domingo 24.10.2021
Cordoba Hoy

EMBALSE DE GUADALMELLATO

La capital entra en estado de prealerta por agua al estar por debajo de los 75 hectómetros cúbicos

El presidente de Emacsa recomienda prudencia con el grifo y anima a las comunidades vecinales a instalar contadores personalizados para los que hay subvenciones
Pantano del Guadalmellato FOTO ROADCYCLING
Pantano del Guadalmellato FOTO ROADCYCLING
La capital entra en estado de prealerta por agua al estar por debajo de los 75 hectómetros cúbicos

La capital de Córdoba teóricamente ha entrado en nivel de prealerta al estar el pantano que la abastece, el Guadalmellato, en 74,690 hectómetros cúbicos (al 50,96% de su capacidad), mientras que el otro embalse que también da agua a la ciudad, el de San Rafael, tiene 48,270 hectómetros cúbicos (al 30,85%).

Y es que, según señaló hace unos días el presidente de Emacsa, Ramón Díaz-Castellanos, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) determina la prealerta por debajo de 75 hectómetros. Por aquel entonces, el pasado 29 de septiembre, se estaba en 75,09 hectómetros cúbicos, que era "un casi". Pero ya se está por debajo de esa cota.

Otros pantanos de la provincia en una situación similar, o peor, son el de Iznájar, el mayor de Andalucía y el décimo más grande del país, que está sólo al 20,02% de su capacidad (con 196,410 hectómetros embalsados); La Breña II, en Almodóvar, al 15,04% (123,820 hectómetros cúbicos en la actualidad); El Arenoso, en Montoro, al 17,38% (29,010 hectómetros); Sierra Boyera, en el Guadiato, al 32,15% (13,150 hectómetros cúbicos); Puente Nuevo, en Espiel, al 18,42% (51,910 hectómetros); el Bembézar, entre Espiel y Hornachuelos, al 27,13% (92,830 hectómetros); el Yeguas, en el Parque Natural de Cardeña-Montoro, al 18,75% (42,870 hectómetros), o el Martín Gonzalo, en Montoro, al 35,09% (6,260 hectómetros cúbicos en su interior).

Para ser honestos hay otros embalses cordobeses que se encuentran realmente llenos, como ocurre con el de Hornachuelos, al 94,41% y 11,330 hectómetros cúbicos recogidos, pero es el único que está en esa situación, ya que la cuenca cordobesa del Guadalquivir en general está en un 21,36%, con 728,940 hectómetros recogidos del total de 3.411,920 que tiene. Y eso significa que en comparación con el resto de provincias es la que en peor sutución se encuentra junto a Jaén (23,49%) y Granada (27,85%).

Eso a pesar de las lluvias de loas últimas semanas, y por ese motivo Díaz-Castellanos ha planteado una serie de recomendaciones lógicas, por un lado, como "estar muy pendientes del grifo a la hora de lavarse los dientes, afeitarse o lavar los platos", y prácticas, por otro, como el hecho de que en las cominidades de vecinos que disponen de un suministro común "se individualicen los contadores". Para ello, Emacsa tiene ayudas, a través de una subvención por cada contador que se implante "para que cada uno pueda pagar por lo que realmente consume y tener un poco de conciencia de lo que gasta".

Evidentemente, a más largo plazo, la solución pasa por concienciar a los más jóbvenes de que viven en una tierra donde el agua no abunda, y que, "a diferencia de lo que hemos vivido otros, tengan esa concepción en sus cabezas, porque lo más necesario es que se establezca un hábito de consumo con responsabilidad".