sábado 02.07.2022

CÓRDOBA CF

El bolsillo roto

El equipo califa pierde dos puntos en el Viejo Nervión ante un filial sevillista que le remontó con diez hombres

Sevilla Atlético Córdoba CF 2
El Córdoba sólo pudo arañar un punto en el campo del Sevilla Atlético FOTOS: TWITTER DEL SEVILLA ATLÉTICO Y LA LIGA 123
El bolsillo roto

Calentura de derbi en condiciones extremas que no significa nada. La temperatura la marcó un descenso del que no sale ni uno ni otro. Y empieza a quemar. El empate es tan insuficiente como efímera la sensación de los tres puntos que tuvieron; y de un testarazo, San Emeterio, los hizo tiestos. Los bolsillos del colista están tan rotos, tan vacíos de fútbol, que olvidó dos puntos, metió la mano frustrante y temblona y quedó uno. Con él vuelven a Córdoba. Los de Juan Merino empataron por segunda vez en cinco ejercicios en la casa del peor local, con diez jugadores el Sevilla Atlético casi cuarenta minutos, con el marcador a favor. Cuando parecía y debía, cuando la oportunidad se presentó casi de la nada. Pues tampoco. Siete partidos sin ganar.    

Markovic por Sergi Guardiola. Merino introdujo un cromo por otro. Faltaba el goleador. El sistema de tres centrales que probó y puso en liza ante CA Osasuna se mantuvo igual. Los carriles fueron vías de paso para Fernández y Galán; un medio poblado con cinco hombres, los de la semana pasada; y arriba el serbio y Jona. Gusta el gaditano del rigor táctico y contar con dos estiletes. Le siguió sin valer para ganar.

Salió de cara a un Viejo Nervión que presenció la necesidad; la resistencia a la agonía, dispuesto a un cruce de calamidades e intensidad. El buen asiento, templado, el aviso inocente de Edu Ramos. La explosividad de Galán con la que inquietó, incisivo, quince minutos. El Córdoba CF mantuvo el cero en la puerta de inicio gracias Kieszek, que salvó una clarísima a Marc Gual. La alternativa. Directos. Blanquiverdes, de habitual rosa fuera de casa, y blancos, buscaron el daño instantáneo; poco mover el veneno en forma de balón, dados a la ráfaga en las contras despavoridas producto de la urgencia, el ansia y el amor propio. Poco protegidos. Pero fogueo.

Cambio de planes de Merino

Kieszek, el salvador polaco. Sacó la manopla, dejaron a Curro tirar desde fuera, y estalló en la madera. El rechace volvió a encontrar su guante. Esta vez al palo corto. Los minutos amenazantes del filial sevillista, haciendo daño con velocidad, menguando, rondando, el miedo, la sangre helada de la zaga califa de mantequilla. Las fáciles llegadas no provocaron gol. Sí, la corrección de Merino. Sacó a Joao, rondando el descanso, por Jaime Romero, de lo mejor, y dobló la apuesta defensiva tratando contener. Se fue a una defensa de cuatro. Y al trote de banda buscando puñal en la derecha. Un gol que parecía una letanía.

Sin creatividad es difícil. Y la prisa añadida irrumpe, rompe, cualquier intento de cordura de impregnar los balones de una garantía de razón. Llevarlo a la proximidad de los tantos requiere paciencia, perdida desde hace tiempo; y la cocina, inexistente. Y en la segunda, con todo abierto, incluso la carne viva, la incertidumbre; aunque fuera más de lo mismo, lo visto. Jona, nada más empezar, lo hizo. Marcó el nueve. En un gran balón de Romero por dentro, una dejada de Galán y un remate a la escuadra larga, inabarcable, del malagueño. Golpe de efecto. Mental. Después de muchos meses, el Córdoba CF por delante. El terreno ideal.

Caballero pasó a la mediapunta, más próximo a Jona, con la salida de Markovic y la entrada de Pinillos. Se mantuvo la fisonomía de cuatro atrás. Reforzada con el cero a uno que había que aguantar. Una contra bien llevada y fatal acabada por Aguza, muy alto, precedió a la expulsión de Matos por doble amarilla tras una entrada dura y tarde sobre Fernández. Con diez los sevillistas, el camino más despejado para los de Merino. Una luz. Pero nada hecho.

Contención y decepción

Previsible fue la contención. El gesto fruncido. El chirrío de dientes. El encierro. Con el gol, aún más claro. Más profundo. Peligroso. La defensa sin la posesión. Jona tuvo el segundo completamente solo. En otra contra perdonada, regalada, cuando no se puede conceder un respiro. La situación no lo permite. Por encima de Juan Soriano. Tevenet metiendo pólvora. Mostrando cartera. Arriesgando. Falló Olavide un testarazo claro. El marcador estático y blando al interés del Córdoba CF. Hubo de haber sentenciado.

Ya remataron sin oposición algunos córners mal defendidos. San Emeterio irrumpió por el centro. Marcó. Empató el Sevilla Atlético. No pudo reaccionar Kiesezek a bocajarro. Hasta el noventa, quince minutos de no renuncia. Los sevillistas creyentes en el segundo. Encerrando con un hombre menos a los califas. Pinillos impidió que cayeran. Y el choque loco. Volvió al inicio. Al cansancio y a la alternancia, con menos fuerza. A la salvación de Kieszek. Lo que no cambia en el Córdoba CF junto a la incapacidad y la impotencia. La demostración inequívoca, otra semana, de por qué son los últimos.  

DATOS DEL PARTIDO

SEVILLA ATLÉTICO: Juan Soriano; Carmona, Álex Muñoz, Berrocal (min. 65, Boutobba), Matos, San Emeterio, Felipe Carballo (min. 57, Aburjania), Curro, Olavide (min. 75, Yan Eteki), Pozo y Marc Gual.

CÓRDOBA CF: Kieszek; Fernández, Joao (min. 40, Jaime Romero), Pinillos (min. 46, Pinillos); Álex Vallejo, Aguza, Edu Ramos, Caballero, Javi Galán; Markovic y Jona (min. 75, Jovanovic). 

ÁRBITRO:  Pérez Pallas. Colegio Gallego. Amonestó por parte del equipo local a Caro, Pozo y Aburjania.  Expulsó con doble amarilla a Matos (min. 50). Y por parte del equipo visitante a Josema, Caballero, Jona y Edu Ramos.

GOLES: 0 -1 (min. 46) Jona. 1-1 (min. 74) San Emeterio.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 15 del Campeonato Nacional de Liga 1|2|3 disputado en la 'Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios' ante 2.013 espectadores.

Sevilla Atlético Córdoba CF 1

Sevilla Atlético Córdoba CF

Sevilla Atlético Córdoba CF 3

camiseta

Comentarios