miércoles 08.12.2021

DISTRITO CENTRO

La Purísima recuperará su sabor en el Hotel Capuchinos

La misma empresa de pastelería volverá a surtir a la zona con sus productos en el nuevo hotel Capuchinos que se está rematando y que podría abrir sus puertas definitivamente para finales de año

Capuchinos hotel
Operarios dando los últimos retoques al futuro Hotel Capuchinos
La Purísima recuperará su sabor en el Hotel Capuchinos

Un nuevo hotel, el Capuchinos, levantado sobre el solar de 700 metros que antes pertenecía a la centenaria confitería La Purísima y que está literalmente respaldado por el Cristo de los Faroles, dispuesto a iluminar la zona con la elegancia, respeto y cuidado que requiere, está a punto de rematarse. Y, precisamente, una de las mejores noticias que se le puede adelantar al vecindario, según ha relatado a este periódico su propietario, Manuel Quirós, es que se va a dar el mismo servicio de cafetería que antes. "Se ha ampliado el espacio y la misma empresa que antes va a ser la que suministre los pasteles". Será como si se hubiera producido un paréntesis temporal para empezar de nuevo, con el mismo sabor, sólo que con un servicio mucho más amplio y francamente mejorado.

En total, son 27 habitaciones las que componen este hotel, con la particularidad de que no hay ninguna exactamente igual a otra, y de todas ellas nueve son suites. El edificio muestra tanto elementos nuevos como restos de la anterior edificación que se han querido conservar, como algunas columnas, el torreón y el mirador o la acequia de corte romano, que decoran este hotel dándole una gran singularidad, "intentado aprovechar al máximo todo lo que realmente tiene valor", explicaba Quirós. También va a contar con una planta de garaje y con servicio de aparcacoches. Todo un lujo para el visitante que no querrá complicarse a la hora de buscar aparcamiento en el Casco Histórico cordobés. Sólo llegar y entrar.

"A Córdoba vienen turistas de todo poder adquisitivo y muchos van a buscar un hotel exclusivo”, decía Quirós. Tan exclusivo que han sido infinitas las empresas de gran envergadura que han querido quedarse con el hotel. En concreto, ha sido una malagueña, que recientemente ha abierto hoteles impresionantes en Málaga, la que va a gestionar este precioso edificio.

Dificultades de una década

Entonces, ¿qué falta? Pues prácticamente nada. Esperar. Esperar como ha hecho Manuel Quirós durante casi una década desde que empezó con la idea de levantar el hotel y que ha tenido no pocas dificultades que superar. Aguardar a que la Administración local se decida a otorgarle los permisos correspondientes para su apertura. Algo que calcula ocurrirá para finales de este año, a no ser que "se agilice el papeleo en el Ayuntamiento". Evidentemente, la intención era abrirlo mucho antes, pero como dice el refrán, "Donde hay patrón no manda marinero" y sus deseos de ver puesto en marcha su sueño se mantiene al pairo de la voluntad de la Administración.

Mientras tanto, cerca de 20 personas, que ya tiene apalabrado su futuro puesto de trabajo, también esperan esa fecha de apertura al público para poder comenzar a trabajar en lo que será, quizá, ya un buen regalo de Navidad.

Suele decirse que las comparaciones son odiosas, y a las pruebas hay que remitirse. En estas fotografías se puede observar el antes y el después de una fachada que, por estar en el emplazamiento que está, es vista a diario por tantas personas que, o bien por turismo o por proximidad, pasan por allí.

Capuchinos antes

Capuchinos ahora 2

Capuchinos antes 1

Capuchinos ahora

Capuchinos antes 2

Capuchinos ahora 1