EL NUEVO EDIFICIO ALBERGARÁ A UNOS 700 PROFESIONALES

Comienza el traslado este jueves de los primeros órganos judiciales y fiscales a la nueva Ciudad de la Justicia

La construcción de la nueva Ciudad de la Justicia ha supuesto una inversión de 66,7 millones de euros 

Este jueves comienza el traslado de los primeros órganos judiciales y fiscales, con sede en la capital cordobesa, y también del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, a la nueva Ciudad de La Justicia de Córdoba, es decir, en la fecha anunciada el pasado julio por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante una visita a la ya acabada nueva infraestructura judicial.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Administración autonómica, quienes han recordado que, previamente a este traslado y tras la visita de Susana Díaz, ya se habían trasladado los archivos judiciales a la Ciudad de la Justicia, la cual, ya cuenta también con buena parte del mobiliario.

La Ciudad de la Justicia de Córdoba, con una superficie de 51.000 metros cuadrados, es la tercera de este tipo en Andalucía, tras las de Málaga y Almería, y su construcción ha supuesto un coste de 66,7 millones, asumido por la empresa adjudicataria, al ser una colaboración público-privada.

Las obras finalizaron el pasado mes de abril y, tras recepcionar la Junta el pasado 28 de junio el complejo, comenzó el proceso de instalación del mobiliario y el ya mencionado traslado de archivos. Así, a principios de julio llegaron al edificio los primeros camiones con el nuevo mobiliario adquirido por la Junta y se iniciaron los traslados de archivos judiciales, ya concluidos y que, hasta ahora, se encontraban dispersos en nueve sedes.

Por su parte, el plan de traslados de órganos judiciales comienza este jueves 14 de septiembre, tal y como estaba previsto, y se prolongará hasta principios del próximo mes de diciembre. En la mayor parte de los casos se llevará a cabo durante los fines de semana, con el objetivo de no interferir en los juicios y en las distintas actuaciones procesales ya señaladas.

Este proyecto unificará en unas instalaciones modernas a todos los órganos judiciales de la capital cordobesa, que actualmente se encuentran diseminados en nueve sedes diferentes. De este modo, por un lado se pone fin a la dispersión de sedes y se limitan los traslados que deben realizar la ciudadanía y los profesionales de la Justicia y, por otro lado, se mejora significativamente la calidad de los servicios prestados a los ciudadanos y las condiciones de trabajo de los agentes judiciales cordobeses.

El nuevo edificio va a albergar a unos 700 profesionales de la Administración de Justicia y recibirá una media de 1.000 visitantes diarios. Además, la puesta en funcionamiento de esta infraestructura judicial va a suponer la creación directa de 80 nuevos puestos de trabajo entre técnicos de la empresa adjudicataria, operarios de mantenimiento y limpieza, personal de archivos judiciales y los trabajadores de la cafetería.