miércoles 20.01.2021
Opinión
Rafaela Pastor
21:07
13/01/21

La cultura nos hace libres

La cultura nos hace libres

Conocer a Mujeres que se han enfrentado al poder eclesiástico, económico u otros me sigue estimulando para levantarme cada día.

Alcemos nuestras voces hasta conseguir que la Salud Pública, la Vivienda y la Educación sean blindadas en la Constitución Española, así como para que las grandes empresas de luz, transporte y otras necesidades fundamentales sean públicas.

No sigamos permitiendo salarios millonarios de unos cuantos y salarios de miseria, enfermedad y pérdida de la vida para [email protected]

Cada día conocemos de un hospital o ambulatorio donde de diociocho mé[email protected] quedan siete, que siguen atendiendo al mismo número de pacientes, cada día más personas engrosan las cifras de la violencia hacia las mujeres, migrantes, personas mayores..., no por ser vulnerables, sino por vivir en un sistema donde lo Derechos mas básicos de la humanidad y la preservación de la Madre Tierra no ocupan el centro de las agendas politicas. No sigamos impasibles ante la pobreza de quienes trabajan por cuenta ajena con o sin contrato y no pueden asumir las facturas de la luz, ni la compra de alimentos para una vida sana, no sigamos impasibles ante los barrios en los que sus gentes son parte de la ciudadanía de pueblos, capitales, que pagan sus impuestos de limpieza, agua, recogida de basura y viven hacinadas en la exclusión por ser extranjeras, por no tener trabajo retribuido dignamente, por etnia, por clase social...

Los sistemas que se llaman Demócratas o de Bienestar Social tienen que cumplir con los elementos imprescindibles de la educación, formación y ocio de sus pueblos. No existe avance alguno en aquellas sociedades en las que se siguen manteniendo costumbres medievales, apoyadas por la famosa expresión de "Esto ha sido así toda la vida". Paremos el consumismo salvaje al que inducen quienes explotan a la clase obrera, la vida no es tal, si en el ocio no se puede pagar una entrada al cine, al teatro, a un concierto, a un espacio de reflexión, debate, conocimiento o comprar un libro. Los pueblos más dominados y alienados son aquellos en los que la cultura y el arte no están presentes en el diario de la ciudadania, el poder bien conoce que cuantas menos herramiestas propicie para el tiempo libre, el ocio o el desarrollo de sus ciudadanas y ciudadanos, éstas y éstos no serán tales.

Comentarios