miércoles 08.02.2023
Cordoba Hoy

DATOS DEL MINISTERIO DE TRABAJO

La contratación indefinida en diciembre de 2022 se equilibró con la cifra de 'empleos basura'

El paro en Córdoba descendió el último mes del año en un -3,78%, con una cifra de parados y paradas de 62.664
Un tractor faenando un campo
La agricultura tiró de la contratación durante el pasado diciembre de 2022
La contratación indefinida en diciembre de 2022 se equilibró con la cifra de 'empleos basura'

Los datos del Ministerio de Trabajo sobre diciembre de 2022 hechos públicos en su web esta misma mañana indican un sensible descenso del paro en la provincia de Córdoba de 2.465 personas, es decir un -3,78% más en comparación con el anterior mes de noviembre del mismo año, mientras que la comparativa con el mes diciembre de 2021 es de 2.685 parados y paradas por debajo de entonces, lo que supone un descenso elevado del -4,11%.

En cifras globales, Córdoba se queda muy por debajo del listón de los 70.000 parados, concretamente en diciembre se contabilizaron 62.664, una cifra que empieza mostrar una constante caída desde 2019 cuando la barrera superaba con facilidad los 85.000 parados y paradas. Córdoba sigue siendo la quinta provincia con más paro de Andalucía, por detrás de Cádiz (138.666), Granada (77.658), Málaga (136.439) y Sevilla (172.814), como es ya la tónica general, por otra parte.

Del total de 62.664 parados y paradas de Córdoba, 38.072, es decir el 60,75,%, tienen nombre femenino, mientras que 57.263 (el 91,38%) son mayores de 25 años. Y mientras que entre los jóvenes la diferencia entre hombres y mujeres es de 327 mujeres en paro más que hombres, entre la población de más edad la diferencia empieza a ser abismal, con 13.153 paradas más que parados.

Por sectores, el de los servicios siempre va a ser donde más se cebe esta lacra, teniendo en cuenta que es la actividad principal de la economía cordobesa, con 39.821 parados en diciembre (el 63,54% del total), seguido de la industria, con 5.791 (el 9,24%); la construcción (5.409 y el 8,63% del total) y la agricultura (5.307; el 8,46%), mientras que en el segmento de sin empleo anterior hay registrados 6.336 (el 10,11%), lo que demuestra que la contratación en este sector se ha empezado a mover en los últimos tres años en la provincia de Córdoba.

¿Y dónde subió significativamente el paro? Curiosamente, en la construcción, con 121 personas paradas más, a pesar de que este sector se ha estado reactivando últimamente, aunque quizá está pesando en extremo en sobrecoge de los materiales y la falta de suministros. En el resto todo han sido bajadas: -1.577 en los servicios, -521 en la agricultura, -119 en la industria y -369 en los que no tenían empleo anterior.

También hay que indicar que 2.353 de los parados y paradas son extranjeros, es decir el 3,75%. De esa cantidad global, 1.059 pertenecen a los servicios, es decir que son el 2,65% del total del paro en ese sector. Otros 451 están en la agricultura (el 8,49% del total de ese sector); 108 son de la industria (el 1,86%); 88, de la construcción (el 1,62%) y 647, de los sin empleo anterior (el 10,21%).

En cuanto a la contratación, en Córdoba y provincia se firmaron en diciembre de 2022 un total de 38.923 contratos, que son 426 más que en noviembre (un incremento moderado del 1,11%) y 18.788 menos que en el mismo mes del año 2021 (con un -32,56%), lo que no dejan de ser malas noticias.

Y del total de contratos, 20.227 (el 51,96%) son temporales, y 18.696 fueron indefinidos (un notable 48%). Un cierto equilibrio extraño en anteriores épocas de crisis y que empieza a igualarse, y ésas sí son buenas noticias, porque crece el empleo de calidad y se aproxima a niveles de los habituales trabajos basura.

Así, los indefinidos fueron 568 más que en el mes anterior, con una subida del 3,13%, y 16.596 más que hace un año, y eso supone un incremento del 790,29%.

Por su parte, lo contratos temporales se redijeron de un mes a otro en 142 firmas, un -0,70%, y fueron 35.384 menos que en diciembre de 2021, lo que supone un descenso del  -63,63%.

Durante todo 2022 se firmaron 417.209 contratos, de los que un 31% (129.341) fueron indefinidos (de calidad) y el 69% (287.868), temporales (basura). Eso significa que aún queda mucho por avanzar para recuperar el estado de bienestar.

Por sectores, 24.999 contratos correspondieron a la agricultura (64,22%); 10.513 contratos correspondieron a los servicios (el 27%); 1.741 a la construcción (4,47%), y 1.670 a la industria (el 4,29%).

Comentarios