viernes 07.05.2021
Cordoba Hoy

ACOGIDA

Niños afectados por la catástrofe de Chernóbil disfrutan de una estancia en Cerro Muriano

Es parte de la estancia de estos niños dentro de un proyecto de acogida para menores enfermos de cáncer o afecciones respiratorias que necesitan un clima cálido y limpio

Chernobyl
Imagen de la visita de los niños a la Diputación
Niños afectados por la catástrofe de Chernóbil disfrutan de una estancia en Cerro Muriano

La vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, Felisa Cañete, ha recibido en el Palacio de la Merced a un grupo de niños bielorrusos afectados por la catástrofe de Chernóbil, que están disfrutando de una estancia en el albergue de Cerro Muriano gracias a la colaboración existente entre la institución provincial y la Asociación Nacional e Internacional de Acogida (Anida).

Cañete, acompañada por el presidente de Anida, Mariano Pérez de la Concha, ha señalado que "desde hace varios años la Diputación, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), viene colaborando con Anida, no solo facilitando las instalaciones de Cerro Muriano, que es la primera vez que se ceden para que pasen unas vacaciones, sino para que unos 35 niños permanezcan en casa con familias cordobesas".

La también delegada de Bienestar Social ha agradecido a Anida la labor que están realizando tanto en Córdoba como en Bielorrusia y ha reiterado el compromiso de la Diputación con todas las acciones que están desarrollando, "con las que seguirá colaborando en los próximos años".

Por su parte, el presidente de Anida, Mariano Pérez de la Concha, ha explicado que "el proyecto piloto de este año era traer a niños con enfermedades oncológicas y de respiración, niños que necesitaban un clima cálido, limpio y con una alimentación sana, y por eso solicitamos permiso al Gobierno bielorruso para traerlos".

Pérez de la Concha ha valorado los resultados que se están consiguiendo con la experiencia, ya que "en los quince días que llevan en el albergue se están observando los resultados y la progresión". Por eso, ha proseguido, "el año que viene, gracias a la colaboración de la Diputación, el Ayuntamiento de Córdoba y asociaciones de Sevilla, Huelva y País Vasco queremos traer entre 25 y 30 niños".

Anida nació en el año 2000 con el objetivo de gestionar y organizar la estancia temporal de menores bielorrusos afectados por la catástrofe de Chernobil con familias andaluzas en período estival. Además de estos programas, la asociación realiza otros de ayuda humanitaria en Bielorrusia, donde colabora con el Hospital Pediátrico, el Hospital Oncológico y la Cruz Roja de Vitebsk (Bielorrusia); y organiza campamentos de verano en su país de origen, para la mejora de niños que padecen enfermedades.

Comentarios