sábado 31.10.2020

LA CARLOTA

Si a los toros no se va con minifalda, a la gasolinera, menos

En los años 70 a Manolo Escobar no le gustaba que su novia fuera con minifalda a los toros y ahora cuatro trabajadoras son despedidas precisamente por negarse a ponerse un uniforme diferente al de sus compañeros hombres solo por el hecho de ser mujeres

Gasolinera de AVIA en La Carlota
Gasolinera de AVIA en La Carlota
Si a los toros no se va con minifalda, a la gasolinera, menos

El caso ha hecho que Córdoba evidencie todo el camino que queda para lograr en el país la igualdad laboral de hecho entre hombres y mujeres. Cuatro chicas denuncian haber sido despedidas de la gasolinera donde trabajaban Aservi en La Carlota por negarse a trabajar con una falda –mini o no, según quien la lleve– mientras que el uniforme corporativo es un pantalón gris, unas botas y un polo rojo tal y como confirma la empresa nacional AVIA, marca del franquiciado de dicho surtidor.

"Si esto es así, condenamos rotundamente lo que es una barbaridad, que después de tanto luchado, la mujer tenga que soportar un trato discriminatorio que además, sería un despido improcedente", ha sentenciado la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de Córdoba, Ana Díaz.

Todo empezó en Facebook

La suerte o el azar hicieron que Joaquín Cano y su mujer, sindicalistas técnicos sanitarios de CSIC se parasen el pasado martes en la cafería de la gasolinera a tomar una cerveza mientras esperaban para recoger a su hija. "De pronto, vimos a tres de las trabajadoras llorar, me acerqué, porque las conocía de echar gasolina y me contaron que acaban de ser despedidas por no querer llevar minifalda, una camiseta con escote y tacones". Después de calmarlas y recomendarles que lo pusieran en conocimiento de algún sindicato. 

"Pero tenía tanta rabia que lo escribí en mi muro de Facebook". Ago que llamó la atención anoche de una periodista de Cadena Ser en Córdoba que comenzó a indagar el caso, lo publicó y a partir de entonces, ha corrido como la pólvora hasta llegar a ser ejemplo del fracaso por parte de algunos empresarios de tantos años de lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

El sindicato CCOO, al que acudieron las chicas a través del centro municipal de atención a la mujer, también ha condenado la situación y ha puesto a disposición su asesoramiento jurídico. Sin embargo, de momento, la reunión con ellas, prevista para esta tarde, se ha cancelado por el miedo de las jóvenes a que tomen represalias contra ellas desde la dirección de la gasolinera.

Y es que, tal y como ha podido comprobar este periódico, desde la cuenta de Facebook del surtidor han enviado un mensaje privado a Joaquín Cano advirtiéndole de que si no retira la publicación en la que denunciaba lo que presenció, tomarían medidas legales “por injurias y calumnias”.

¿Llevar falda es discriminatorio?

No es esta la cuestión. Una de las empleadas de la gasolinera, Cristina, ha defendido hoy ante los medios de comunicación que para ella no resulta sexista llevar falda porque debajo lleva mallas "y no se me ve nada al agacharme".

Al margen de su opinión, la red de estaciones de servicios nacional AVIA, consultada por este periódico ha explicado que la marca, que cede su imagen al franquiciado, "tiene un libro de estilo donde fija taxativamente el uniforme: pantalón gris de trabajo y un polo rojo, y botas resistentes por seguridad".

Comentarios