martes 25.01.2022

PROBLEMA CON LOS PLAZOS

El Ayuntamiento estudia dejar caducar la investigación sobre la inmatriculación de la ermita de los Santos Mártires

La instructora del expediente considera perfectamente factible reabrir luego uno nuevo ya que el plazo de prescripción de la acción "no ha prescrito"

ermita-santos-martires
Ermita de los Santos Mártires, en Córdoba
El Ayuntamiento estudia dejar caducar la investigación sobre la inmatriculación de la ermita de los Santos Mártires

No es por falta de ganas, sino porque no está muy claro el plazo que se tenía a la hora de investigar la inmatriculación hecha en mayo de 2005 por la Iglesia Católica de la ermita de los Santos Mártires, en la Ribera. El caso es que la instructora del expediente de investigación en el Ayuntamiento, Salud Gordillo, ha recomendado a la Junta de Gobierno Local que se declare su caducidad y que, en su caso, se orden luego de nuevo el "reinicio de las actuaciones", habida cuenta de que el plazo de prescripción de la acción "no ha prescrito".

¿Pero dónde está el problema? Al parecer, en su escrito la instructora apunta a una doble posibilidad en materia de plazos, ya que el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales, reglamento en el que se basa la instrucción del expediente, no determina nada al respecto.

Subjetividad y corto plazo

Por un lado, la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas, en su artículo 47, habla de no más allá de dos años para resolver este tipo de cuestiones, pero abre la posibilidad a que no haya caducidad "en el supuesto de que la cuestión suscitada afecte al interés general". Esta inmatriculación podría considerarse como tal, pero "se trata de una posibilidad, y no de un imperativo", con lo que queda demasiado abierto a la subjetividad.

Por otro lado la instructora indica que la Ley de Bienes de Entidades Locales de Andalucía tampoco habla de plazos, aunque el reglamento que la desarrolla sí lo hace y da sólo seis meses para realizar la investigación. Y es demasiado poco tiempo.

De este modo, la redactora de la propuesta ha propuesto optar por tomar la calle de en medio, es decir cerrar la actual investigación y volver a abrir una nueva.