viernes 19.08.2022

ACTIVIDAD DE CAZA ILEGAL EN LA SIERRA DE CÓRDOBA

El SEPRONA interviene cinco reses abatidas ilegalmente en tan sólo tres días

Los agentes de la Guardia Civil intervinieron en cuatro operativos entre el 6 y el 8 pasados, incluido un gancho ilegal organizado para turistas extranjeros en Villanueva del Rey

Guardia Civil
Un agente toma nota de uno de los operativos realizados en la Sierra con caza ilegal
El SEPRONA interviene cinco reses abatidas ilegalmente en tan sólo tres días

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, dentro del marco de los servicios en la Sierra, realizó en 72 horas hasta cuatro operativos con la intervención de cinco reses abatidas ilegalmente, y en uno de ellos se desmanteló un gancho ilegal, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, fundamentalmente a través de sus unidades específicas del SEPRONA, viene desarrollando durante la temporada cinegética de caza mayor un operativo especial de servicios que se focalizan en los acotados de caza mayor y sus proximidades, para verificar que las distintas modalidades de caza se llevan a cabo en consonancia con lo preceptos normativos que la regulan. Así, entre los días 6 y 8 pasados se realizaron todos estos dispositivos.

El día 6, durante la celebración de una batida de jabalí autorizada en Villaharta, una dotación del SEPRONA de Peñarroya-Pueblonuevo pudo comprobar que algunos cazadores podrían estar disparando sobre especies cuya caza no estaba autorizada. Una vez analizada la información obtenida sobre el terreno, se comprobó cómo junto a uno de los puestos yacía el cadáver de una cierva a la que se le había extraído las partes útiles para consumo.

En 'línea de retranca'

Al día siguiente, y teniendo conocimiento de la conflictividad existente en diversos acotados del término de Obejo, sobre todo en la comisión de prácticas de 'línea de retranca' –ubicación de cazadores no autorizados detrás de las armadas dispuestas en las modalidades autorizadas-, varios agentes adscritos a la Patrulla SEPRONA de Peñarroya-Pueblonuevo realizaron batidas y apostaderos por las zonas más proclives, que dieron como resultado la detección de una persona oculta junto a su arma municionada, con la intención de abatir reses que pudieran escapar y rebasar a las armadas dispuestas por la organización de la montería.

El día 7, durante una identificación de vehículos procedentes de una batida de jabalí ya finalizada en un acotado de Obejo, los agentes del SEPRONA pudieron comprobar que en el interior de uno de ellos se transportaban las extremidades y lomos de una cierva abatida ilegalmente por parte del conductor de vehículo, quien había participado en la batida.

Finalmente, el día 8, agentes adscritos al SEPRONA de Peñarroya-Pueblonuevo tuvieron conocimiento de la celebración de un gancho no autorizado en un acotado de Villanueva del Rey, en la que podían participar ciudadanos de países de la órbita europea que residían temporalmente en alojamientos turísticos de la zona, con finalidad de participación en actividades cinegéticas.

Tres de los ciervos intervenidos han sido entregados a un centro benéfico

Por tal motivo, ese día se realizaron controles en la zona que dieron como resultado la localización de un grupo de cazadores que, ayudados por perros para batir una superficie de terreno, había dado muerte a tres ciervos, por lo que se consideró que se hallaban participando en un gancho no autorizado.

Como consecuencia de toda la actividad policial desplegada y reseñada con anterioridad, se procedió a denunciar a cuatro personas como responsables de infracciones previstas en la Ley 8/2003 de flora y fauna silvestres, por cazar especies no autorizadas, participar en líneas de retranca y desarrollar modalidad de caza mayor no autorizadas.
Del mismo modo, se intervinieron tres armas de fuego y cinco especímenes de ciervo, siendo entregadas a un centro benéfico tres de ellas.

Comentarios