verde y sostenible que también sirvan de palanca para la digitalización de la movilidad urbana y metropolitana, contribuyendo a la mejora de la accesibilidad y la calidad del transporte público y a una mayor eficiencia en la planificación de la movilidad. Con los cuatro programas incluidos en este componente, el Gobierno espera aportar 11.100 millones de euros al PIB y crear 154.000 puestos de trabajo.

Arreglo de carril-bici en la Ribera

Además de estos grandes objetivos, el plan de choque contribuirá a la cohesión social, al incremento de la productividad y a la mejora de la competitividad.

La finalidad última es, por lo tanto, la generación de entornos urbanos más accesibles e inclusivos, respirables, sostenibles e inteligentes a través del impulso a la descarbonización y la mejora de la calidad del aire.

No en vano, se estima que en 2019 el sector del transporte fue el responsable del 29% de las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero, casi una tercera parte generadas en el ámbito urbano.

Comentarios