domingo 04.12.2022
Cordoba Hoy

DISTRITO CENTRO

Gerencia tramita licencias en siete parcelas de San Fernando para integrar la Muralla en las edificaciones

Tras el derrumbe del Palacio de los Marqueses de El Carpio y la caída de cascotes en El Salvador y la Compañía
Estado actual del derrumbe en la calle San Fernandio
Estado actual del derrumbe en la calle San Fernandio
Gerencia tramita licencias en siete parcelas de San Fernando para integrar la Muralla en las edificaciones

La Muralla original de la antigua ciudad de Córdoba a su paso por la calle San Fernando va a requerir de una actuación global tras el derrumbe en octubre de 2019 del muro trasero del Palacio de los Marqueses de El Carpio, los últimos trabajos para estabilizar el lienzo en el espacio de la Ermita de La Aurora. Según ha expuesto Juan Francisco Murillo, jefe de la Oficina de Arqueología de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), "se están tramitando las licencias para edificar, algunas de las cuales se han solicitado desde hace un año largo, y también hay informes de Cultura para algunas de esas actuaciones".

La Junta de Andalucía, a través d ella consejería de Cultura, tiene que informar antes de una obra como ésta porque las viviendas están adosadas a la Muralla, que es un Bien de Interés Cultural (BIC).

Estado actual del derrumbe en la calle San Fernandio
Estado actual del derrumbe en la calle San Fernandio

En concreto, se están tramitando las licencias para siete parcelas catastrales y no sólo para el Palacio de los Marqueses de El Carpio, aunque ésta, en efecto, sea la actuación más urgente. Y es que cuando se produjo el derrumbe se buscó una solución temporal de apuntalar la Muralla para darle estabilidad y evitar que se caiga, "pero la única forma de garantizar la estabilidad del conjunto de la Muralla es restaurándola e incorporándola a esa nueva edificación, lo que implica un proyecto global, de modo que se conservarán como están todas las casas de la calle San Fernando", ha señalado Murillo.

Arco del Portillo
Arco del Portillo

Precisamente, en San Fernando y en Alfaros son los únicos espacios donde el Plan Especial de protección del casco Histórico (Pepch) permite que la edificación siga adosada a la Muralla, pero en el resto del lienzo tienen que separarse. En San Fernando se permite porque es una imagen histórica y ese espacio está configurado ya desde el Siglo XIV, con el acosamiento de viviendas y tiendas a la Muralla. "Pero la nueva edificación tiene que integrar la Muralla y garantizar su estabilidad", ha insistido.

Toda esa actuación conlleva abundantes informes sectoriales. "Los informes urbanísticos me constan que ya están, los informes arqueológicos, también, y los propietarios saben que tiene que integrar la Muralla dentro de la nueva edificación, pero creo que algunos eran para apartamentos turísticos y eso lleva también aparte una licencia de actividad", ha explicado Murillo.

Derrumbes en El Salvador y la Compañía de la calle San Fernando
Derrumbes en El Salvador y la Compañía de la calle San Fernando

La propiedad de Palacio de los Marqueses de El Carpio se puso las pilas de inmediato. Es decir que si el derrumbe fue en octubre de 2019, pasó la pandemia de por medio y la familia tramitó al licencia en junio de 2020. Tan es así, en opinión del presidente de la GMU, Salvador Fuentes (PP), que "si llega a pasar dos casas más arriba, la versión hubiera sido completamente distinta, porque no todo el mundo tiene capacidad económica para afrontar una reparación de ese tipo".

Comentarios