lunes 05.12.2022

ES LA PRIMERA DONACIÓN COMO TAL QUE SE REALIZA AL ORGANISMO

La Familia Botí dona cuatro obras del pintor cordobés a la Fundación de Artes Plásticas que lleva su nombre

Todas ellas están valoradas en 96.000 euros

Donación de cuadros de Rafael Botí
La delegada de Cultura de la Diputación, Marisa Ruz, junto a los familiares de Rafael Botí, en la presentación de los cuadros donados a la Fundación
La Familia Botí dona cuatro obras del pintor cordobés a la Fundación de Artes Plásticas que lleva su nombre

La Familia Botí ha donado cuatro cuadros del artista cordobés a la Fundación Provincial de Artes Plásticas de la Diputación de Córdoba. La delegada de Cultura de la institución provincial, Marisa Ruz, ha informado hoy de los detalles de esta adquisición, “de la que nos sentimos muy orgullosos, porque es la primera que se realiza como tal a este organismo, ya que hasta ahora sólo había obras de este pintor en el Palacio de la Merced”.

La diputada ha recordado que Rafael Botí “fue el decano de los pintores cordobeses, nuestro primer paisajista de la primera mitad del siglo XX, que desde Córdoba lanzó al mundo una forma especial de mirar el paisaje, con una mirada melancólica y con una recuperación del clasicismo mediterráneo”.

Ruz ha destacado que “sus obras están presentes en los principales museos de este país, como son el Nacional de Arte Reina Sofía, el Centro de Arte Contemporáneo de Madrid, y  los de Bellas Artes de Sevilla, Córdoba, Huelva y Bilbao”.

Por su parte, el hijo de Botí, Rafael Botí, ha explicado que dos de las obras que se donan son paisajes de Torrelodones (Madrid). Se trata, concretamente, de la obra ‘Atardecer’ (1979), con la técnica de óleo sobre tablex, valorado en 18.000 euros. Y otro, titulado ‘Paisaje de Torrelodones’ (1981), por el mismo valor.

tro de los lienzos donados es ‘Las rejas de Don Gome’, del Palacio de Viana, (1963), un óleo sobre lienzo valorado en 42.000 euros. La cuarta obra es un paisaje abstracto titulado ‘Homenaje a Claude Debussy’ (1968), valorado en 18.000 euros.

Botí ha apuntado que “estas obras irán a engrosar la colección de arte que se expondrá en una de las salas de la Fundación con trabajos de mi padre, las cuales se irán renovando cada cierto tiempo”. 

Comentarios