viernes 30.09.2022
Cordoba Hoy

MOVILIZACIÓN SINDICAL

UGT y CCOO advierten que no se va a firmar ni un solo convenio que no ajuste los salarios al IPC real

Frente a un IPC desbocado del 10,5%, en Córdoba la negociación colectiva está por debajo del 2%
Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO
UGT y CCOO advierten que no se va a firmar ni un solo convenio que no ajuste los salarios al IPC real

"Ni UGT ni CCOO van a cerrar ningún convenio que no tenga revisión salarial sobre el IPC real". Éste ha sido esta mañana el mensaje claro lanzado por los dos sindicatos concentrados a las puertas de la patronal cordobesa, CECO, en un movilización que se está produciendo a lo largo y ancho del país bajo el lema 'Salario o Conflicto'.

Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO

Los dos secretarios provinciales, Vicente Palomares (UGT) y Marina Borrego (CCOO), han añadido ese mensaje "lo pueden tener los empresarios, y el conflicto va a estar". Entre otras cuestiones, porque "hay muchas empresas grandes que sí contemplan este factor y les va muy bien sin tener pérdidas, ¿por qué no lo pueden hacer todos?", han añadido, para puntualizar que "simplemente es aplicar una subida prevista y después si el IPC se dispara ajustamos al IPC, pero no estamos pidiendo más ni por encima, sólo lo que es justo".

Y es que mientras el IPC estaba contenido se podía llegar a una serie de acuerdos donde más o menos se podía prever qué pérdida de poder adquisitivo podía tener un trabajador o qué aumento salarial debía tener para que no tuviese esa pérdida de poder económico. Pero lo que comenzó como algo que podía ser coyuntura, "ya no lo es, desafía el tiempo y ha venido para quedarse durante un tiempo", así que los trabajadores y trabajadoras "no podemos estar negociando convenios donde sabemos que vamos a acabar perdiendo dinero".

Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO

Preguntados si esta movilización no se debería haber llevado a cabo antes de que se dispararan los precios hasta niveles nunca antes vistos la respuesta fue que ya comenzó en Madrid con una concentración de negociadores de las dos centrales a la que asistieron casi 2.000 personas, y ése fue "el pistoletazo de salida donde se reivindicaban estos derechos de los trabajadores en la negociación colectiva". Ahora es el turno de los propios trabajadores y trabajadoras de salir a reivindicar a la calle y los sindicatos han avanzado ya "un otoño caliente si la patronal no recula y entra a firmar una negociación colectiva y un acuerdo y un pacto de gobierno que haga que estas ganancias que está teniendo con las subidas de precios se redistribuya para las personas trabajadoras".

Se trata de una campaña que, en palabras de Palomares, "más claro no se puede explicar: O salario o conflicto", y eso es así porque "hay un IPC desbocado por completo, que no tiene visos de ser corregido en el corto plazo y eso significa que los trabajadores, una vez más y como siempre, son los que pierden poder adquisitivo".

Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO

El líder ugetista ha advertido que se trata de una situación "peligrosa", porque "podemos volver a la mismas senda en la que nos encontrábamos a partir de 2008, que creo una crisis sin precedentes y que duró más de un década". Frente a eso, "el poder adquisitivo de las familias es necesario que se mantenga", de modo que el empresariado "ha de tener una visión más amplia", ya que "si no hay poder de consumo, no será necesario fabricar más bienes y se volverán a perder puestos de trabajo". En este caso, se produce un "empobrecimiento doble y eso es lo que no podemos considerar".

Palomares ha reconocido que ya existe un pacto con UGT y CCOO de un aumento salarial par los próximos tres años, pero en la situación actual se requiere igualmente una revisión salarial en función del IPC real. Al mismo tiempo, el Gobierno central "tiene que poner más medidas de las que ha puesto para paliar un poco la situación".

En ese sentido, para Palomares, debe controlar algunos sectores energéticos porque la subida de precios ahí afecta al IPC subyacente, y ese control ha de estar sobre todo en las petroleras, porque sobre las eléctricas ya se se está haciendo algo. "Si el combustible sube, sube el transporte y sube todo los demás, y ya se intuye en el ambiente un conflicto social en alza por esta situación", ha advertido.

Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO

Al mismo tiempo el secretario provincial e UGT ha pedido que haya una regulación de los salarios en función del IPC real, a fin de evitar que se pierdan muchos puestos de trabajo y que se vuelva a caer en picado en una crisis "de la que ya sabemos que es francamente difícil salir". Y si en Europa están en la línea de "dar muchísimo dinero", éste "tiene que invertirse bien para que las familias tengan poder adquisitivo; en caso contrario iremos mal y no lo vamos a permitir".

Por su parte, Borrego ha dejado claro que se va a estar en la calle con los conflictos que sean necesarios en los centros de trabajo y reivindicando que la política que se aplique a nivel general sea la que se está defendiendo. Y para ello, "haremos asambleas y plataformas conjuntas de ambos sindicatos para que los trabajadores nos armemos y lleguemos a una plataforma fuerte de cara a la negociación colectiva", con la idea de obtener una subida de salarios y una revisión salarial anual. "Las crisis hay que pagarlas entre todos y pedimos a la patronal corresponsabilidad con el resto".

Por ello, "reivindicamos un salario digno para las personas trabajadoras", especialmente después de que "llevamos alertando muchos años de la pérdida de poder adquisitivo y la clase trabajadora siempre es la que paga la subida de precios". Es más, Marina Borrego ha recordado que en 2008 se experimentó una bajada de salarios y un incremento de los precios, y, a partir de ahí, "hemos perdido ya más de un 13% de poder adquisitivo la clase trabajadora", puesto que "ya no es sólo el IPC de más del 10,5% que tenemos en lo alto, sino todo lo que venimos arrastrando desde hace 14 años y que no hemos recuperado".

Concentración sindical a las puertas de CECO
Concentración sindical a las puertas de CECO

Para Borrego, el empresariado está siendo "egoísta y avaricioso", a pesar de que en los dos últimos años de pandemia ha recibido más de 30 millones de euros para que no se perdiese el empleo". Un dinero que "lo hemos pagado todos de nuestros bolsillos y es el momento de revertir las ganancias de la patronal en la clase trabajadora". Para hacerse una idea de la situación, frente a la subida desbocada del IPC en "nuestra negociación colectiva de Córdoba estamos por debajo del 2%, y al descompensación es abismal".

Comentarios