domingo 03.07.2022
Opinión

El día mundial del medioambiente vamos a celebrarlo de una forma un tanto agridulce

El día mundial del medioambiente vamos a celebrarlo de una forma un tanto agridulce

Nos pesa tener que escribir esto desde la crudeza, pero bien es cierto y se sabe que nuestra provincia cordobesa está sufriendo las consecuencias del cambio climático. 

Nos gustaría decir que sólo es el cambio climático lo que está afectando a la provincia, pero a éste le acompaña de la mano desde hace años, el abandono medioambiental y el poco cuidado de la misma desde hace años. 

Suenan las alarmas y todas las sirenas, pero ningún alcalde preocupado por su tierra y por su gente como, a viva voz, dicen en las campañas electorales. Sino que se lo pregunten a Santiago Cabello, alcalde de Pozoblanco del Partido Popular. Durante los últimos años de su mandato hemos visto, eso sí, inversión y más inversión en obras por el pueblo en distintos sitios. Por supuesto, tratando de convertir la capital del Valle de los Pedroches, en esa añorada y moderna ciudad. No nos equivoquemos, no estamos en contra de los avances, pero sí denunciamos el continuo arranque de árboles tan necesarios en nuestro pueblo. Mucha arquitectura moderna para estar en la sierra cordobesa y si quiera, al menos, respetar su biodiversidad. 

Aún así, nos tocan todavía el timbre en otros sentidos, y es que, en El Cabril, todavía tenemos que alzar la voz para decir no al cementerio nuclear. Una lacra que afecta a nuestros y nuestras vecinas de provincia desde hace más de una década. Pero los oídos sordos parecen aumentar cada día más, y nadie quiere poner una solución, así perdemos nuestra variedad biológica. No se puede dejar de mencionar que hay datos que manifiestan con claridad el peligro que supone tener una central nuclear cerca de un pueblo. No hemos aprendido nada ni de Hiroshima ni de Chernóbil. No hace falta viajar tan lejos para ver una realidad cercana, darse un paseo por El Cabril, además de ser interesante, debería significar un antes y un después en la consciencia de todos. 

Para no viajar más lejos nos vamos a Puente Nuevo, un proyecto que promete ser casi al cien por cien hecho con energía renovable. Por supuesto, vemos una Junta de Andalucía que se lava las manos con este proyecto, positivo, pero eso sí, la idea es de una empresa portuguesa que asegura generar mucho empleo y reducir el empleo de combustibles fósiles a cero. Esta vez nos lo creeríamos si no fuera por la escasez de agua que presentan todos los pantanos cordobeses. 

Eso, eso sí señor Bonilla, lo veníamos diciendo desde hace tiempo, Andalucía necesita políticas verdes, no cerrar el año con superávit ni tampoco haciendo trizas nuestras escuelas y hospitales públicos, y no vamos a entrar en los ocho mil sanitarios que se han despedido. Todo ello es para otro artículo.

No queremos ser solo pesimistas, pero es que emplear nuestros recursos en políticas verdes podría hacer frenar el cambio climáticos un poco más. Pero por supuesto, necesitamos estar en las instituciones para hacer cambios reales y cercanos a la gente. Las cuestiones medioambientales nos afectan a todos, y es que estos años de atrás han servido para ser conscientes que ni el PSOE ni el PP han sido capaces de hacer una mínima inversión medioambiental a largo plazo, está claro que, con tanta falta, ahora lo que tenemos es de aquellos barros estos lodos. 

No queremos perder la esperanza, plantar más árboles, reducir el consumo de agua, usar más transporte público… Podrían ser las opciones que siempre nos han transmitido que debemos hacer. Nuestra pregunta es; ¿Para cuándo las políticas serán para el bienestar de la gente y de nuestra tierra andaluza? 

Quizás no obtengamos respuesta pronto, lo que sí sabemos es que de momento, tenemos que sumar todas nuestras energías para lograr una numerosa presencia de diputados autonómicos de POR ANDALUCÍA en el próximo Parlamento autonómico, el próximo Gobierno andaluz debe ser Verde, Malva, de izquierdas para acercar los cambios medioambientales en calidad positiva, sino tendremos un excelente panorama como el actual, en el que varios pueblos y provincias se verán cada vez más y más afectados bajo un gran coste en beneficio de unos pocos. No podemos seguir tolerando esto, debemos actuar por y para Andalucía.

Comentarios