sábado 13.08.2022
Cordoba Hoy

REAL DECRETO SOBRE LA LOMLOE

Unos 50 alumnos se ven afectados por el cambio a mitad de curso en el 'Bachillerato Musical'

La AMPA de Músico Ziryab plantea "respetar el espíritu de la ley y facilitar la transición con una moratoria en la aplicación de una norma diseñada sin tener en cuenta las características particulares de la simultaneidad de las enseñanzas de Música y Danza"
Alejandro Muñoz en una visita al Conservatorio de Música Músico Ziryab
Alejandro Muñoz en una visita al Conservatorio de Música Músico Ziryab
Unos 50 alumnos se ven afectados por el cambio a mitad de curso en el 'Bachillerato Musical'

La Asociación de Madres y Padres (AMPA) Cipriano Martínez Rücker del Conservatorio Profesional de Música Músico Ziryab de Córdoba ha denunciado, a través de un comunicado, que la nueva Ley 3/2020 de Educación, conocida como Lomloe, y el Real Decreto 984/2021, de 16 de noviembre, que la desarrolla parcialmente, supone "un hachazo" para las enseñanzas de régimen especial de Música y Danza, ya que complica, y mucho, el llamado 'Bachillerato Musical'.

Éste consiste en un régimen especial que permite compatibilizar los estudios de Bachillerato con los dos últimos cursos de las enseñanzas profesionales de Música y Danza impartidas en los conservatorios. Los alumnos acogidos a este régimen de simultaneidad, cursan sólo algunas de las asignaturas comunes del Bachillerato junto a la totalidad de las asignaturas de los conservatorios profesionales de música o de danza, según su especialidad, consiguiendo, de este modo, que su carga lectiva sea asumible.

En su escrito, el AMPA advierte que al menos 300 alumnos y alumnas en Andalucía pueden verse afectados por un cambio de la normativa a mitad de curso, de los que medio centenar son de Córdoba.

El 'Bachillerato Musical' fue una realidad por primera vez en 1992, por la Logse, y es una medida muy efectiva para facilitar la simultaneidad de las enseñanzas de régimen especial de Música o Danza con las enseñanzas de Bachillerato, aligerando las elevadas cargas lectivas que padece el alumnado que cursa ambas enseñanzas: Se llegan a liberar hasta 12 horas semanales, respecto a la suma de carga lectiva de un Bachillerato convencional y los estudios del Conservatorio, que pueden dedicar al estudio individual y autónomo que requiere la práctica musical y de la danza de carácter profesional.

Por esta ventaja, durante los últimos 30 años han sido muchos estudiantes los y las que han optado por este tipo de Bachillerato. Se cursa desde cualquiera de las tres opciones principales de Bachillerato: Ciencia-Tecnología, Humanidades-Ciencias Sociales y Artes.

Alumnos y alumnas del Conservatorio de Música Músico Ziryab

Pues bien, tras la publicación del Real Decreto en noviembre de 2021 que regula aspectos de evaluación, promoción y titulación, se concretan las asignaturas mínimas a cursar en cada modalidad de bachillerato para obtener un título de Bachiller desde otras enseñanzas (profesionales).

Si la Lomloe establecía que dicho alumnado titularía con la modalidad de Bachillerato de Artes, siempre que cursaran las asignaturas comunes de Bachillerato, el Real Decreto mencionado especifica las asignaturas de modalidad (adicionales a las comunes) que se deben cursar para obtener dicha titulación, que no son las de Ciencias, Humanidades o Sociales, sino exclusivamente las de Artes. Algo sustancialmente distinto a lo establecido desde 1992.

Este aspecto posee un gran impacto, porque "obliga a los alumnos de este régimen de Bachillerato Musical a cursar determinadas asignaturas de modalidad en sustitución de otras en las que actualmente se encuentran matriculados, habiendo superado ya la primera evaluación", advierte el escrito.

Esto plantea un evidente problema para el alumnado que actualmente se encuentra acogido a este régimen de simultaneidad de estudios, y obliga a las familias a aplicar estos cambios a mitad de curso y con carácter retroactivo, ya que hasta ahora no han recibido información alguna. De este modo, los alumnos se ven obligados alguna alternativa.

Entre ellas, abandonar el régimen de simultaneidad de enseñanzas, para realizar el Bachillerato de su opción completa (con cinco asignaturas adicionales a las actuales), recuperando el trimestre pasado y la mitad de este segundo. Algo "a todas luces imposible, ya que estos alumnos dedican al menos dos días a la semana a asistir a sus clases en el Conservatorio en horario de mañana".

Tambiuén podrían abandonar la modalidad que están cursando ahora y cambiarse a la modalidad de Artes. "Ello resulta inviable, pues en la gran mayoría de IES no existe la nueva asignatura obligatoria que deben cursar (Fundamentos del Arte I y II)". O bien pueden matricularse en el IPEP de Almería para cursar online sólo esta asignatura (Fundamentos del Arte I y II).

Se genera, así, una situación de total indefensión del alumnado y de los centros educativos, a los que se les traslada unos cambios organizativos y de reglas de juego que "pueden suponer la pérdida de todo el curso (importantísimo a la hora de acceder a carreras universitarias) y/o en el abandono de los estudios musicales en los que los alumnos llevan invertidos ya más de ocho años de su vida".

Alumnos y alumnas del Conservatorio de Música Músico Ziryab

La aplicación de cualquiera de las medidas propuestas por la Consejería supondría una modificación en la organización escolar de decenas de profesores y clases de cada uno de los institutos y conservatorios en los que están matriculados nuestros hijos, porque deben reorganizar todos los horarios y recursos para una situación que no era la prevista cuando nuestros hijos formalizaron sus matrículas.

Por tanto, la solución más sencilla que plantea el AMPA sería respetar el espíritu de la ley y facilitar la transición mediante una moratoria en la aplicación de una norma a todas luces diseñada sin tener en cuenta las características particulares de la simultaneidad de las enseñanzas de Música y Danza.

Además del sobreesfuerzo que realiza el alumnado que compagina estudios musicales o Danza con Bachillerato, este alumnado es muy dependiente de las situaciones físicas especiales que requiere la utilización de un determinado instrumento musical o danzar. Es necesario siempre tener en cuenta incluir la posibilidad de unos estudios que no tengan nada que ver con los estudios musicales, como son la realización de una PEvAU y la matriculación y realización de un grado superior o grado universitario para el que, la mayoría de las veces, se necesita una modalidad de bachillerato que puede ser distinta a la modalidad de Artes que impone la normativa.

La reducción de materias en el 'Bachillerato Musical' está compensada con el estudio de las materias propias de los estudios profesionales de música o danza. Y a partir de ahí el alumnado que ha cursado cada modalidad tiene la posibilidad de realizar su PEvAU y optar o compaginar estudios superiores de música con la realización de grados universitarios.

Comentarios