viernes 09.12.2022
Opinión

Combersasionê con Siserón, dêdde el mâh ayá IX. Un laberinto pa' la tersera edá

Combersasionê con Siserón, dêdde el mâh ayá IX. Un laberinto pa' la tersera edá

En primêh lugâh, quiero saludarte mi querío amigo, mi querío Siserón.  Me âh dehao, pero sólo físicamente, porque tu arma y tu esensia segirán bolando a mi arrededôh etênnamente, y yo segiré ablando contigo como si ná ubiese pasao.

(En primer lugar, quiero saludarte mi querido amigo, mi querido Cicerón.  Me has dejado, pero sólo físicamente, porque tu alma y tu esencia seguirán volando a mi alrededor eternamente, y yo seguiré hablando contigo como si nada hubiese pasado.)

Siserón, ¿â bîtto cómo tratan lô bancô a nuêttrô mayorê úrtimamente? ¿Â bîtto con qué dêffaxatêh y poca berguensa lô mandan ar cahero automático pa que solusionen sû problemâ?

(Cicerón, ¿has visto cómo tratan los bancos a nuestros mayores últimamente? ¿Has visto con qué desfachatez y poca vergüenza los mandan al cajero automático para que solucionen sus problemas?)

Sinseramente dan âcco, ¿De qué sirbe tenêh cuarenta añô cotisáô?¿De qué sirbe abêh rêccatao a lô bancô con  oxenta y sinco mîh miyonê de eurô?, y seguramente querío Siserón êttô dinerô en gran parte an salío de lâ côttiyâ de nuêttrô mayorê.

(Sinceramente dan asco, ¿De qué sirve tener cuarenta años cotizados?¿De qué sirve haber rescatado a los bancos con  ochenta y cinco mil millones de euros?, y seguramente querido Cicerón estos dineros en gran parte han salido de las costillas de nuestros mayores.)

Êttô señorê manehan nuêttro dinero pa asêh negosiô que lê dan cuantiosô benefisiô pa luego repartîl-lô entre sû acsionîttâ, ademâh de cobrânnô unâ comisionê que sobrepasan la usura y unô gâttô de mantenimiento que la única frase con la que se lê puede definîh êh 'robo a mano armá'.

(Estos señores manejan nuestro dinero para hacer negocios que les dan cuantiosos beneficios para luego repartirlos entre sus accionistas, además de cobrarnos unas comisiones que sobrepasan la usura y unos gastos de mantenimiento que la única frase con la que se les puede definir es 'robo a mano armada'.)

Pero no se quedan conformê con êtto mi querío Siserón, ademâh nô tratan como si fuésemô dêppohô, y pa cormo, nuêttrô gobênnantê lo único que asen êh mirâh pa otro lao, no se preocupan por er sierre masibo de ofisinâ bancariâ, ay pueblô en Andalusía en lô que ya no ay bancô, solo un cahero automático, y la berdá êh que pa lô que no tenemô muxa idea de cómo se manehan, êh un auténtico carbario. Sólo se me ocurre un nombre pa yamâh a êttô señorê de la banca, y te huro Siserón que me sale der fondo del arma, 'ratâ de arcantariya'.

(Pero no se quedan conformes con esto mi querido Cicerón, además nos tratan como si fuésemos despojos, y para colmo, nuestros gobernantes lo único que hacen es mirar para otro lado, no se preocupan por el cierre masivo de oficinas bancarias, hay pueblos en Andalucía en los que ya no hay bancos, solo un cajero automático, y la verdad es que para los que no tenemos mucha idea de cómo se manejan, es un auténtico calvario. Sólo se me ocurre un nombre para llamar a estos señores de la banca, y te juro Cicerón que me sale del fondo del alma, 'ratas de alcantarilla'.)

Tengo que recordarte mi querío amigo que ay pensionîttâ que teniendo una paga de cuatrosientô o quinientô eurô se ben obligáô a pagâh comisionê de mantenimiento que rosan lô sien eurô al año, y beo que se te ponen lâ plumâ de punta.

(Tengo que recordarte mi querido amigo que hay pensionistas que teniendo una paga de cuatrocientos o quinientos euros se ven obligados a pagar comisiones de mantenimiento que rozan los cien euros al año, y veo que se te ponen las plumas de punta.)

En fin, mi querío Siserón, creo que lo mâh importante lo emô dixo, ya solo me queda usâh mi imahinasión y recordarte que pa la próssima yo segiré poniendo lâ pipâ y tu er berdeho.

(En fin, mi querido Cicerón, creo que lo más importante lo hemos dicho, ya solo me queda usar mi imaginación y recordarte que para la próxima yo seguiré poniendo las pipas y tu el verdejo.)

P.D. Êtte artículo êttá dedicao a Siserón,  el amigo perfêtto.

(P.D. Este artículo está dedicado a Cicerón,  el amigo perfecto.)

Comentarios